Archivos Mensuales: julio 2016

Todo lo que tenés que saber sobre el “Puerta a Puerta” II: Régimen de Envíos Postales.

Esta semana finalmente se reglamentó la nueva versión de los regímenes de “puerta a puerta” habilitados para los particulares. En el post de ayer hablamos sobre el servicio de courier. Hoy vamos a analizar los envíos que vienen por correo oficial.

Justamente, los envíos postales son aquellos en los que intervienen los correos oficiales del país de origen y de destino. Si hay algún otro actor involucrado, el envío ya no es postal, y no se aplica este régimen.

A su vez, el sistema implementado por la RG 3915/16 se aplica únicamente para envíos sin finalidad comercial, ya que el Código Aduanero establece que los otros ingresan por el régimen general de importaciones, así que, igual que lo que pasa con el courier, lo que traigas por encomienda no vas a poder revenderlo (de nuevo, al menos legalmente).

El régimen mantiene las exigencias de poseer clave fiscal (de hecho creo que las eleva, porque tengo entendido que antes pedían nivel 2 y ahora es nivel 3), y también el monto de la franquicia, que sigue siendo de USD 25 por año por persona, excedida la cual se abona un arancel único del 50% del excedente. En la práctica habrá que pagar impuestos en casi todos los casos.

Por otro lado anteriormente se había restringido la cantidad de operaciones a 2 por año, y si bien ahora esa norma se deroga y no hay límite de envíos, para que se considere que no tienen finalidad comercial deben ser ocasionales, así que la frecuencia sí va a ser una restricción, que hoy por internet resulta más fácil controlar.

Quizá la novedad más interesante que se introdujo sea la posibilidad del servicio puerta a puerta por parte del correo, ya que anteriormente cuando se recibía la notificación de arribo había que presentarse para retirar el paquete. Y por supuesto, el gran cambio que todos esperaban: que no se tuviera que hacer enormes colas para presentar la declaración jurada sobre los bienes que se estaba importanto, que resultaba bastante engorroso porque muchas veces había datos que uno no tenía con exactitud, y siempre faltaba algún papel o alguna fotocopia, o una firma, con lo cual había que ir varias veces al correo y perder días enteros en un trámite que el producto recibido difícilmente justificaba.

Por otro lado, en el régimen de encomiendas el usuario siempre tendrá que cumplir con algunos pasos por sí mismo, los cuales cambian de acuerdo al tipo de envío de que se trate:

Para envíos de hasta 2 kgs, y menos de USD 200 de valor queda habilitada la opción del puerta a puerta. Operativamente, el correo le notificará el arribo al destinatario, indicando que es factible su entrega en domicilio, y entonces se deberá ingresar en la web de AFIP (www.afip.gob.ar) con clave fiscal nivel 3 y llenar el formulario de declaración simplificada, incluyendo la descripción y el valor de la mercadería. Eso generará un VEP (Volante Electrónico de Pago) por el valor de impuesto que corresponda, y que deberá pagarse (genalmente por Pago Mis Cuentas) dentro de las 24 horas (si se vence, se puede volver a generar). Efectuado el pago, el correo entregará el paquete a domicilio. Dentro de los 30 días se debe confirmar la recepción a través de la web de AFIP y así se habilita la posibilidad de una próxima encomienda.

Puede darse el caso de que Aduana requiera la verificación del paquete. De ser así, el correo notificará al usuario para que se presente en la sucursal que corresponda. Chequeado el contenido con el verificador, en caso de resultar alguna diferencia en el impuesto pagado se deberá abonar el diferencial, y se podrá retirar el envío.

Para envíos mayores a 2 kgs. o de más de USD 200 de valor el procedimiento es similar, pero sin la posibilidad de recibirlo en casa. Es decir que hay que hacer la declaración en internet, pagar el VEP y directamente dirigirse al correo para retirar el paquete.

Los libros son un caso especial, porque pasan de haber estado obligados a un chequeo de la tinta (una de las trabas a la importación más locas que vimos en la década pasada) a poder ingresar por correo hasta la puerta de tu casa sin siquiera tener que confeccionar la declaración simplificada por internet.

