Archivo de la categoría: Europa

Sorpresivo Desfile de Globos en Bruselas

Corría el domingo 15 de septiembre de 2019 cuando, luego de caminar un poco por el centro de Bruselas, decidimos visitar uno de los tantos museos con los que cuenta la ciudad. Así fue como, mientras nos dirigíamos hacia nuestro destino, nos cruzamos en plena capital belga con un espectáculo inesperado.

Totalmente ajenos al mundo del cómic, caminábamos por una ciudad con una larga tradición relacionada con las historietas sin tener la más pálida idea de que en ese preciso momento se estaba desarrollando uno de los eventos más importantes en la materia: la Fiesta del Cómic que convoca a miles de personas a Bruselas todos los años.

Dentro de este evento, uno de los puntos más importantes es justamente el Desfile de Globos, que es el que nos cruzamos en nuestra marcha hacia el museo.

Así, aquél día diferentes personajes de cómic recorrían el centro de la ciudad, arrastrados por una cantidad de gente que los iba guiando por las calles, y seguidos por un número de gente aún mayor, que evidentemente incluía tanto a entusiastas del cómic como a transeúntes ocasionales que se veían sorprendidos en su paseo y decidían unirse a la caravana.

Y eran personajes mas bien enormes, que avanzaban lentamente flotando en el aire propulsados por el helio, aunque también había personajes de carne y hueso, como los protragonistas de Star Wars que avanzaban recios por las calles, pero que cada tanto se veían obligados a amainar el paso para que la gente se tomara las casi necesarias selfies.

Definitivamente, y más allá del festival en sí que lo convoca, una hermosa iniciativa que llama la atención y por supuesto atrae a los niños (y a los no tan niños).

Difícil decir en estas épocas de pandemia cuándo y cómo será la próxima edición del Día del Globo en Bruselas, pero especialmente a los que viajen con chicos les será interesante buscar en la agenda de la ciudad y ver si sus fechas coinciden con estos días de septiembre donde las calles de la capital belga se colman de figuras salidas de los dibujitos animados.

El Reloj Astronómico de Praga: Dando la hora desde el Siglo XV.

Desde su construcción, en el año 1410, la pared sur del ayuntamiento de la capital checa alberga uno de los símbolos más famosos de la ciudad. Ubicado en la Plaza de la Ciudad Vieja, el reloj astronómico de Praga es un complejo artefacto que data de la Edad Media y consta de 3 partes que le permiten medir el tiempo de 5 formas diferentes, en simultáneo.

En la parte central se ubica la así llamada esfera astronómica, que tiene la particularidad de mostrar la hora del día en 3 formas diferentes, además de indicar la posición del sol con respecto a los signos del zodiaco, y la posición de la luna.

El diseño del reloj emula a un astrolabio, antiguo instrumento de navegación.

Por un lado tenemos la mano dorada que marca las horas del día en números romanos, tal como la expresamos habitualmente. En segundo término está el anillo externo que expresa los números en tipografía Schwabacher y mide el tiempo según el sistema que se utilizaba antiguamente en la región de Bohemia. Por último, los números arábigos de la cara interna muestran el transcurso del día entre el amanecer y el atardecer en “horas desiguales”, es decir que tiene en cuenta que los días son más largos en verano que en invierno.

La Plaza de la Ciudad Vieja, coronada por la torre del Ayuntamiento. En su cara sur se encuentra el reloj astronómico.

La parte inferior del reloj es más moderna y data del siglo XIX. Este anillo dorado es un calendario que muestra los meses y las estaciones, donde cada uno cuenta con una pintura de un artista checo. Por su parte, el extremo superior del reloj tiene dos ventanas que se abren cada vez que da una hora exacta, momento en que el reloj suena y por estas aberturas aparecen las figuras de los 12 apóstoles (6 de ellos en cada una), que bailan ante la vista del público que se concentra en la calle.

El panel principal con sus anillos superpuestos muestra la hora en 3 formas diferentes rodeado de figuras simbólicas.

Además de una maquinaria de relojería única, el reloj astronómico es una verdadera obra de arte cargada de simbolismo. A las de los apóstoles se agregan 4 figuras más que cobran vida a cada hora, mientras suenan las campanadas. Así encontramos en el flanco izquierdo del cuadrante astronómico una figura llevando una bolsa llena que representa a un comerciante, y a un hombre mirándose al espejo. Avaricia y vanidad son dos de los pecados en los que el reloj les recuerda a los habitantes de Praga que no deben caer. Misma suerte corre para el turco con la mandolina que, desde el lado derecho del reloj representa a la lujuria. Pero sin lugar a dudas la figura que más llama la atención es la más tenebrosa: al lado del turco un esqueleto toca la campana que marca el paso de las horas. El mensaje es evidente: cada serie de campanadas que escuchás es una hora más cerca que estás de lo inevitable: tu propia muerte.

Vista nocturna vertical del reloj astronómico de Praga, el más famoso de toda Europa.

Como no podía ser de otra manera, el reloj astronómico de Praga es un artefacto tan maravilloso y antiguo que cuenta con su propias leyendas. Así, a pesar de que ahora se sabe que no es cierto, por mucho tiempo se creyó que su inventor fue el maestro relojero Hanus, y que a fin de que no pudiera repetir una obra tan perfecta en otra ciudad del mundo, los consejales del ayuntamiento decidieron dejarlo ciego. Mientras que una creencia que sigue vigente hasta hoy en día es la que dice que, cada vez que el reloj sufre alguna avería y se para, la ciudad vive alguna desgracia.

Los turistas se agolpan a toda hora frente al reloj. La aglomeración crece a medida que se acerca cada hora exacta.

Así que ya sabés, si estás por Praga no podés dejar de pasar por la Plaza de la Ciudad Vieja para apreciar su magnífico reloj, que marca todas las horas entre las 9:00 y las 21:00. Además se puede visitar el ayuntamiento y subir a la torre del reloj para conocer su mecanismo por adentro, aunque en este caso hay que abonar la entrada y, al menos en el momento de nuestra visita, no contaba con guiadas en español. Sea como sea, tendrás que armarte de paciencia porque, no importa la hora a la que vayas, la calle frente al reloj está permanentemente abarrotada de turistas que esperan por ver el movimiento de las figuras. Y por supuesto, más que aconsejable mirar que el reloj esté funcionando, porque de lo contrario algo terrible podría estar por pasar en la ciudad.

Para que vayas tomando el ritmo de la fascinante Praga, dejo el video del reloj dando la hora, mientras los apóstoles bailan.