Archivos Mensuales: junio 2016

Navegación frente al Glaciar Perito Moreno.

El Glaciar Perito Moreno tiene la gran particularidad de que se puede apreciar a muy corta distancia: resulta sumamente accesible y desde los miradores y las pasarelas uno tiene la sensación de que estirando la mano está casi a punto de tocar el hielo. Pero otra perspectiva será la que se tiene navegando frente a él, ya que si bien por agua también es muy accesible, al estar al nivel del suelo (o mas bien del lago) la situación cambia completamente.

Por Embarcar

Para hacer esta navegación no hace falta contratar ninguna otra, aunque nuestra guía Daniela, con quién hicimos la excursión alternativa al glaciar que te conté en este post, nos preguntó por adelantado quiénes queríamos hacerla a fin de reservar las vacantes en el barco. El puerto está dentro del Parque Nacional los Glaciares, por lo que para acceder a esta excursión deberás pagar el ingreso de $160 (para los argentinos) y luego, antes de embarcar, el costo de la navegación que el verano pasado era de $250 por persona.

Interior buque

Una vez realizado el pago embarcamos en el catamarán, que en nuestro caso estaba atracado en el muelle 5. Aunque se tiene acceso a la cubierta, para salir del puerto nos pidieron que nos ubicáramos en los asientos del interior, donde una guía daba las instrucciones de seguridad y algunas indicaciones sobre la excursión por los parlantes.

Vista desde el costado

Antes de que la guía terminara su discurso algunos ya habían notado que el acceso a cubierta se había habilitado, y a pesar del día lluvioso comenzaron a salir al exterior. Por nuestro lado fuimos aplicados (o mas bien, educados) y sólo salimos cuando la guía así lo indicó.

Gente en cubierta

Desde afuera se pueden tomar unas fotos increíbles del glaciar. El barco se acerca realmente mucho, aunque el capitán lo mantiene siempre a una distancia prudencial: en un punto no sería seguro acercarse más ya que el glaciar se rompe constantemente, y estar cerca de él en el momento de un desprendimiento no sería buena idea. Como sea, se está lo suficientemente cerca como para apreciar la enormidad de la pared de hielo que se alza por arriba de tu cabeza como un edificio.

Una pared que se extiende

El sol pega en el hielo y los diferentes matices de azul que se ven en las rendijas son un espectáculo increíble. Uno podría quedar horas hipnotizado mirando esos brillos, sino fuera porque el viento helado en la cubierta te despierta cada vez que sopla.

Alejandonos

El barco va primero hacia un lado, y luego da la vuelta y recorre la pared de hielo hacia la otra costa. De esta manera permite que tanto los que están apiñados a la derecha como los de la izquierda tengan una vista privilegiada del glaciar. Luego se aleja a toda velocidad, permitiendo también una linda vista panorámica del Perito Moreno.

Panoramica desde el barco

La navegación dura aproximadamente una hora, y es recomendable como una buena alternativa para apreciar de forma diferente esta maravilla de la Naturaleza. En una de esas se tiene suerte y se puede presenciar un desprendimiento desde el barco, muy cerca de donde sucede. Pero esta no es la única opción sobre el agua. Próximamente vamos a hablar de una excursión genial que hice durante mi primer visita a El Calafate, navegando por los tres glaciares del Lago Argentino.

Balsa 4¡Si te gustó esta, no te podés perder esa que vale por tres!

Anuncios

Galería de fotos del Gold Coast Railroad Museum de Miami.

En las últimas tres semanas estuvimos compartiendo posts sobre el museo de trenes de Miami. Tuvimos una vista general, y luego nos adentramos en los detalles del vagón presidencial Ferdinand Magellan US No. 1, y de las locomotoras 1 y 2 de la NASA, pero en realidad eso no es todo.

Como todo museo dedicado a los fierros, el GCRM es  un lugar ideal para alzar la cámara y disparar sin descanso, buscando nuevos ángulos y perspectivas, y tratando de retratar en esas imágenes lo que sucedía en esas máquinas hace años atrás, cuando estaban en servicio.