Ahora, hay algo importante que la resolución de AFIP no nombra porque depende de legislación internacional. Y es que el régimen de correos está reglamentado por un convenio internacional, y en este hay ciertas mercaderías que quedan prohibidas para enviarse por encomienda. Sustancias peligrosas, inflamables, explosivos, pólvora, municiones y material radioactivo o biológico no están permitidos para transportarse a través del correo.

Por otro lado, y aunque en algún caso pueda sonar medio obvio, existe la Vía Prohibida, que abarca a las armas (incluidas las de colección), el dinero y las drogas ilegales y estupefacientes. La violación de estas prohibiciones activan sanciones penales.

Como hiciemos ayer con el courier, te dejo acá el video de AFIP donde se explica el régimen de encomiendas.

Ahora sí, ya sabés cómo funciona el régimen, cuánto vas a tener que pagar y qué productos no podés gestionar como encomienda. Espero que te haya servido el post, y llegado el caso, que saques buen provecho del sistema.

Anuncios

Todo lo que tenés que saber sobre el “Puerta a Puerta” I: Régimen de Courier.

Estos últimos días se vino hablando mucho de “la vuelta del puerta a puerta”, un tema que volvió al tapete desde que Abad, el máximo responsable de AFIP, comentara que este sistema se iba a volver a instaurar. Finalmente en el día de ayer, 27 de julio, se publicaron las resoluciones generales que reglamentan el sistema.

Vamos a hacer aca una análisis básico de la RG 3916/16 que establece las pautas para el régimen especial aduanero de Courier, que es, en sí, el verdadero y tradicional “puerta a puerta”.

El courier es básicamente un régimen aduanero simplificado que le permite a ciertos operadores postales denominados “couriers” tramitar las formalidades aduaneras de importación y exportación para ciertas mercaderías y bajo ciertas condiciones. Esto hace que, por ejemplo un particular como vos o yo pueda hacerse de un bien importado sin tener que pasar por las penurias y gastos asociados a un despacho de aduana tradicional, y que los couriers puedan entregarte el producto en la puerta de tu casa.

En principio hay que decir que sigue siendo un régimen limitado (tal como lo era incluso antes de las restricciones), si bien es un poco más amplio que su versión anterior. La primer condición es que la operación sea sin finalidad comercial, con lo cual lo que traigas por courier no lo vas a poder revender (al menos legalmente).

En cuanto a cantidades y valores no hay gran variación: siguen teniendo un tope de 50 kgs. y USD 1000 de valor FOB por operación. Ahora se ha agregado un límite de tres ítems del mismo producto, que antes no existía. La cantidad de operaciones también está más restringida, ya que hay un máximo de 5 envíos por año por persona, mientras que antes se permitía una operación por día por CUIT.

El ámbito donde sí la nueva versión del régimen es más abierta que su antecesora, es la de las intervenciones previas. Anteriormente una mercadería para la que aplicaba la intervención de un tercer organismo cualquiera no era apta para ser importada por courier. A partir de ahora, las mercaderías que se ingresen bajo el régimen simplificado estarán exceptuadas de las intervenciones del INAL (alimentos), Lealtad Comercial (verificación de la autenticidad de las marcas), y del régimen de identificación de mercaderías (las estampillas que ves por ejemplo en los electrónicos importados). Tampoco se requerirá la tramitación de las licencias de importación que pudieran aplicar según el tipo de mercadería de que se trate, ni aplicarán las prohibiciones económicas que la Aduana pudiera dictar sobre algún producto en particular.

Sin embargo, anteriormente cualquier intervención previa inhabilitaba la operación courier, y la obligaba a pasar al régimen general. La nueva norma es muy taxativa en cuanto a qué intervenciones quedan exceptuadas, pero siendo una modificatoria de la que originalmente implementó el sistema, interpreto yo que la intervención de cualquier otro organismo no indicado en el párrafo precedente restringe la operación tal como lo hacía antes. Serían ejemplos productos que requieran certificados de ANMAT o de SIMELA para ser importados: en mi opinión estos no podrán venir por courier. Un gris importante es el de los productos con Seguridad Eléctrica porque todo lo que se enchufe a la red de corriente eléctrica requiere este certificado, y por lo tanto, según interpreto, no podría venir por courier. Quedarían entonces fuera del régimen las laptos, televisores, equipos de audio, etc.

