Archivos Mensuales: septiembre 2021

Alojamiento en Pampas del Sur, Hotel de Campo.

A principios de septiembre nos escapamos unos días de la ciudad para respirar un poco de aire de campo. El objetivo estaba claro: quería pasar unas mini vacaciones fuera del centro urbano y que el bebé tuviera un primer contacto con la naturaleza y, en particular, con los animales de granja que hasta ahora sólo conocía por dibujos en los libros.

Después de buscar opciones de alojamiento que aceptaran niños y que no estuvieran a más de una hora de viaje, elegimos Pampas del Sur, en Cañuelas.

Pampas del Sur ofrece alojamiento de miércoles a domingo en unas cabañas construidas en bloques de a cuatro. Son rústicas, con poco mobiliario y en el interior predomina la madera, especialmente en la gran barra que hace las veces de respaldo de la cama y que nos fue de gran utilidad.

Detrás de la cama (que hay que decirlo, era super cómoda y amplia), y en un pequeño desnivel de 2 escalones, está el placard empotrado y, en el extremo, una tabla de madera que funciona como escritorio. Hacia el otro lado, el baño, cómodo también y equipado con bañera (fundamental para bañar al bebé) y, detalle no menor para el invierno, con calefacción.

Al nivel de la cama la habitación está equipada con una amplia mesa baja, algunos puffs, una pequeña heladera, TV, y, por supuesto, la practicuna que habíamos pedido especialmente al momento de hacer la reserva. La calefacción es con al aire acondicionado frío / calor y un caloventor eléctrico empotrado, que sinceramente a mi me generaba algunas dudas al reservar, pero que la verdad funcionó muy bien. Más considerando que el fin de semana que fuimos fue de lluvia y frío.

Cuando entrás la habitación está en perfectas condiciones de limpieza. Luego, el protocolo Covid marca que no hay servicio de mucama, salvo que vos lo pidas específicamente. También podés pedir simplemente el recambio de toallas diario.

El predio de Pampas del Sur es enorme, y tiene de todo para aprovechar el campo al máximo. De hecho, no hace falta que vayas a alojarte, también tienen la opción de ir a pasar el día y realizar diferentes actividades. Pero si te alojás tendrás más tiempo para recorrer los espacios verdes, visitar la granja o aprovechar la pileta (en verano).

La climatizada, de hecho, es para uso exclusivo de los huéspedes alojados. El protocolo Covid marca turnos de 40 minutos por burbuja familiar, pero nosotros llegamos un jueves y no había nadie alojado, así que pudimos aprovechar del agua todo el tiempo que quisimos.

Los días de semana te podés alojar con media pensión, que solo incluye el desayuno. Durante los fines de semana, en cambio, la única modalidad que ofrecen es pensión completa, y durante el almuerzo podés degustar un muy buen asado estilo parrilla libre, que el día que fuimos nosotros era super tierno. Las mozas van bandejeando los diferentes cortes a medida que salen y vos elegís con qué querés seguir. Postre, una bebida, e infusiones están incluidos también. Para la cena, el menú varía según el día.

Pero algo realmente destacable (porque no pasa en todos lados, por muy buenos y de categoría que sean) fue la amabilidad del personal y el sentido de servicio al cliente que tienen. Todos están siempre listos para ayudarte con lo que necesites, y siempre con la mejor onda. Cuando hacés el check in te agendás el Whatsapp de la recepción, y por ese medio estás constantemente comunicado. Por la noche, cuando el personal del hotel ya no está, también te queda el Whastapp del casero por cualquier emergencia que surja.

Cuando contratás pension completa, por Whatsapp te avisan de las opciones del menú para que elijas cada día. En nuestro caso, hasta nos ofrecieron prepararle algo al bebé. Y como por la noche se duerme temprano y el horario de la cena es a las 21, los chicos de Pampas del Sur nos hicieron una excepción y nos acercaban la comida a la habitación. Como les decía, siempre están atentos a resolverte los problemas, y a que pases una excelente estadía.

Para aquellos que vayan a pasar un día de campo, las actividades incluyen caminata por el campo, paseo en tractor y visita a la granja. Todo depende, por supuesto, del clima.

Pampas del Sur resultó una excelente opción para pasar unos días de tranquilidad, y a apenas una hora de capital federal. Está muy cerca también de Uribelarrea, un pueblito de tinte culinario que vale la pena visitar (del que ya hablamos algunas veces en el blog), y sobre el que también nos explayaremos en otros posts.

Berlin Free Walking Tour

When you visit a city for the first time the best way to get to know it, is to walk it. But if you do it alone, you could miss details about the culture, life style, and historical facts that have happened there. Therefore, in my opinion, a free walking tour is an excellent option: you will walk, you will get some interesting data about the most important places of the city, and you will pay just a tip according to what you think of the tour.

In Berlin there are many options and we finally choose the free walking tour offered by Sandeman. But Berlin is big city, with a long and very important history, so it is plenty of alternatives and each one is different to the other, so you should check first and select the one which better fits your interests.

The Branderburger Tor is the symbol of the city.

The meeting point for Sandeman’s tours is the famous Brandenburg Gate, maybe the most iconic and known symbol of the city. It is located at the end of the Unter den Linden Avenue, just in front of the Tiergarten.

The gate was scene of the most important historical facts that happened in the country, and in the entire world. It witnessed the French invasion led by Napoleon, who wanted to take the entire gate to Paris. As he couldn’t, he finally took the quadriga only, which later was recovered by the Germans . In front of the gate the Nazi armies also paraded, and during the Cold War, it became the border between both Germanies, and part of the dark Berlin Wall.

Hundreds of stone blocks form the Memorial to the Jews Murdered in Europe

Just a few blocks away from the gate, the Memorial to the Jews Murdered in Europe is the most solemn point of the tour. We will speak about this memorial later in the blog. All I will say now, is that this is a must-see in the city. Not far way, you will also find the placer where the Führer bunker was located. Now it is just a parking lot, so if you are not accompanied by a guide, you will simply miss it. There’s an important decistion behind it: the government does not want it to become a pilgrimage site for neo-nazis.

The Ministry of Finance is one of the few buildings where you can see the Nazi arquitecture.

One of the peculiarities of Berlin is that, despite having been the center of Nazi power (or rather because of), there is very little construction that refers to National Socialist architecture. The reason: after the World War II the city was completely in ruins, and only a couple of buildings were left standing. The Ministry of Finance is one of them.

En las ruinas del cuartel general de la Gestapo, Pablo nos cuenta la historia del protagonista de la célebre canción que habla sobre la libertad. No voy a decirte cuál es, porque perdería el efecto, pero lo que sí te digo es que si no lo sabías o no te habías percatado antes, escuchar la letra frente a los restos del temible Muro es impactante.

Next to the Wall, the old Gestapo's Headquarter.

Other historically important places to visit in Berlin are the Checkpoint Charlie (border crossing during the Cold War) and the old Gestapo headquarters with the display called “Topography of Terror”. You can also visit Trabi World if you want to know more about this nice communist car which was delivered to the people by the East Germany government after long years on a waiting list.

The communist car

The last point of our free walking tour in Berlin was the Humbold University, an important historical site, again. On the square in front of this building, on May 10, 1933, the famous Bebelplatz book burning took place. Thousands of books were burned by students sympathetic to Nazism.

The Humbold University, where the book burning took place in 1933.

From here on, each one is released to continue touring the city on their onw. But now, with a better idea of what happened in each place, so you can also better choose what to do during the rest of your stay. Whatever you do, just make sure you enjoy this fabulous city that is Berlin.