Archivo de la etiqueta: Paisajes

Hermoso Camino de Cornisa en La Rioja: La Cuesta de Miranda

Es bien sabido que la Coordillera de los Andes presenta paisajes de lo más vistosos e imponentes, y muchas veces podemos acceder a ellos sin realizar costosas travesías (a nivel tanto físico como económico). Este es el caso del tramo de la Ruta Nacional 40 comprendido entre las localidades de Vinchina y Chilecito, en la provincia de La Rioja, conocido como Cuesta de Miranda.

Se trata de una ruta que se interna en las montañas siguiendo la traza del río Miranda. Fue finalizada originalmente en el año 1928 y hasta hace muy poco era un camino de ripio sinuoso, angosto, de curvas cerradas y muy peligrosas, aunque las vistas que regala bien valían la pena. Actualmente este tramo de la RN 40 se encuentra reacondicionado y asfaltado, convirtiéndola en una ruta moderna y segura, aunque por ser camino de montaña igualmente habrá que transitarla con cuidado y respeto.

La variedad y tenor de los colores en la piedra y la vegetación son impresionantes e invitan a detener el avance por el camino para poder disfrutarlos con calma, como se merecen. Claro que eso no podrá hacerse en cualquier punto de la ruta, sino que hay miradores dispuestos en puntos estratégicos donde las vistas son un imperdible del paseo.

El camino comienza en la zona de Vinchina, a unos 1140 m.s.n.m. y va avanzando remontando la pendiente por entre las imponentes montanas hasta llegar al punto de altura máxima de 2040 m.s.n.m. denominado Bordo Atravesado.

Pero quizá el punto más curioso de esta ruta (ya no hablando de los paisajes que abruman por su hermosura hacia donde mires) sea el poblado El Siciliano, bien demarcado en la ruta con su correspondiente cartel verde característico de Vialidad Nacional, pero que en realidad no es más que una única casa en medio de la más absoluta nada. Quién es dueño de aquella morada es más que evidente: un siciliano, a quién por las dudas no quisimos molestar tocándole timbre, y seguimos de largo.

La Cuesta de Miranda es un excelente paseo para hacer cuando uno está por la zona en vehículo, ya sea propio o rentado. Si bien tiene cantidad de curvas y contracurvas, la ruta es fácil de manejar y está en excelente condiciones, así que se la puede transitar con tranquilidad. Es cuestión de tomarse un par de horas solamente, y salir a disfrutar del manejo y los paisajes.

Anuncios

Salimos de Ushuaia para visitar el Lago Escondido.

Ubicado a unos 60 km. de la ciudad de Ushuaia, a mitad de camino del pueblo de Tolhuin sobre la Ruta Nacional 3, uno se encuentra con un paisaje digno de postal: El Lago Escondido.

Panoramica

El espejo de agua (muy pequeño a comparación del enorme Lago Fagnano que tiene atrás), está enclavado en medio de la Coordillera de los Andes fueguina pero desde la ruta que prácticamente lo costea, uno tiene unas hermosas vistas panorámicas e incluso se llega a bajar al nivel del agua, donde se puede acceder a la costa.

A la orilla del lago

Otra característica del paisaje que rodea al lago es el frondoso bosque que se extiende por las laderas de las montañas hasta el punto donde la nieve lo detiene. En este viaje de inusual clima frío de verano tuvimos la oportunidad de apreciar los dos panoramas: el bosque detenido por la nieve firme; la cual con el calor de los días posteriores se había derretido, dejando ver una línea bien delimitada de roca y tierra ya sin nieve, donde el bosque no se interna.

Lago detras de los árboles

Hacia el sur la ruta se eleva y en el extremo del lago, en una curva del camino, hay un espectacular mirador desde donde, si uno le pone el pecho al intenso viento helado que corre allí, se podrá apreciar la imponencia del paisaje.

En el mirador

Mañobrar la cámara con guantes es casi una utopía, así que habrá que sacárselos y tomar las fotos lo más rápido que se pueda, pero el zoom al otro extremo del Escondido con el Fagnano cruzándolo atrás vale la pena.

Zoom a los lagos

El día que nos tocó para acercarnos hasta aquí estaba muy frío y nublado; y para colmo el viento que corría por momentos impedía que abrieras la puerta del auto para subir al mirador, pero es un lugar hermoso y cuando uno pasa por esa parte de la ruta la parada para tomar algunas fotos es casi obligada.

Montaña tras las nubes

Por suerte nuestro auto tenía una calefacción que funcionaba a pleno, porque les puedo asegurar que con apenas 1,5°C a las 7 de la tarde, la pusimos a prueba.

1.5°C

De esta forma Ahicito Nomás hizo su pasada por el Lago Escondido de Tierra del Fuego, un lugar que cuando andes recorriendo la RN3 bien al sur, no podés dejar de conocer!

Postales nevadas de los alrededores de Ushuaia

A pesar de que mi último viaje a Ushuaia fue en enero, pleno verano en el hemisferio sur, la condición de ciudad más austral del mundo se hizo sentir con un frío tan inesperado como intenso.

Las bajas temperaturas, en ocasiones por debajo de los 0°C, no nos iban a detener en el comienzo de las vacaciones, así que ya que las condiciones no estaban dadas para el trekking, alquilamos un auto y salimos a recorrer los alrededores de la ciudad.

Tomando la Ruta Nacional 3 nos fuimos encontrando con un paisaje totalmente diferente al que hubiéramos pensado unos días antes, todavía en Buenos Aires. La nieve del día anterior se mantenía firme sobre los costados de la ruta y cuánto más en la parte alta de las montañas, regalándonos las vistas que compila este post.

Nieve y nubes saliendo a la ruta

Apenas salíamos de Ushuaia y ya teníamos que tirarnos a la banquina para bajar a hacer las primeras fotos.

Camino al bosque

Dentro del bosque un camino entre los árboles es más pintoresco de lo que se supondría, producto de estar costeado por la nieve. Sobre la misma, la vegetación aguanta el frío del verano.

Al costado del camino

El paisaje se presta para jugar un poco con la cámara.

Nieve en los árboles

Siguiendo viaje por la ruta hacia el norte con dirección al pueblo de Tolhuin, el paisaje se vuelve más panorámico.

Nubes sobre las montañas

En un punto, al costado de la ruta hay un mirador. Ubicarlo es fácil porque allí un camino secundario se sale de la ruta y la costea por algunos metros, para luego volver a unirse a ella. En ese tramo uno puede estacionar el auto sin peligro, y subir por una escalera a la ladera de la montaña desde donde se sacan fotos como ésta.

Desde el mirador

O esta otra, si uno mira hacia el otro lado.

Paisaje nevado

Estas imágenes son las que hacen que aguantar el frío valga la pena. La verdad es que no esperábamos verlas, así que podemos decir que tuvimos mucha suerte.

Montañas con nieve

Claro que la nieve no sólo cambia paisajes increíbles, sino que también te permite divertirte de una forma diferente, como seguramente hicieron los que pasaron por el mirador antes que nosotros y aprovecharon lo que la naturaleza les regalaba.

Muñeco de nieve

Así pasaron las postales de estos paisajes nevados. Un privilegio que tuvimos al viajar a Ushuaia en pleno verano.