Por otro lado, en un mundo informatizado donde los controles online son mucho más eficientes, quién traiga mercadería por este régimen queda obligado a confirmar la recepción del artículo dentro de los 30 días del arribo a través de la web de AFIP (www.afip.gob.ar). Recién cumplido este requisito se habilitará la posibilidad de un próximo envío courier.

Algo de lo que no se habla (o de lo que se habla mal) es de los impuestos. Leí por ahí que esto implicaba importar sin pagar impuestos. FALSO. El courier paga a la aduana los aranceles e impuestos previstos por el régimen general, y te los incluye en el precio del servicio. No es gratis, y la recaudación es exactamente la misma que se obtendría de un importador regular. Esto depende de cada producto, pero en general puede representar porcentajes mucho mayores al 50% de arancel único que uno paga sobre el excedente de la franquicia, cuando se trae algo desde el exterior al volver de un viaje (cuestión que te expliqué en este post y en este otro).

Habrá que ver cómo funciona en la práctica, pero el régimen de courier no implica ningún golpe a la industria local. Es un régimen acotado, que maneja un volumen marginal de las importaciones. Quizá (ojalá) sirva para que algunas industrias tengan que ajustar sus precios en rubros donde los márgenes son criminales, como ser el de la ropa, que de  hecho es uno de los items más interesantes para comprar por courier, justamente por la diferencia injustificada de precios en el mercado local. Pero decir que esto impacta en la industria local, el trabajo de los argentinos y la economía, es hablar pavadas. La cantidad de gente que compra por internet en Argentina es poca, a eso agregale que no todos tendrán una tarjeta de crédito habilitada para comprar en el exterior, ni querrán gastar en divisa, ya sea por desconfianza del tipo de cambio o porque no tienen el excedente de bolsillo para pensar en eso. Ahora sumale la desconfianza normal de la cadena logística internacional si tuviste un caso de que te robaron algo del equipaje despachado cuando vos mismo viajabas en el mismo vuelo. Por último considerá que el courier es un servicio caro: si pensas viajar al exterior mejor esperar a ese momento para comprar y traerlo como equipaje.

El régimen de courier comenzó a proliferar por la falta de productos importados en el mercado. Como no se conseguía, consecuencia del cepo a las importaciones que fueron las DJAIs, todos comenzaron a comprar en China por internet. Y allí fue cuando el gobierno anterior tuvo que ponerle límite al courier también. Ahora con un comercio exterior más liberalizado (aunque sigue estando fuertemente administrado) la necesidad de comprar afuera baja. Donde sí va a pegar fuerte esto es en las compras por internet de bagayo. ¿O pensabas que eso que no conseguías en ningún lado estaba disponible en Mercado Libre porque había ingresado legalmente al país? Si ahora lo podés comprar legalmente, ya sea aca o afuera, ¿para qué ir a hacerle el negocio a ese que viajó, se lo trajo de contrabando y te lo vendía ilegalmente?

Para finalizar, un consejo: Antes de comprar nada, lo mejor será llamar a una empresa de courier y consultar si es factible traer el producto que querés, desde el país que querés. Aprovechá y pedí también que te coticen el envío, y que te indiquen si ese valor incluye los impuestos de aduana, o sin son aparte, así te das una idea del precio final. Una vez que tenés confirmado que esa mercadería puede ingresar por courier, ahí sí, sacá la tarjeta y dale para adelante. Pero hacelo dentro de algunas semanas, porque la nueva resolución entra en vigor dentro de un mes!

Te dejo acá el video de AFIP explicando las novedades:

Si algún lector tuvo experiencias en el pasado que quiera compartir, o a medida que vayan haciendo nuevas con el régimen actualizado, los comentarios son bienvenidos.

Mañana vamos a revisar el régimen postal, que también se reglamentó hoy en el paraguas del “puerta a puerta”.

