Archivos Mensuales: enero 2017

Links para organizar anticipadamente la visita a Barcelona y no perderse nada.

Una de las paradas que no podían faltar por mi viaje a Europa era la ciudad de Barcelona. Llegué hasta allí desde Madrid con el tren de alta velocidad Renfe AVE, como te conté en este post, y apenas me acomodé en el alojamiento salí a caminar.

caminando-barcelona

En mi opinión, caminar una ciudad es la mejor forma de conocerla. Antiguamente lo hacía con un mapa en la mano pero hoy en día es más simple: se lo puede hacer mirando el celular para saber dónde está uno. Sin embargo esto implica un poco “caminar a ciegas”, es decir sin saber qué es, o qué pasó por donde uno está yendo, cuestión por la que recomiendo hacer un walking tour como primera actividad al llegar a un lugar nuevo, o simplemente ir hasta una oficina de turismo para averiguar qué se puede hacer o visitar.

pasaje-peatonal

En el caso de Barcelona yo ya tenía alguna idea de lo que quería conocer, y mucho tenía que ver con la obra de Gaudí, pero aún así me faltaba el cómo: tickets, horarios, cómo llegar, etcétera. Así que mi primer caminata por la ciudad estuvo enfocada a ubicar una oficina de turismo, que finalmente encontré frente a la rambla.

caminando-en-subida

Allí averigué las cuestiones que me interesaban y me encontré con una no tan grata sorpresa: prácticamente todo en Barcelona es arancelado, y con cupos. Esto no representa un gran problema si uno tiene un presupuesto abultado y varios días para quedarse en la ciudad; pero de no ser así habrá que elegir. Y la simple elección no es suficiente, sino que hay que elegir bien, y eso implica planificar correctamente.

mal-estacionado

El primer paso será decidir cuáles son los imperdibles, aquellos lugares que uno quiere visitar sí o sí porque para ello es que viajó hasta Barcelona. Cuando los tiempos apremian será importante comprar los tickets por internet: esto nos ahorra las esperas en las boleterías del lugar y, por sobre todo nos garantiza la reserva de nuestro cupo. Nada peor que llegar a un lugar y que se hayan terminado las entradas para el día. Además por internet las entradas suelen ser algo más económicas que en la boletería, aunque igualmente en la mayoría de los casos me siguiendo pareciendo demasiado caras, al menos para el bolsillo argentino. Pero ANTES de comprar nada será aconsejable revisar las webs de todos los lugares que queremos visitar obligatoriamente para constatar horarios, costos y si hay cupos para el día y hora que queremos.

escalera-mecanica

El tema de los cupos puede llegar a convertirse en un problema, así que será aconsejable consultar en la oficina de turismo que tan estricto es en cada lugar. Por ejemplo en mi caso la Sagrada Familia esa un punto obligado, y subir a sus torres también. Pero allí tanto los tickets como los horarios son realmente restringidos y a mi, acostumbrado a que en Argentina visitar una iglesia no es tan complejo, me generó un contratiempo ya que tuve que cambiar el día que pensaba ir. Por el contrario, me estaba haciendo mucho problema porque no aparecía disponibilidad para visitar el Castillo de Montjuic, otro imperdible en mi agenda, y resultó ser que allí los cupos eran solamente referenciales.

panoramica-bcn

En fin, estando allí saltando de web en web caí en la cuenta de lo bueno que hubiera sido tener este ejercicio previamente hecho desde Buenos Aires, así uno no se desilusiona tanto cuando ve algunos precios y además ya se viaja con una idea más acabada de cómo organizar los días en la ciudad. Algo que aplica a cualquier ciudad del mundo, pero que en Barcelona parece indispensable. Así es que les dejo a continuación una lista con los links a los lugares que visité (o intenté visitar) para que puedan chequear horarios y precios por anticipado:

En caso de que se quiera visitar más de un lugar por día habrá que considerar el tiempo de traslado para llegar a tiempo, y en ese sentido el Metro es una buena opción para ahorrar tiempos; pero de eso hablaremos en un próximo post.