En este post, todas las fotos ferroviarias que no fueron parte de los posts anteriores. Espero que las disfrutes.

Arrancamos como debe ser, con lo que les da vida a los trenes: las locomotoras del museo.

Narisota 9913

Locomotora 4033 desde vagon

Locomotora 113

Locomotora 153 Halloween

Locomotora 1804 Atlantic Coast Line

Locomotora 106 Savannah River

Como apenas un detalle, a un costado, casi marginal, hay también exhibidos algunos equipos especiales, como esta autobomba.

Autobomba

Pero sin perder más tiempo volvemos a lo que nos convoca, y comenzamos a recorrer los trenes y sus historias.

Atlantic Coast Line Caboose

Florida East Coast 136

Trenes abandonados

El boquense

Pronto estamos en el otro extremo del museo, ya fuera del tinglado que simula la estación terminal, y metidos en el pasto entre los trenes vacíos.

Entre los trenes

No abundan, pero por allí hay algunos vagones de carga.

Belcher Oil Co

Helium Tank Car

Y cuando podemos subimos al interior de los vagones de pasajeros. Algunos están viejos y abandonados.

Interior vagon 2 pisos

Interior abandonado

Otros están restaurados como en sus mejores días, limpios y casi listos para salir a brindar el servicio que solían.

Florida East Coast Railway Asientos

Florida East Coasts Railway

Asientos 2do Piso

Vagon de varios niveles

Algunos incluso tiene baño incluido.

Baño del Florida East Coast Railway

Cuando podemos, no perdemos la oportunidad de jugar con la cámara.

Silver Palm

Señal

6300 desde vagon museo

Chicago Burlington

Y de mostrarte el museo desde el interior de uno de sus trenes.

Vista desde el 2do piso

En algunos casos, nos encontramos con indicaciones de seguridad.

Plan de Evacuacion

Y por supuesto, hay una zona que es “museo en sí”.

Vagon Museo 3

Vagon Museo 2 Everglades

Vagon Museo 4 Locomotora

Un caso especial es el del vagón hospital, preparado para trasladar a los heridos del ejército.

Ingreso Tren Hospital

Camas tren hospital

Y ahora sí, vamos cerrando la visita al museo, para lo cual es fundamental tener bien inspeccionados los frenos.

Ruedas

Este fue el paso por el Gold Coast Railroad Museum de Miami, un lugar que si te gustan los trenes, tenés que ir a visitar, y si tenés chicos, no podés dejar de llevarlos. Y por supuesto, no olvides mirar por dónde andás al bajar.

Watch your step

Caminata al Hito XXIV, el límite entre Argentina y Chile.

Una de las tantas caminatas que se pueden hacer en Ushuaia es la del Hito XXIV, cuya principal atracción es llegar hasta el límite internacional entre Argentina y Chile en la orilla del Lago Roca. Para realizarla hay que ingresar al Parque Nacional Tierra del Fuego, para lo cual hay que llegar hasta el mismo y pagar la entrada, tal como te conté en este otro post que podés ver haciendo click aquí.

Senda Hito

Inicio de la camina hasta el Hito XXIV desde la costa del Lago Roca.

La caminata comienza en la punta del Lago Roca (o Acigami, como lo llamaban los indígenas), por lo que habrá que cruzar prácticamente todo el parque desde el acceso. Pasando la zona de campamento se llega hasta el lago, donde justo en el punto en que el camino retoma hay un cartel que indica el inicio de la senda.

Playa Lago Roca

La pequeña playa del Lago Roca está preparada con bancos de madera para poder pasar un lindo rato en familia.