Una noche en el Hotel Morales de San Clemente.

Cuando visitamos las Termas Marinas de San Clemente pasamos una noche en el Hotel Morales, ubicado a unas cuadras del centro de la ciudad y a 100 metros de la playa. Se trata de un 3 estrellas muy lindo, con un amplio salón comedor en el que se sirve el desayuno  y que hasta incluye un bar. A un lado del lobby la sala de estar es también enorme, y si bien no los probamos, los sillones tienen aspecto de ser muy cómodos.

Recepcion

La habitación que nos tocó era aceptable, con una disposición un poco rara donde el televisor quedaba un tanto tirado hacia un costado. Estaba equipada con ventilador de techo, TV por cable y heladera, además de una caja de seguridad dentro del placard. La gran crítica a realizar es la falta de enchufes: alcanzaban únicamente para los equipos del hotel, o sea que para cargar el celular la única opción sería el baño. Por suerte siempre llevo conmigo la zapatilla, así que usamos el toma correspondiente a la heladera y conectamos todos los implementos a la zapatilla.

Lobby

El baño era grande y te podías mover con comodidad, y la ducha un verdadero lujo: nada mejor que una buena lluvia de agua caliente para relajarte por la noche. Sobre un extremo de la bañera había colgado un acomodador donde tenías especio para apoyar jabón, shampóo, cremas y lo que se te ocurriera. Aunque por supuesto mucho uso no se le va a dar porque sólo había un jabón por persona, cuestión que lo tenías que usar para lavarte las manos, ducharte, y lo que necesitaras. Va la segunda crítica: deberían dar dos jabones, o mucho mejor, tener un dispositivo de jabón líquido para lavarse las manos.

Hall de entrada

El desayuno es un punto bien fuerte: super completo incluye café, te, leche, yogurt y para comer uno puede optar por servirse tostadas, facturas, tartas, cereales y hasta unos sandwichitos que nos trajeron a la mesa sin haber pedido nada. Otro punto a favor es el estacionamiento gratuito en el que podés dejar el auto y que está monitoreado por circuito interno de TV.

Comedor

El personal muy cordial, dispuesto también a darte consejos sobre qué hacer durante tu estadía en San Clemente cuando el día de playa no es una opción. Sin grandes lujos, pero con precio más que aceptable, el Hotel Moreales es una buena alternativa de alojamiento para ir a pasar un fin de semana en esta localidad de la costa atlántica.

Visitamos las Termas Marinas de San Clemente.

Un muy lindo fin de semana de abril nos hicimos una escapada hasta San Clemente del Tuyú para visitar sus Termas Marinas, en una excursión muy buena para realizar en temporada baja como te conté en este post.

Calle principal Termas

La calle principal del complejo: desierta durante una mañana de abril.

Las termas en sí están alejadas con respecto a lo que es la ciudad de San Clemente y para acceder uno deberá dirigirse en el auto hacia la zona de Punta Rasa, allí donde el Río de la Plata se junta con el Océano Atlántico, para lo cual habrá que ir siguiendo las indicaciones de los carteles hasta llegar al camino de tierra que desemboca en un predio que, en temporada baja, parecía a simple vista vacío.

Granja en las termas

Una de las tantas actividades extra a las termas: una granja para que los más chicos se diviertan.

Sin embargo, adentro hay actividad durante todo el año. Para no pifiarle habrá que chequear fechas y horarios en la web de las termas. La entrada general está en ARS 259 para los mayores  de 11 años y ARS 175 para los menores, aunque nosotros conseguimos una promo de Groupon por la que entramos con un 2×1 que lo hizo super atractivo.

Piscinas Termales

El acceso a las piscinas termales está señalizado hacia un costado.

El predio es realmente enorme aunque por ser temporada baja muchos de los negocios estaban cerrados y no se podían aprovechar, lo mismo que las actividades extra como el paseo en cuatriciclo, el alquiler de carritos y otras preparadas especialmente para los más chicos. El cangrejal, por su lado, que también es de acceso libre estaba vacío, y tuvimos que caminar varios metros para encontrar los cangrejos en la arena del otro lado del alambrado perimetral. Lo que sí funcionaba era el faro del que hablaremos en otro post, y el restaurant, con un exquisito menú del día que por ARS 189 te incluía una copa de vino y postre. Lo que sí no estoy seguro es si la comida es “apta” para luego ir a las piletas, pero qué buenos que estaban esos canelones de verdura!