La tradicional Feria El Rastro de Madrid.

Durante mi estadía en Madrid me alojé en el OK Madrid Hostel, en pleno barrio La Latina, donde además tiene lugar un acontecimiento tan tradicional como centenario: el mercado callejero El Rastro.

chapitas

Ya me lo había adelantado la gente del hostel cuando me dieron el primer panorama sobre la ciudad y los puntos a recorrer: las mañanas de los domingos (y los feriados) hasta las 15 horas, lo importante sucedía en la esquina del hostel. En esa calle se instalaban los puestos ambulantes de la antigua feria madrileña,  y uno no se lo puede perder. ¡Y puedo decir que tenían razón!

posters-a-la-venta

Ya en el siglo XV los ropavejeros se apostaron en esa zona de la ciudad para sus actividades de comercio. A ellos se sumaban los mataderos de la zona, que se supone que le dan nombre al lugar y a su mercado, basado en “el rastro de sangre que dejaban allí los animales sacrificados”. Luego los mataderos fueron trasladados a otra zona de la ciudad y hoy en día sólo queda el nombre de la feria para recordarlos.

todos-los-juguetes

El Rastro es un mercado por demás multitudinario que abarca largas cuadras de puestos ambulantes, donde tanto locales como turistas pueden buscar, revolver y comprar cualquier tipo de artículos. Incluso se sabe que en el pasado hasta se podían encontrar allí objetos robados, que se vendían a cualquiera que pasara por la calle.

te-gusta-este

La ropa y las artesanías son por supuesto un clásico, pero también se pueden encontrar puestos que ofrecen juguetes, posters, cuadros, sombreros y hasta máscaras exóticas para adornar las paredes del living. Yo particularmente antes de salir de Buenos Aires olvidé meter en la valija un gorro, así que terminé comprando una boina, no tanto para estar a la onda española sino para burlar un poco al tremendo sol del verano madrileño.

mascaras-por-doquier

Incluso, en un costado, detrás de las tiendas montadas en plena calle, hasta uno puede encontrarse con un simpático grupo haciendo música. Ubicarlos no es nada difícil, ya que la música se escucha desde alguna distancia, pero lo que sí es difícil es irse antes del final, porque son simplemente geniales. En su momento transmití en vivo por Periscope, y aquí te dejo un video de lo que hacen estos cuatro muchachos.

Mientras algunos disfrutan del show musical y le dejan sus merecidas propinas a los chicos, otros buscan a ver si encuentran algún disco que valga la pena.

eligiendo-el-vinilo

La gente mira, busca y se prueba una y otra vez lo que le gusta, antes de hacer la compra.

el-blanco-o-el-azul

Total, todo está a 2 pesos…. ah, no, pará! Allá es todo a 5 euros!

todo-a-eur-5

E incluso si venías paseando el domingo por la mañana y te topaste de imprevisto con la feria, y sin efectivo en el bolsillo, no tenés de qué preocuparte, porque aceptamos tarjetas!

con-tarjeta-tambien

El que no se si acepta plástico es el Joven Manos de Tijeras que anda por ahí haciendo algunos cortes de pelo. Mejor preguntale antes de que empiece con la faena…

corte-de-pelo-callejero

En definitiva, y como te contaba, la feria El Rastro es un evento que, si estás el domingo en Madrid, no te podés perder. Se realiza en el barrio La Latina, y para llegar podés tomarte el metro: con la línea 5 llegás hasta la estación del mismo nombre del barrio, y hasta Puerta de Toledo. Entre ambas se desarrolla la feria.

musica-en-el-rastro

Si no te molestan los amontonamientos de gente y el día está lindo, vas a pasar un buen momento viendo artistas callejeros y revisando precios para ver qué te podés llevar de recuerdo. Y de paso conocés algo bien tradicional de Madrid.

iconos

Eso sí, por mi parte, no me podía despedir de la feria con otra cosa que no fuera un detalle #avgeek, como corresponde!

avion

¡Hasta la próxima!