Se trata de un trekking de dificultad intermedia, de unos 3 km y medio de ida que se realiza en una hora y media, caminando por momentos dentro del bosque, y por momentos por la costa del lago. Si uno tiene idea de hacer trekking pero poca actividad durante el año, esta senda es  una buena opción para “ir calentando motores” antes de hacer algo más exigente. Es un camino apto para todo público que hasta se puede hacer con los chicos sin inconvenientes, sólo habrá que saltar algún que otro árbol y no mucho más. Con respecto al tiempo hay que considerar que la vuelta toma otra hora y media, por lo que hay que disponer de 3 horas en total más lo que uno quiera quedarse a disfrutar del paisaje junto al hito.

Paisaje en el hito

La espectacular vista del lago y las montañas de alrededor desde el Hito XXIV.

La primer parte del sendero es compartida con el trekking al Cerro Guanaco, mucho más exigente que este. En un punto el camino se bifurca y yendo hacia la derecha uno comienza el ascenso a las montañas, mientras que hacia la izquierda se dirige hacia la costa del lago. Igualmente hay carteles indicadores así que no hay forma de tomar el camino incorrecto.

Bifurcacion

Bifurcación: el camino se divide, dependiendo de cuál sea el destino al que quieras llegar.

El recorrido es distendido y las salidas al lago invitan no sólo a sacar foto tras foto, sino a un clásico: agarrar la piedra más plana que encuentres en la orilla e intentar el mejor “sapito”.

Sapito

Pausa en la caminata en una de las salidas de la senda al la orilla del lago. Aprovechamos para hacer “sapito”.

Finalmente se llega al hito que simboliza el límite entre los dos países australes que comparten la Isla Grande de Tierra del Fuego. Cuando llegamos hasta allí estábamos solos y pudimos sacar alguna fotos y disfrutar del sereno paisaje, pero momentos después llegó otro grupo de argentinos que muy divertidamente venían siguiendo el camino por Google Maps en el celular, para encontrar que según el mapa el límite internacional está bastante más allá de donde se encuentra el hito en sí. Los chistes sobre la frontera corrida fueron obligados y obvios.

El hito

El Hito XXIV marca simbólicamente la frontera entre la Argentina y Chile.

También es obligada la foto con un pie de cada lado del hito, para lograr así estar parado al mismo tiempo en dos países diferentes, aún cuando el letrero lo prohíbe expresamente.

No pasar

Advertencia de frontera: No pasar.

Ahora sí es momento del descanso, de buscar un buen lugar a la orilla del lago, sentarse en ronda y sacar el termo con agua caliente para el mate. A no olvidarse entonces de meter en la mochila los implementos necesarios, acompañados de alguna galletita para tener una buena merienda, ya sea del lado argentino o del lado chileno.

Selfie en el hito

Merienda y selfie obligada en el hito mientras merendamos.

La del Hito XXIV es una linda y tranquila caminata, muy recomendable para comenzar a estirar las piernas, o para hacerla incluso con la familia, como una propuesta diferente de pasar una mañana o una tarde en medio de la naturaleza, disfrutando de paisajes increíbles.

Vista a traves del hito

Vista del hermoso paisaje del lago, a través de la estructura del Hito XXIV.

Próximamente habrá más posts con caminatas para hacer en Ushuaia y sus alrededores. Si te gustó esta, no dejes de pasar.

Dos locomotoras de la NASA en el Gold Coast Railroad Museum.

La National Aeronautics and Space Administration, mundialmente conocida como NASA, es famosa por sus lanzamientos en Cabo Cañaveral, por los Space Shuttles y los viajes a la luna de las misiones Apolo. Pero así como la ven, tiene un pié puesto también en el museo de trenes de Miami.

NASA 1}

Ya fuera de servicio, la red ferroviaria de la NASA unía la red principal del Florida East Coast Railway con la Estación Cabo Cañaveral de la Fuerza Aérea, y permitía el transporte de equipamiento que difícilmente se pudiera trasladar por carretera. Asimismo, el ferrocarril representaba un importante ahorro de costos con respecto a las barcazas o, incluso, los aviones.

