Archivo de la categoría: La Rioja

Galería de Fotos: La excursión a Laguna Brava en imágenes.

El camino desde Vinchina hasta la Laguna Brava está lleno de hermosos paisajes que van variando a medida que el auto avanza, desplegando distintos tonos y colores kilómetro a kilómetro. No podía faltar entonces, la correspondiente galería de fotos de esta excursión!

Vaya la primer imágen para el protagonista de esta aventura, estacionado al costado de una ruta que te deja con la boca abierta.

Esta es la ruta de la que te estoy hablando.

Y estos los colores que se ven.

Ruta desde la que se pueden apreciar diferentes geoformas, como la pirámide…

O la herradura…

En un momento se abaca el asfalto, y la ruta se convierte en ripio entre las montañas.

Pero que de todas formas sigue señalizada.

No estamos solos…

Las vicuñas nos siguen, aunque algunas se mantienen a cierta distancia.

El camino que se pierde a lo lejos

Gira

Y a lo lejos aparece la laguna

Nos acercamos a la orilla y estacionamos lo autos.

Así de imponente se la ve.

Los extremos congelados por el intenso frío.

Sin embargo los flamencos no se hacen problemas y andan por el agua como si nada.

Tampoco somos los únicos aquí, con el correr de los minutos comienza a caer la gente.

Aunque algunos parecen más solitarios que otros…

Tan solitarios como un avión estrellado hace décadas atrás…

Acompañados tan solo por las montañas que se alzan imponentes alrededor.

Es hora de emprender el regreso hacia Vinchina, y los colores vuelven a cambiar abruptamente al dejar atrás este escondido espejo de agua.

Las paredes de piedra se alzan entre nosotros y guían nuestro camino.

Mientras que desde el cielo un cóndor enorme nos custodia, o vigila…

Así finaliza esta galería de fotos.

Si querés saber todos los detalles de esta excursión, te invito a ver el post haciendo click acá.

En cambio si querés enterarte sobre el avión estrellado, hacé click acá para ir al post.

Y al resto los espero en la próxima publicación de Ahicito!

La increíble historia del avión estrellado en Laguna Brava, La Rioja.

Personalmente las montañas y los espectaculares paisajes que generan y las rodean, es algo que me fascina. Allí uno se siente pequeño y lo único que cabe es la humildad ya que queda manifiesto que el hombre no es gran cosa ante la imponente Naturaleza, pero aún así, esos lugares dan lugar también a historias maravillosas de hazañas donde ciertos hombres se han convertido en gigantes.

Cuando revisaba el itinerario de las vacaciones en San Juan y La Rioja, la Laguna Brava aparecería como uno de los puntos más interesantes a visitar, pero a la vez era el más alejado. Sin embargo hubo un dato que hizo que no dudara ni un instante: en la desolada Laguna Brava, a unos 3000 m.s.n.m. yacen los restos de un avión que se estrelló en aquél recóndito lugar.

Desde el lugar de encuentro a la orilla de la laguna si uno agudiza la vista puede distinguirse a lo lejos un montículo que sobresale del agua: es lo que queda del fuselaje del avión, punto hasta el que puede llegarse en una excursión especial disponible únicamente en época estival. Algo más aca, en nuestra visita pudimos apreciar claramente un pedazo de ala, que desprendido de los demás restos, fue acercado hasta allí por el viento y el agua.

Según nos contó nuestro guía de la excursión (cuyo post podés leer haciendo click aquí), se trataba de un avión que transportaba caballos desde Lima hacia Buenos Aires, con una escala programada en Santiago de Chile para reaprovisionar combustible. Durante el cruce de cordillera uno de sus motores falla, por lo que el piloto busca un lugar dónde aterrizar de emergencia, divisando esta mancha blanca entre las montañas a la que confundió con un salar. Cuando se dio cuenta de que en realidad era agua, ya era demasiado tarde. El avión pancea sobre el líquido y se arrastra hasta detenerse, con tanta suerte que nadie muere en el accidente, con salvedad de dos de las yeguas.

Con los equipos de radio salvaguardados previo al aterrizaje forzoso, los seis tripulantes pidieron auxilio y así se puso en marcha un operativo de rescate que partió desde Vinchina. Sin embargo, recuperar el avión era muy difícil y costoso, así que quedó allí abandonado.

Pero quizá lo más interesante de la historia comience aquí, ya que estos restos fueron vendidos (sí, leíste bien, un avión estrellado que no se pudo recuperar de la laguna fue vendido en lo que seguramente haya sido el negocio del siglo). Según dicen, el motivo de esa venta es que además de los caballos, el avión transportaba al momento del accidente un contrabando de joyas y drogas ilegales. Es así que, sabiendo que sacarlo de allí sería casi imposible, sus nuevos dueños se acercaron hasta Laguna Brava sopletes en mano, con intención de desguazarlo, pero como con el frío los aparatos no funcionaron, decidieron desarmarlo a hachazos limpios. De allí que el ala esté desprendida del resto del fuselaje.

No se sabe si esta expedición encontró el cargamento ilegal que buscaba. Ni siquiera se sabe si esta última parte de la historia es real. Lo que sí se sabe es que los restos del avión están allí realmente, y que detrás de ellos hay una historia apasionante.