Galería de fotos de la Laguna Esmeralda.

La de la Laguna Esmeralda es una caminata que vale la pena hacer, no sólo porque es es simple y accesible para casi todo el mundo, y por la belleza de la laguna en sí, sino también porque caminar por adentro del bosque no es algo que los que vivimos en la ciudad podamos hacer seguido, y ni hablar si uno se anima a ir un poco más allá y llegar hasta el otro lado de la laguna, donde los paisajes son realmente increíbles.

Para que puedas tener un mejor acercamiento a lo que es este lugar, va aquí una selección de fotos que incluyen muchas que quedaron fuera de los posts anteriores. Disfrutalas!

Iniciamos la caminata dentro del bosque, sorteando algún que otro obstáculo.

Camino bloequeado

Al salir del bosque nos encontramos con el descampado, y al fondo, el Cerro Bonete.

Paisaje Montañoso

Entre la turba y los árboles, en el curso del arroyo se notan los efectos del castor.

Dique Castor

Bosque Seco Arboles secos por los castores

Para llegar a la laguna hay que ir siguiendo el arroyo.

Vamos bordeando el rio

Y finalmente llegamos al destino.

1er Vista de la laguna

El por qué del nombre de la laguna…

Color esmeraldaPor la otra margen un grupo se acerca hacia nosotros.

Caminantes en la orilla

Y ahí decidimos ir nosotros también, luego de hacer el correspondiente sapito.

Haciendo sapito

Del otro lado de la laguna nos encontramos con un paisaje increíble, que incluso tiene una segunda laguna.

Color esmeralda La laguna detras de la laguna

Aquí también se puede ver claramente la acción del castor.

Paisaje de película La laguna al fondo

¡Y de qué forma!

Arbol cortado por el castor

Así se ve la Laguna Esmeralda y la playa a donde uno llega al finalizar la caminada, desde el otro lado.

La playa del otro lado

Nos tomamos un momento para contemplar el paisaje, y de paso pensar cómo volver.

Contemplando el paisaje

Claro que no eramos los únicos…

Nos observan

Y decidimos hacerlo por la otra margen, tal como lo hacía el grupo que habíamos visto antes, desde donde estaríamos más cerca del agua y podríamos ver cómo nadaba el castor.

El castor escapa nadando

Para cuando llegamos al punto de partida de nuestra vuelta a la laguna, el sol había salido, y el paisaje se veía algo diferente.

Cielo despejado sobre las montañas

El sol metiéndose por entres los árboles nos regaló lindas vistas del bosque.

Grama soleada entre arboles El sol metiendose entre los arboles

Y así llegamos nuevamente a la ruta.

Claro que un post con las fotos no se puede comparar con ir y verlo con tus propios ojos, así que agendá este trekking para tu próximo viaje a Ushuaia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s