NASA 1 Controles

La NASA disponía de tres potentes locomotoras EDM SW1500 adquiridas en 1983 para estas tareas, las cuales, tras la clausura de la red ferroviaria propia, fueron donadas a museos o vendidas. Dos de ellas, la NASA #1 y la NASA #2 se encuentran en el Gold Coast Railroad Museum.

NASA 2 Maquinista

La primera, construída en 1968, se encontraba en un estado bastante malo, a juzgar por su apariencia exterior, y de hecho en la web del museo figura como “operativa, inactiva, en reparación”. Así que es muy probable que si vas en el futuro ya esté restaurada como en sus mejores épocas.

NASA 1 Desde afuera

A la segunda, construida en 1970, se la ve mucho más entera y bien pintada como en sus tiempos de gloria, cuando arrastraba toneladas de material que seguramente, ahora mismo, esté orbitando en el espacio. Treparse y entrar será un impulso imposible de frenar.

NASA 2 Sticker

Si bien sólo tiene programados dos lanzamientos en el futuro, planeados para 2018 y 2022, seguramente la NASA siga albergando otros proyectos que, quizá, lleven a la necesidad de reactivar la red ferroviaria. Por ahora, sus locomotoras pueden ser visitadas por todo el mundo en las afueras de Miami.

NASA 2 Copiloto

El lunes que viene cerramos la serie de posts sobre el Gold Coast Railroad Museum con una galería de fotos que contiene todo el material que quedó fuera de los posts. ¡Hasta entonces!

Conociendo el CeFePra: Donde se forman los pilotos de Aerolíneas Argentinas.

Hace algunos años atrás pude conocer el CeFePra por invitación de la gente de Aerolíneas Cargo, pero en ese momento aún no tenía este blog. Por eso cuando @ArgIntlSpotters me invitó a visitarlo de nuevo, no lo dudé ni un segundo.

Sala de briefing

La sala de briefing del simulador estático de Embraer 190.

El Centro de Formación y Entrenamiento de Pilotos de la República Argentina está ubicado atrás del Aeropuerto de Ezeiza, al lado de la Planta Industrial de Aerolíneas Argentinas, y es el lugar donde desde hace varios años se capacitan todos los pilotos de la línea de bandera, representando esto un gran ahorro en costos de horas de simulador propiamente dichas, pasajes y estadías en el exterior, y por supuesto el hecho de que estos tripulantes estuvieran desafectados del servicio mientras iban al exterior a entrenarse.

Simulador Estatico Airbus

Simulador estático de Airbus. Se ulitiza para familiarizar al piloto con la ubicación de los comandos.

Esta importante inversión que hizo Aerolíneas Argentinas no sólo se tradujo en una baja de costos de capacitación, sino que las horas libres se venden a otras compañías de la región para que traigan a entrenar a sus propios pilotos. Es así como los pilotos de COPA y Aeroméxico, entre otras, reciben instrucción en nuestro país, generándole un ingreso extra a Aerolíneas.

FFS E-190

Full Flight Simulator del E-190 en el que se entrenan las tripulaciones de Austral Líneas Aéreas.

El CEFEPRA trabaja las 24 horas del día, los 365 días del año, con salvedad del receso por año nuevo que corre desde las 18 horas del 31 de diciembre hasta las 6 am del 1 de enero. Durante el resto del año el Centro está en plena actividad entrenando pilotos, con excepción de las horas necesarias para el mantenimiento de los simuladores, que también está a cargo de personal de Aerolíneas, habiendo sido previamente capacitados por los fabricantes de los simuladores.

Consola central

Consola central del B737-700, dentro del simulador dinámico.

La visita comenzó en el hall principal del CEFEPRA con una charla introductoria donde nos enteramos que Aerolíneas pide 900 horas de vuelo para ingresar, más la licencia habilitante como piloto comercial, cuando otras líneas piden alrededor de 500. Esto hace que el cockpit de la línea de bandera sea siempre de elite, con gran experiencia de vuelo. Sin embargo tantas horas en el aire no son suficientes: antes de salir a comandar un avión con el cóndor en la cola hay que hacer un curso  teórico práctico y rendir un exámen; y luego especializarse en una aeronave en particular,  ya sea B737 o E190, que son las dos a las que tienen acceso los recién ingresados.

