Archivo de la categoría: San Luis

Réplica del Cabildo de 1810, en San Luis.

Puede suceder que, cuando pasea por pleno centro histórico de la Ciudad de Buenos Aires, a un argentino lo embarque una sensación de tristeza. Allí, frente a la Plaza de Mayo y a escasos metros de la Casa Rosada, se levanta el cabildo donde se comenzó a tejer la trama de nuestro país independiente de la monarquía española. Pero como es sabido, ese edificio ya no es lo que era. Amén de los hechos vandálicos de los que suele ser objeto cada tanto, el cabildo ha sido drásticamente recortado en sus costados para ceder terreno a las avenidas y edificios que hoy lo rodean.

Bueno, eso en San Luis, no pasa. Levantada en la ciudad de La Puna, fundada en 2003 a unos 20 km de la capital provincial, una réplica exacta del cabildo histórico asombra a todo aquél que pasa cerca. Y cuando les digo “exacta” me refiero a que está construida respetando las dimensiones originales que el edificio tenía en 1810, pero además mantiene las características y terminaciones de aquella época. Hasta el mobiliario con el que está adornado fue fabricado a imagen y semejanza del que existía hace siglos atrás.

La obra fue inaugurada en 2010, dentro de los festejos por la conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo, y en ella hubo mucho trabajo, tanto puntano como de artesanos de otras partes del país, como ser los postigones y puertas de madera que fueron fabricados en Jujuy.

Hoy la réplica del cabildo funciona como museo y centro de actividades culturales y educativas. Sin ir más lejos, casi apenas al entrar uno se encuentra con un tablero de ajedrez gigante en el que se pueden hacer un par de movidas. Para nosotros, una simple diversión. Pero para los alumnos puntanos parte de su currícula ya que el ajedrez es una materia a rendir en el colegio. Y un detalle adicional: dan ajedrez para no videntes.

Como parte de la visita, que puede ser guiada o no, se pueden recorrer las dos plantas del cabildo, donde diferentes maquetas ilustran cómo era la vida en el Buenos Aires del 1810. Allí pueden verse los diferentes oficios de aquella época, y los medios de transporte, como las enormes carretas de 5 metros de alto que utilizaban los comerciantes para trasladarse.

Pero por supuesto lo más interesante está en primer piso, donde se encuentra la Sala Capitular, aquella donde se celebraban usualmente las reuniones semanales del cabildo, a las cuales se convocaba a través del toque de campanas. Al entrar se respira cierto aire de solemnidad al entrar y encontrarse con los miembros de la Primer Junta de Gobierno en “persona”.

Luego se podrá salir a la galería exterior para disfrutar de la vista, donde resalta la réplica de la Pirámide de Mayo (que si bien hoy se encuentra en la plaza homónima, obviamente en el momento de las sesiones históricas no existía), y la impresionante Recova de Buenos Aires, que al momento de nuestra visita estaba en construcción.

Pero eso no es todo porque el afán histórico de San Luis no se detiene allí. A pocos metros del cabildo, y dentro del complejo, se encuentra la réplica de la Casa de Tucumán, inaugurada por primera vez en 2016 para el bicentenario de la declaración de la Independencia, pero que fuera consumida por un voraz incendio, motivo por el cual en las fotos se la ve en refacción.

A esta altura la reconstrucción ya debe estar terminada, y se llega hasta ella recorriendo el camino de postas que transitaron los cabildantes desde Buenos Aires hasta Tucumán para participar del Congreso. Muy bien pensado desde el punto de vista didáctico, geográfico e histórico, el camino de baldosas anaranjadas se interrumpe cada tanto con una placa que indica el nombre de la posta y su ubicación. Así, para ir del cabildo hasta la casa histórica hay que transitar un camino, lo cual lleva un tiempo, y representa pasar de 1810 a 1816.

El complejo histórico está en las afueras de la ciudad de La Punta, en la intersección de las Av. Universitaria y Av. Serranía, la cual está coronada con una rotonda. Se puede visitar de lunes a domingo, de 8 a 20 hs y el precio de la entrada (al menos en 2019) era de $50 por persona, más el estacionamiento si vas en auto que costaba otros $50.

Una excelente opción, entre cultural y educativa, ideal para visitar con niños cuando estás en San Luis e interesarlo de forma diferente, y hasta más tangible, en la historia argentina.

 

Merlo, San Luis: 8 Cosas para hacer en la villa y alrededores.

Desde hace años, la Ciudad Villa de Merlo, en San Luis, es uno de los destinos turísticos veraniegos más renombrados de nuestro país, conocida sobre todo por su famoso microclima que trae grandes beneficios a la salud humana pero que además, casi garantiza buen tiempo durante la totalidad de la estadía.

Y entonces los días de sol hay que aprovecharlos al máximo y encontrar cosas qué hacer. De eso mismo se trata este post, que viene a querer funcionar como una mini guía para que te des una idea de cuáles son tus posibilidades antes de arrancar el viaje.

Recorré el centro de Merlo.

Lo sabido: no se puede comenzar una guía de actividades en una ciudad sin arrancar por una caminata por el centro. En este caso nos encontraremos con la Plaza Marqués de Sobremonte, en la que se fundó la villa y frente a la cual se levanta la capilla Nuestra Señora del Rosario, que datando de los años 1720 es incluso más antigua que la ciudad en sí.

