Archivo de la etiqueta: Alojamientos

Alojamiento en Los Reartes: Cabañas Ecos del Valle

Durante nuestras últimas vacaciones en las sierras cordobesas hicimos base en Los Reartes. Para alojarnos buscábamos unas cabañas cerca del río, con un buen parque para aprovechar el verde y donde pudiéramos cocinar, cosa de no atarnos a horarios de restaurantes que podían interferir con la rutina del bebé. Así dimos con Ecos del Valle, que además, trabaja con Pre Viaje y me devolvía en crédito el 50% del precio de la estadía.

Se trata de un complejo de 5 cabañas (aunque Javier, el dueño, tiene proyectado mudar el salón de juegos y aprovechar ese espacio para instalar una más) con capacidad para entre 2 y 4 personas. Salvo una, que tiene 2 pisos, el resto es en planta baja, algo que para nosotros era fundamental por una cuestión de seguridad del bebé.

La cabaña que nos tocó a nosotros (preparada para 4 personas) estaba muy bien organizada. Se accede a un ambiente amplio donde están la cocina y 2 camas de una plaza. Luego el dormitorio, equipado con cama matrimonial, está en una habitación aparte. Y por supuesto el baño, que si bien como en toda cabaña vacacional es pequeño, está dispuesto a lo largo, por lo cual resulta muy cómodo. La ducha, super amplia para lo normal en una cabaña, es uno de los puntos fuertes del alojamiento.

La cocina está equipada con los implementos básicos, y tanto el horno como el microondas funcionaron sin problemas. En el cuarto hay un armario de buen tamaño que te permite organizar la ropa prolijamente (y al que nosotros, como nos quedamos 10 días, le dimos buen uso). Además, en nuestro caso habíamos pedido algunos implementos extras para el bebé: cuna, sillita y bañera estaban diespuestos cuando llegamos, tal como habíamos pedido en la reserva, casi 3 meses antes.

Un detalle no menor: la cabaña tiene una buena cantidad de toma corrientes. Yo siempre llevo una zapatilla para enchufar celulares y baterías de las cámaras, todo junto. En Ecos del Valle no hizo falta sacarla de la mochila: los tomas sobraban.

Nuestra estadía a mediados de marzo empezó con calor (aunque se la veía linda no usamos la pileta porque preferimos ir al río), pero luego refrescó un poco. La cabaña se ambienta con aire acondicionado frío/calor que está pre seteado por Javier. Ese no lo usamos, pero sí tuvimos que prender el tiro balanceado del cuarto para pasar las últimas noches, y hay que decir que la estufa, así chica como se ve, calefaccionó de diez.

El predio es lo suficientemente amplio para albergar una cancha de voley y otra de futvóley, un espacio con juegos para niños, y bancos diseminados por aquí y allá. Además cuenta con un salón de juegos con mesa de ping pong y metegol. Allí mismo se guardan varias pelotas de diferentes disciplinas que los huéspedes pueden utilizar durante la estadía. Y por supuesto, la pileta que ya nombré.

Cada cabaña tiene un espacio de galería – cochera donde se puede guardar el auto bajo techo, y dond está la parrilla. Además cuenta con Direct TV prepago, y wifi que funciona aceptablemente bien.

La limpieza, tanto del predio como de la cabaña, resultó muy buena. Las toallas se recambian día por medio, y la estadía incluye una primera provisión de elementos de limpieza. Mención especial para el jabón de tocador, en pan como me gusta, y nada de esos chiquitos de hotel que desaparecen después del primer lavado de manos.

¿Cosas para mejorar? Sí, por supuesto. Por la noche el predio en general queda algo oscuro ya que las luces de las galerías no llegan a iluminarlo bien y, además, que se enciendan depende de que haya huéspedes en esa cabaña. Y yendo a los detalles, como la estadía no incluye desayuno, no estaría mal que la cocina estuviera equipada también con una pava eléctrica y una tostadora, por ejemplo.

En conclusión, nos encontramos con un muy buen alojamiento, donde disfrutamos de cada uno de los días que estuvimos. El bebé pudo correr y jugar a sus anchas y de forma segura, y nosotros (cuando no teníamos que correr detrás de él) nos relajamos y descansamos.