En vuelo

“En vuelo” indica el visor del simulador, mientras se lo está operando en una capacitación.

Más allá de la política de cada línea aérea, los pilotos deben revalidar cada 6 meses el curso de simulador por disposición de ANAC, la autoridad aeronaútica en la Argentina. Esta revalidación consta de cinco módulos de cuatros horas cada uno, y considerando que el costo de la hora en el simulador dinámico es de USD 500, estamos hablando de un precio considerable. Es por eso que todas las líneas envían a capacitar a parejas piloto – copiloto, para así aprovechar cada hora que pagan entrenando a dos personas por el mismo costo.

Panel iluminado

El panel del B737-700 iluminado, cuando ingresamos al simulador.

Luego pasamos a los simuladores en sí, viendo primero los estáticos, en los que la tripulación se entrena para conocer la ubicación y función de cada comando de un avión determinado. Aquí no sólo participan pilotos, sino que también se entrena personal de mantenimiento, quienes a veces hacen el taxi del avión, es decir que lo controlan durante el traslado por tierra desde un punto a otro del aeropuerto. Muchos de ellos, como así también muchos empleados de las líneas aéreas en otras áreas, son además pilotos con licencia que esperan su turno para postularse en un llamado y comenzar a comandar un avión. La gran ventaja de este tipo de simuladores, es que la hora de entrenamiento es de sólo USD 150.

FSS B737-700

El simulador dinámico del B737-700, con la pasarela de ingreso extendida para que podamos entrar.

Además del simulador en sí, cada uno tiene una sala de briefing debriefing. En la primera es en donde el instructor y alumno revisan las tareas a realizar dentro del simulador y establecen los objetivos y demás parámetros. En cambio el debriefing es posterior a la simulación, y no es nada más y nada menos que la revisión de lo actuado y la devolución del instructor.

Tablero con flash

Todos los comandos son reales del avión y bien podrían haberse instalado en una aeronave que fuera a volar.

Sin embargo, salir airoso de este entrenamiento no habilita al piloto para volar. Para eso deberá aprobar las horas de FFS (Full Flight Simulator) que le correspondan. Y allí es hacia donde nos dirigimos inmediatamente, a la parte más interesante de nuestra visita: los simuladores dinámicos.

Pista 02 L

La visión es de lo más realista. Aquí, ocupando cabecera de la pista 02 L de Santos Dumont, en Brasil.

Los FSS son una especie de cápsula que se mueven suspendidos en el aire a través de un sistema neumático que simula las reacciones físicas en vuelo. Hace unos años atrás tuve la oportunidad de conocer el centro de entrenamiento de pilotos de British Airways en Londres, y de volar (léase casi estrellar) un B777, y les puedo decir que estar dentro del simulador es exactamente lo mismo que estar dentro del avión. Despegar el FSS, sabiendo que uno en realidad está quieto en un mismo lugar, es una sensación increible.

Ingresamos al simulador

Con la puerta abierta, esperando nuestro ingreso, el interior del simulador del B737-700 nos recibe iluminado.

Dentro, el simulador es un cockpit de avión, cuyos comandos son equipos reales que bien podrián estar instalados en una aeronave operativa. La única diferencia es que detrás de los puestos de los pilotos hay un asiento más, para el instructor, que tiene acceso a un panel de control desde donde digita la simulación. Desde allí, el entrenador decide qué ruta se vuela, las condiciones meteorológicas, el aeropuerto desde dónde se despega y se aterriza, y todas las fallas y situaciones que se te puedan imaginar. Cualquier hipótesis factible puede ser reproducida en el simulador, para por ejemplo entrenar a los tripulantes en algo específico, o para revisar qué pudo haber pasado en un accidente, como parte de la investigación.