Para hacer compras, comerse algo rico o tomarse un buen helado habrá que alejarse un poco del centro en sí y llegarse hasta la Av. Del Sol, que concentra gran cantidad de locales gastronómicos y durante la tardecita – noche tiene mucho movimiento.

 

Visitá museos y sitios históricos.

No por estar de vacaciones vamos a dejar la cultura relegada, así que aún de viaje siempre viene bien visitar algún museo que nos haga conocer mejor el lugar donde estamos vacacionando. En ese sentido Merlo cuenta con una buena propuesta para cubrir diferentes intereses:

  • Museo Casa del Poeta Agüero: Como su nombre lo indica, se trata de la casa donde vivió el poeta que le da nombre, que es uno de los máximos símbolos de la ciudad. Fue la opción cultural que elegimos nosotros así que los detalles de la visita los podés leer en este otro post.
  • Museo Jorge Kurteff: Expone piezas de metal creadas por el artista Jorge Kurteff.
  • Museo Lolma: Es también muy renombrado pero no llegamos a visitarlo. Se trata de la primer escuela de la zona, y en la actualidad conserva vestigios de los Comechingones, elementos de uso rural y religiosos, entre otras cosas.

Muy relacionado con el poeta Agüero, en las afueras de la villa se encuentra el árbol en el cual se inspirara para escribir una de sus obras más famosos. Además, el Algarrobo Abuelo puede ser considerado como un sitio de interés histórico. Los detalles los encontrás en este post al que accedés desde acá.

 

Refrescate en el arroyo.

Lógico. Es verano y hace calor. Amerita entonces buscar un lugar para relajarse en el agua, y si Merlo tiene algo, es eso. El arroyo Piedra Blanca recorre el contorno del pueblo y atraviesa tanto la reserva El Viejo Molino como el paraje Pasos Malos. En ambos lugares estuvimos y podés acceder al post respectivo haciendo click en la letra negrita.

Un recomendado para disfrutar del agua (además de realizar otras actividades) es la Reserva Florofaunística Rincón del Este, que con sus piletones naturales hasta te permitirá un chapuzón.

 

Hacé una caminata hasta alguna cascada.

Hasta aca todo muy lindo, pero también demasiado tranquilo. Los más aventureros podrán hacer alguna camina por las sierras hasta desembocar en alguna de las cascadas de alrededor. Quizá la más conocida sea el Salto del Tabaquillo, cuyo trekking comienza en Rincón del Este, la reserva de las que les hablaba en el párrafo anterior, pero hay otros como la Cascada Olvidada en el curso del arrollo Pasos Malos, o el Salto del Tigre, que con sus 25 metros de altura se encuentra ya pasando el límite interprovincial con Córdoba.

Para recomendar es la caminata hasta el Chorro San Ignacio, que es apta para hacer incluso con niños, y desde la que se obtienen unas excelentes vistas panorámicas.

 

Visitá el pueblo fantasma de Cerro Áspero

Se trata de un pueblo minero abandonado hacia el año 1910, enclavado en medio de las sierras y al que se llega únicamente tras una larga caminata desde Merlo. Es una excursión que debe hacerse con guía, y que también parte desde la Reserva Rincón del Este. Según tengo entendido es habitual pasar la noche en Cerro Áspero (donde no hay electricidad, ni wifi, ni nada) para luego volver al día siguiente; así que para quienes se animen, seguramente será una gran experiencia.

Animate al Turismo Aventura

Para los que busquen adrenalina Merlo también tiene lo suyo. Además del trekking se pueden realizar cabalgatas, paseos en 4×4, en mountain bike o cuatriciclos. Además hay opciones para practicar rappel y tirolesa. Y para los más osados, esos que nunca tienen los pies sobre la tierra, también está la emocionante alternativa de lanzarse en parapente.

 Disfrutá de una vista panorámica desde alguno de los miradores.

Si vas a la oficina de turismo te van a dar un par de opciones, pero sin lugar a dudas si estás en auto te tenés que ir a tomar una merienda en el Mirador de los Cóndores. Para saber de qué se trata entrá al post haciendo click acá, pero de verdad, no te vas a arrepentir de ver bajar el sol en este lugar maravilloso. Como anticipo, la foto.

 

Escapate de Merlo y recorré alguno de los circuitos.

Una vez cubierto todo lo que nos interesa en la ciudad en sí, es hora de agarrar el auto y salir a recorrer los alrededores. En este sentido hay dos opciones: o se toma el Circuito Norte que pasa por localidades como La Ramada, Cruz de Caña y Quebracho Ladeado hasta incluso llegar a Mina Clavero en Córdoba; o bien se puede optar por el Circuito Sur, que de hecho es donde estuvimos alojados durante nuestra estadía, en Los Molles.

Hacia el sur de Merlo, por la Ruta Provincial 1, además de Los Molles y Villa Larca (donde se encuentra el Chorro San Ignacio), hay pueblos como Carpintería (donde se puede visitar un monasterio) y Cortaderas (en cuyas proximidades se ubica el Disque Piscu Yaco).

 

De esta forma encontramos 8 actividades diferentes para hacer durante una visita a Merlo, y hay para todos los gustos. Es cuestión de elegir la que más vaya con vos, y salir a disfrutarla.