Cangrejal en las termas

El acceso al cangrejal estaba cerrado, y el banco de arena despejado de crustáceos.

En cuanto a las piscinas en sí, son cinco en total, dos de las cuales están bajo techo y pueden aprovecharse al máximo aún fuera de la época estival. El agua es termal y se obtiene desde un pozo que se puede ver a un costado del camino antes de entrar al predio, la cual le da diferentes temperaturas a las piletas que, además, no es constante, sino que el personal va controlando con un termómetro. Durante nuestra visita las piletas interiores estaban a 37°C la grande y a 40°C la pequeña, pero esta última cuando nos metimos había escalado 42°C y en minutos llegó a 43°C, temperatura límite superada la cual deben cortar el paso de agua para que baje. Entre las piletas exteriores están una recreativa donde los chicos tienen permitido jugar, y la de olas artificiales, pero la verdad que en abril, luego de unos minutos sin olas en ésta última, preferí quedarme en las cubiertas.

Cangrejos

Caminando unos metros, a pesar de los dichos del cuidador sobre la marea, nos encontramos con los cangrejos.

Dentro mismo del predio uno puede alquilar toallones y batas, por $40 y $60 respectivamente, para lo cual hay que dejar un depósito en efectivo o un documento por cada unidad. También se alquilan lockers dónde guardar las cosas durante el baño, por $50. Las batas son medio pelo pero cubren su propósito, por lo que si el día está lindo es común ver a la gente caminar por el parque utilizándolas entre piletazo y piletazo. Igualmente es aconsejable llevarse una toalla propia para pegarse una ducha en los amplios y muy limpios vestuarios que tiene el complejo, comunicados directamente con la zona de piscinas.

Parque de las termas

El predio cuenta con un gran parque verde con vistas a la conjunción del río y el océano.

Además de las piletas, a las que se pueden meter niños desde los 11 años, y el servicio de salud gratuito al que se puede consultar sobre el mejor aprovechamiento de las aguas termales de forma personalizada, el complejo cuenta con un circuito aeróbico al aire libre con diferentes niveles de exigencia física. La verdad es que yo no lo terminé de entender, y me pareció medio un invento estrafalario, pero siguiéndolo hay diferentes estaciones marcadas con carteles que indican qué hacer en cada una. Lo que sí se paga aparte son los masajes y los programas de belleza facial que se dan en el salón de relax.

Dia nublado

Por último, me queda comentarte que el estacionamiento también es pago, y cuesta $50 y una calcomanía. Sí, porque al salir del predio te vas a encontrar con que, sin ninguna consulta o advertencia previa, te van a haber pegado la calcomanía de las termas en la luneta del auto. Obviamente duró lo que tardé en acercarme y arrancarla del vidrio, mucho menos que el malhumor post-termal que me provocó.

Y un último consejo: ni se te ocurra planear una visita a las termas para volverte a Buenos Aires en el día. El agua termal te relaja de tal manera que quedás fusilado, no vas a poder manejar ni 50 km sin quedarte dormido, así que tomalo con calma y organizate un día extra post termas en San Clemente, porque la verdad que lo vale.

Una noche en el Grand Hyatt de Santiago de Chile.

Durante el mes de marzo viajé a Chile por razones de trabajo, y por una noche me alojé en el Grand Hyatt, un 5 estrellas de lujo. Ya en el aeropuerto, al que llegué en un vuelo de Lan operado con el flamante B787 como te conté en este post, ya me esperaba el auto que me llevaría hasta el hotel en un viaje que duró apenas media hora. Llegué de noche y a primera hora de la mañana siguiente tenía que tomar otro vuelo, por lo que mi estadía en el Grand Hyatt fue muy escueta: apenas cenar y dormir unas horas, pero aún así no podía dejar de mostrarte lo que es este hotel.