Panel instructor

Panel de control con el que el instructor controla el vuelo. Situaciones y lugares simulados son idénticos a la realidad.

Aerolíneas cuenta con cuatro simuladores dinámicos, cubriendo la totalidad de la flota con la que opera. En la visita conocimos tres de ellos: el del E190, el del B737-700 y el del A330 – A340, mientras que el del B737-800 está en una nave separada. El de Airbus es muy particular porque alberga dos modelos de avión bastante diferentes: el bimotor A330, y el A340 que cuenta con cuatro motores. Dependiendo de en qué aeronave se deba entrenar al piloto, los técnicos cambian el instrumental y el software necesario, en menos de 30 minutos.

FFS Airbus

El simulador de Airbus abarca tanto al A330 como al A340 y es adaptado de uno a otro en menos de 30 minutos.

Una novedad absoluta es el área de “Experiencia de Viaje”, que Aerolíneas armó en un edificio contiguo y que está pensado inaugurar durante el mes de junio. Hasta allí trasladaron al LV-ZYN, un B737 que estaba abandonado. Lo acondicionaron para entrenamiento y hasta lo pintaron con el livery actual de la línea.

LV-ZYN

El LV-ZYN pintado con los colores de la línea de bandera y preparado para dar instrucción de evacuación a los TCP.

Esta zona servirá para entrenamiento de los tripulantes de cabina, especialmente para actividades de evacuación del avión, y además, se utilizará para recrear la experiencia de vuelo que tiene un pasajero desde el momento en que compra el pasaje por internet, hasta que se sube al avión; pasando por todos los pasos que hacen al servicio que brinda la empresa. Así esperan poder ubicar fallas en los procedimientos y solucionarlas, y concientizar al personal sobre la importancia de cada paso para que, por ejemplo, el día del vuelo al pasajero le llegue el menú especial que solicitó cuando reservó.

Mostradores check in

Los mostradores del check in están pensados para recrear la experiencia del pasajero en el aeropuerto.

Es realmente impresionante ver lo que Aerolíneas tiene en los edificios que conforman el CEFEPRA, un centro de entrenamiento envidia de muchas líneas aéreas que deben pagar por las horas de simulador, ya sea aquí o en algún otro.

Experiencia de viaje

El nuevo hangar, dedicado a Experiencia de Viaje. Un anexo al CeFePra que se piensa inaugurar en junio de 2016.

Y lo mejor es que el CEFEPRA no es ningún secreto de estado ni mucho menos, cualquiera puede ir y visitarlo, lo cual es muy recomendable. Para hacerlo, deben contactarse con el mail consultas_cefepra@aerolineas.com.ar y combinar el día y horario. Si te gustan los aviones, no podés dejar de ir. Y si a tus hijos / sobrinos también, no podés dejar de llevarlos. Es una visita que no olvidarán.

Salida de emergencia trasera

Y ahora sí, te dejo la puerta abierta, lista para que te tires por el tobogán hasta el post de la semana que viene. ¡Allí te espero!

Actualización:
Finalmente, y tras meses de preparación, el jueves 23 de junio se inauguró el Mock-Up con la presencia de la presidente de Aerolineas, Isela Constantini.

Con un desembolso de unos $26.000.000 el área de capacitación Experiencia de Viaje ya está operativa, y se utilizará para el entrenamiento de la tripulación y personal aeroportuario.

Durante su discurso Isela destacó cómo esta chancha B737-200 acondicionada para entrenamiento ayudará a que los pasajeros elijan volar por Aerolineas Argentinas, y reafirmó su compromiso de seguir creciendo en frecuencias y rutas que conecten mejor al país.

Es un gran desafío el que tiene el equipo de la línea de bandera, pero pasos como esta inauguración son los que seguramente los guiará hacia buen puerto (o mejor dicho, aeropuerto).

Desde aquí felicitamos a Aerolineas Argentinas por este logro, y le deseamos el mejor de los éxitos!