Archivo de la categoría: Industria Aérea

Swiss Air Lines y ETH Zürich prometen revolucionar el entrenamiento de los pilotos de avión.

Es sabido que en la industria aeronaútica la seguridad operacional es una de las cuestiones más importantes, y en la que más se invierte. Parte de esa seguridad está dada por tecnología de punta aplicada en los sistemas del avión, pero otra parte no menos importante la aporta el entrenamiento de los pilotos, que los hacen aptos para manejar esa tecnología y completar los vuelos de forma exitosa.

En una especie de conjunción de ambos factores (tecnología y entrenamiento) Swiss Air Lines informó en un tweet hace poco sobre el proyecto conjunto que lleva adelante con ETH Zürich para investigar el procesamiento de información visual de los pilotos, un muy interesante trabajo que promete darle forma al futuro de la aviación.

La investigación se lleva adelante en el centro de entrenamiento que el grupo Lufthansa, al que Swiss pertenece, tiene en la ciudad de Zürich, Suiza. Allí ETH ha adaptado uno de los simuladores de Airbus 320 instalando una serie de cámaras y sensores que captan no sólo lo que sucede en el cockpit, sino cada lugar específico donde se posan los ojos de los pilotos, en tiempo real. Esto, combinado con los datos del simulador en sí, provee una cantidad de información adicional que resulta de vital importancia.

Christoph Ammann es comandante e instructor de Swiss, y en la entrevista explica que el panel de control de una aeronave le da una gran cantidad de datos al piloto, pero no le dice absolutamente nada al respecto de las consecuencias que esos datos pueden acarrear durante un vuelo. Es función del piloto procesar toda esa información, entender cuál es el potencial resultado y accionar en consecuencia.

“Para un piloto es importante no sólo hacer lo correcto, sino también hacerlo rápidamente” se comenta al inicio de la nota. “En un muy corto tiempo deben procesar gran cantidad de datos, en su mayoría datos visuales”.

Mientras que ETH Zürich busca estudiar la conducta humana en este tipo de situaciones, para Swiss Air Lines es interesante la perspectiva de poder profundizar en las decisiones que toman los pilotos durante el vuelo y poder mejorarlas, todo esto basándose en el hecho de que una correcta interpretación de los indicadores del tablero de control es primordial para tomar las acciones correctas.

Con la ayuda de una tablet que muestra la imagen del cockpit, con el software implementado el instructor puede combinar la información que surge del simulador de vuelo (como ser velocidad, altitud, etc) con la conducta visual de su alumno, la cual surge de unos puntos rojos que marcan el indicador que se está mirando. El tamaño del círculo indica también la cantidad de tiempo que el piloto miró aquella área del tablero en particular. Así, el entrenador tiene una idea exacta de lo que está pasando en el cockpit (y quizá alguna pista también de lo que pasa en la cabeza del alumno).

Esta es información que antes no existía y abre una dimensión totalmente nueva para los entrenamientos de los pilotos, explica Ammann en el video. Según él, para la aerolínea no resultó tan sorprendente descubrir qué es lo que miran sus pilotos ante cada situación, sino qué tan seguido miran el indicador, o por cuánto tiempo. Con este software el instructor es capaz de saber no sólo si el alumno controló el indicador correcto ante una situación puntual, sino también podrá medir cuánto tiempo tardó en interpretar esa información y reaccionar, o incluso podrá notar cuando el piloto haya mirado el indicador y lo haya ignorado completamente. Antes solo podían evaluar si la reacción había sido la correcta o no, ahora pueden explorar el proceso que llevó a tomar esa decisión. Esto servirá para entender cabalmente las causas del resultado de la simulación, y ayudará a mejorar el proceso de entrenamiento de los pilotos.

Las implicancias del proyecto para el futuro de la aviación.

Para Swiss Air Lines el aspecto más importante del proyecto es el mejoramiento del entrenamiento de los pilotos, en sí. Sin embargo, Martin Raubal, ingeniero de ETH Zürich comenta que la institución está pensando también en el cockpit del futuro. Estas investigaciones, el entender la secuencia que siguen los ojos de los pilotos en determinados momentos del vuelo, cuánto miran cada indicador, entre otras conclusiones, podrían derivar en un rediseño de los paneles de control a fin de hacerlos más ergonométricos. Claro que este tipo de innovaciones están bajo el control de los fabricantes y no de las líneas aéreas, y llevan mucho tiempo.

Incluso se podría incorporar tecnología que permita advertir el estado del piloto mientras vuela, y por ejemplo registrar cuando se siente cansado. Eso podría por ejemplo impactar las regulaciones sobre carga de trabajo, cantidad de horas de vuelo permitidas y descansos obligatorios.

Pero eso, por ahora, son ideas hacia el futuro. Lo que sí ya es un hecho, es que la forma de entrenamiento en Swiss Air Lines está cambiando. Un paso más hacia la seguridad operacional de sus vuelos, y la excelencia de sus servicios.

Cargo Only: Swiss Airlines reinicia operaciones en Ezeiza.

Luego de que se suspendieran las operaciones a causa de la emergencia sanitaria (prohibición de vuelos de pasajeros incluida) decretada en marzo, el representante local de Swiss World Cargo anunció que la línea aérea de bandera suiza volverá a operar en el país a partir del próximo sábado 29 de agosto con una frecuencia semanal.

El momento del anuncio y la fecha de reinicio de actividades (prácticamente en vísperas del teórico levantamiento de la veda para los vuelos de pasajeros el 1 de septiembre, que finalmente ahora se da por hecho que no sucederá) trajo algo de confusión, pero desde Crossracer confirmaron rápidamente que no es una programación atada al movimiento de viajeros, sino que se trata de una operación totalmente de carga, aunque en avión de pasajeros.

El equipo elegido finalmente es el Boeing 777, y contará con la particularidad de poder transportar carga dentro de la cabina. A tales efectos buena parte de los asientos han sido removidos, y el ground handler local está estudiando los procedimientos elaborados por la casa matriz a fin de implementarlos correctamente en Ezeiza.

Ya desde fines de julio pasado Swiss World Cargo ha comenzado a ofrecer el transporte de carga en las cabinas de algunos aviones de pasajeros, una modalidad que ya está disponible en los vuelos a Shanghai, Beijing, Bangkok, Johannesburgo, Dubai y en América Latina en San Pablo, Brasil. A partir del sábado que viene, entonces, se agrega Buenos Aires a esta selecta lista de aeropuertos.

Si bien el anuncio indica que el vuelo tendrá una frecuencia semanal, el itinerario publicado en la web oficial de la línea aérea muestra la operación fechada puntualmente para el 29 de agosto. El arribo a Ezeiza está programado para las 5:15 de la mañana, mientras que el despegue para volver al aeropuerto base está planeado para las 23:15.

Foto de portada: Swiss World Cargo