Salon

El salón del hotel es amplio y está iluminado y decorado con mucho estilo.

Al llegar la recepcionista me explicó todas las cosas que tiene el hotel y que yo no iba a poder usar, como por ejemplo el gimnasio, el spa con masajes y sauna y el gimnasio. Además me comentó que dentro mismo del hotel hay tres restaurantes diferentes, cada uno con su estilo. Está el restaurante japonés (que no es de sushi aunque seguramente lo tengan dentro del menú), el tailandés y el mediterráneo.

Habitacion

Vista de la habitación y su enorme cama desde el área del living.

Una vez que me dieron la tarjeta llave subí a mi habitación asignada que, al entrar, realmente sorprendió por su tamaño. Además de una cama king size a la que apunta una televisión tamaño pantalla de cine, tenía una especie de living en desnivel, con sillones, mesa ratona y escritorio de trabajo incluídos, y desde cuyo ventanal se debería poder tener una vista excepcional de la coordillera de los Andes, de haber algo de luz solar.

Baño

El baño estaba divido en compartimientos e incluye una bata para cuando salís de la ducha.

El baño también estaba super equipado, incluyendo compartimientos separados para la ducha, donde uno hasta tiene disponible una bata del hotel, todo cuidadosamente ordenado. Otro detalle es que no hay cartel de “no molestar”, sino que en su lugar hay una perilla en la pared que al principio yo confundí con la de la luz, pero que resultó ser el comando por el que uno solicita que le limpien la habitación, o que no lo ingresen.

Do not disturb

Dos opciones: “Do not Disturb” o “Make up Room”.

Dejé rápidamente mi carry on en el armario sin desarmarlo y volví a bajar. Al hacerlo por el ascensor vidriado uno tiene una vista panorámica del lobby del hotel. Siguiendo las instrucciones de la recepcionista me dirigí al conserje (que tiene una oficina exclusiva al otro lado del lobby, incluyendo un cajero automático) para pedir un auto que me llevara al aeropuerto a la mañana siguiente. El detalle (y mi sorpresa): el conserje me llamó por ni apellido para consultarme si venía por el auto al aeropuerto. El tipo ya sabía quién era yo y mi necesidad, y ya tenía todo preparado: me aconsejó el horario de salida de acuerdo al de mi vuelo y me dijo que él se encargaba. Servicio en su estado más puro…

Ascensor vidriado

Los ascensores son vidriados y permiten una vista privilegiada del lobby del hotel.

Siendo ya pasadas las 11 de la noche tenía bastante hambre y no me iba a aventurar a encontrar algo potable fuera del hotel en una zona de la ciudad que no conocía, ni tampoco iba a experimentar con un menú raro dentro del hotel. Así que opté por el restaurante mediterráneo donde pedí un medallón de res con cebolla asada y una copa de vino tinto Carmenere von Siebenthal. Tanto la comida como el servicio estuvieron de diez, incluyendo al encargado del restaurante que se acercó a preguntar si estaba todo bien y se quedó charlando un rato. Para el postre pedí algo bien tranquilo: ensalada de frutas de estación, que resultó ser un plato enorme que no pude terminar.

Cena

Al día siguiente me desperté a la hora prevista y me preparé para el viaje. Preferí dormir unos minutos más, porque realmente habían sido pocas horas de sueño, y en consecuencia me perdí el desayuno del que no podré emitir opinión. Sin embargo, no lo necesito para decirte que el Grand Hyatt Santiago es un hotel excelente, aunque por supuesto, no es económico. Revisando internet al momento de escribir este post veo que la noche cuesta unos ARS 2500 y de allí para arriba. No es para el bolsillo de cualquiera, pero si te lo paga la empresa, o si una noche querés darte un gusto, es una opción que seguro no te va a defraudar.

Ensalada de Frutas

Ahora sí, habiendo dormido poco pero bien, ya estaba listo para seguir viaje a mi próximo destino. Espero que vos también estés listo para seguir navegando por Ahicito Nomás ¡Acá te espero!

Nota: La foto de portada del post está sacada de la web del hotel: santiago.grand.hyatt.com. Créditos al autor.