Ecos del Valle resulta un lugar a tener en cuenta cuando busques dónde dormir en Los Reartes. Por mi parte, muy recomendable. Para saber más, podes contactar con Javier y Mariana a través de su Instagram, o bien a través de su página web.

Las Cabañas Piedra Caliza de Tandil.

Para nuestro viaje a Tandil buscábamos quedarnos en un lugar tranquilo, lejos del ruido del tránsito, con pileta y espacio verde para que el bebé pudiera seguir explorando, y que nos permitiera tener cierta independencia a la hora de comer sin atarnos a horarios fijos ni obligarnos a tener que ir a cenar afuera. Así es que, buscando opciones con PreViaje, encontramos las cabañas Piedra Caliza.

Es un complejo de cabañas con capacidad para 2 y 4 personas, dependiendo de cada construcción, muy bien rankeado en Maps. Lo primero a considerar es la ubicación, ya que está algo alejado de la ciudad, por lo que necesariamente tenés que ir en auto. Para evitar demasiadas idas y vueltas al centro lo mejor es planificar lo que uno va a necesitar y comprarlo de una sola vez. Ahora, si buscás tranquilidad, Piedra Caliza es un lugar ideal.

Nosotros estuvimos en una cabaña para 2 personas, que básicamente es un amplio y bien distribuido monoambiente. Mesa, un par de sillones y una cama grande y cómoda dominan la habitación. La cocina está bien equipada, tanto con utensillos como con electrodomésticos. Importante destacar que funcionan muy bien: la heladera enfría sin problemas y el horno calienta de maravilla. A la tostadora, ponela al máximo si no querés que el pan te quede paliducho. El único problema de la cocina es que la mesada queda prácticamente anulada porque encima tiene una viga donde apoya el calefón, y obviamente resulta incómodo si querés cocinar algo (aunque sospecho que la mayoría de los huéspedes en tren de vacaciones ni lo notará).

Luego está el baño, que sí, como en casi toda cabaña que visité, es chico y un poco incómodo. Pero la ducha compensa, porque es un 10 felicitado.

Cuando hablo del baño de los alojamientos me gusta comentar sobre la limpieza, y en el caso de Piedra Caliza hay que decir que estuvo muy bien cómo recibimos la cabaña. Luego, la mantención corre por cuenta del visitante, y para estadías mayores a 5 días ya proveen de una limpieza general. Sino, lo que sí tenés siempre incluido es el recambio de toallas, papeles y bolsas de basura, tanto como lo pidas.

En nuestro caso habíamos reservado cuna, bañera y sillita para el bebé (que están sujetas a disponibilidad, así que si las vas a necesitar es importante informarlo antes de hacer la reserva), y todo estaba ya listo para cuando llegamos. No hubo que pedir nada ni recordar ningún detalle de la reserva que habíamos hecho hacía más de un mes.

El predio es amplio y cada cabaña cuenta con un pequeño espacio verde (excepto la de la planta alta por razones obvias) y de su parrilla (que en el caso de las de 2 personas es muy chica), además de espacio techado para el auto. También hay juegos para niños, y un estanque con peces que es buen entretenimiento si vas con chicos.

Y, no debo olvidarme, la pileta: otro de los puntos altos del complejo, que siempre está impecable y tiene un buen perímetro de seguridad para que los chicos no accedan sin que un adulto se de cuenta.

Otro punto fuerte es el desayuno, que cada mañana tiene algunas pequeñas variantes. Es un desayuno seco (el café e infusiones las preparás vos mismo en la cabaña) servido en una bandeja que contiene panes (cada día un tipo de pan diferente) y alguna factura o torta. El jugo de naranja que ves en la foto es exprimido de verdad. Se sirve desde las 8 de la mañana y no hay horario de cierre, así que cuando te despertás avisás y te lo alcanzan.

El punto a mejorar es sin duda el wifi, que estando en la última cabaña llega con una señal bastante débil y durante la noche suele perderse totalmente.

Finalmente, destacar y agradecer la cordialidad de los dueños, siempre atentos a las necesidades que uno pudiera tener, y a dar las mejores sugerencias, tanto sea sobre los paseos a realizar como dónde comprar o salir a comer.

Piedra Caliza es una muy buena alternativa para alojarte cuando vayas a Tandil. Desde este link accedés a su Instragram, y desde este otro a su ubicación en Maps. Para más información, vistá su página web desde acá.