Archivo de la etiqueta: Shows Aéreos

La Aviación estuvo de Fiesta: Se realizó la 38° Convención en Vuelo de la EAA

Como todos los años, durante el pasado fin de semana la Experimental Aircraft Asociation organizó la 38° edición de este tradicional evento que convoca a pilotos, técnicos y entusiastas de la aviación.

La cita se dio en el Aeródromo Ildefonso Durana de General Rodriguez, en el oeste de la Provincia de Buenos Aires, durante sábado y domingo. Este último día, con un sol pleno que lo hizo ideal para ir a ver aviones con la familia, nos acercamos hasta la sede de la EAA para pasar una hermosa jornada.

Constituida en 1982, la EAA Argentina es una asociación sin fines de lucro que tiene entre sus objetivos el promover y fomentar la aviación deportiva y amateur; y la investigación y desarrollo de la misma. Es por eso que en este aeródromo (y en este evento anual en particular) pueden verse tantos prototipos y aeronaves diferentes, en lo que hace a la aviación experimental. En esta ocasión, para ilustrarlo conté con la colaboración de uno de mis sobrinos que foteó un modelo experimental en un impecable primer plano.

Pero por supuesto, una de las partes más esperadas de estos eventos son las piruetas que se mandan en el cielo esos locos del aire que se animan a subirse y andar patas arriba.

También están los que te dejan el avión suspendido en el aire, como esperando para que los spotters le saquemos la foto, y luego lo dejan caer al vacío para recuperarlo mágicamente.

Cuanto más humo, mejor!

Aunque también están los momentos en los que dan vuelas por el aire sin tanto espamento, como se lo pudo ver a este hermoso ejemplar llegado de épocas de la Segunda Guerra, y que estaba probando su destreza en los cielos bonaerenses.

A todos, verlos a absolutamente todos es de lo más lindo!

Pero no solo de aviones están hechas las Convenciones en Vuelo de la EAA. En uno de los hangares había una banda sonando en vivo, mientras que a un costado se lucían estos hermosos autos de épocas pasadas.

Y por supuesto, unos invitados infaltables en estas ocasiones son esos pájaros de metal que pueden suspenderse en el aire por sí solos.

Así aparecía el piloto de pruebas de Cicaré por sobre el público.

Y así hacía flamear la bandera argentina.

Pero esta jornada tuvo dos protagonistas especiales. Uno de ellos fue el B-25 Mitchell “Huaira Bajo” que ya luce espléndido. Se trata de un bombardero bimotor que estuviera presente en la Segunda Guerra Mundial y que desde hace varios años se va restaurando en el aeródromo de General Rodriguez bajo la conducción de Gustavo Passano.

Está hermoso, como recién salido de la década del ’40, y ojalá pueda volver a volar pronto otra vez. Para los interesados, el Proyecto B-25 Mitchell (Huaira Bajo) tiene su página de Facebook a la que pueden acceder en el link.

El otro protagonista especial es este hermoso DC-3 que se ve en la foto de arriba, y al que se puede seguir en su página de instagram haciendo click en este link. También construido en la década del ’40, este ejemplar fue adquirido en Chile y sus actuales dueños lo trajeron volando desde el otro lado de la cordillera. Ahora siguen los trabajos de restauración en General Rodriguez y durante la Convención el público tuvo la oportunidad de visitarlo por dentro. Obviamente que aprovechamos para conocer el cockpit!

Un momento clave fue cuando intentaron encender el motor izquierdo. Las lluvias de la semana anterior complicaron las cosas en un principio pero luego de varios intentos fallidos finalmente el fiel DC-3 respondió y arrancó. El público detrás del ala lo festejó con gritos y aplausos, mientras hacían lo posible por no volarse ellos mismos.

Fue una hermosa jornada de sol, familia y aviones. Tanto modelos que de tan nuevos aún no están certificados para volar, como ejemplares históricos que ahora luchan por volver a hacerlo.

La EAA organiza la Convención de Vuelo en forma anual, así que quienes se hayan quedado con las ganas esta vuelta, siempre podrán tener revancha el año próximo. Para enterarse de los eventos, nada mejor que seguir el Facebook oficial de la EAA.

Spotteando desde la Torre de Control de Santiago de Chile.

El post anterior fue muy especial porque te conté cómo tuve el privilegio de conocer la torre de control del Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile. En este otro, más que contar, te muestro las fotos que se pueden obtener desde esa inmejorable ubicación.

Pasé un rato sobre la pasarela que rodea la torre por el exterior, alucinado por la increíble vista que se tiene desde allí de la pista y la plataforma, como así también de los alrededores del aeropuerto, y por supuesto, no perdí oportunidad de apretar el disparador de mi cámara.

Desde ahí se puede ver todo el movimiento de la plataforma, como el rodaje de este A321 de Lan que avanzaba para ubicarse en el gate asignado.

A321 Lan CC-BEI rodando

O el del A319 de Sky, que por el contrario, se dirigía hacia la pista para encarar la cabecera y, posteriormente, decolar.

Sky A319 CC-AIC rodando

Dando la vuelta se puede ver también los hangares de Lan, con una vista privilegiada.

Hangar LAN desde la torre

Los aviones cuidadosamente estacionados, uno detrás del otro…

Dos colas

Desde la torre se ve también un sector al costado de estos hangares, con aviones que parecen abandonados. Entre ellos se aprecia al B737 CC-CSW aún con los colores de Aerolineas del Sur y el condor en la cola, que alguna vez fuera el LV-ZTI que operaba para Austral en nuestro país.

Aerolineas del Sur

Pero volviendo a los aviones activos, ya lo teníamos al CC-AIC de Sky levantando vuelo.

CC-AIC Sky despegando

Y guardando las patitas contra las montañas…

Sky contra las montañas

Mientras algunos avanzan hacia cabecera para disponerse a despegar, otros tocan tierra luego del viaje.

Unos van otros vienen

Y por supuesto, a esos hay que frenarlos…

A320 Lan frenando

A algunos les cuesta más. Otros son más chiquitos, y pista es lo que les sobra…

CC-ALK

Y al fin, lo que nos habíamos quedado a esperar. El B787-8 de Lan obtiene la autorización de la torre, ocupa cabecera 17 y pone motores a pleno.

Dreamliner en carrera despegue

Alcanza V1, y rota.

B787 CC-BBH levanta vuelo

Y rápidamente levanta vuelo, alejándose, recortándose contra el paisaje montañoso de Chile con sus alas curvándose.

B787 en el aire

Así finalizó la sesión fotográfica desde la pasarela de la torre de control, aunque ya desde el interior nos sorprendería un LV. El argento pingüino de Austral hacía touch down en SCL, y nosotros lo registrábamos de esta forma.

Touchdown Austral

Ahora sí podíamos darnos por satisfechos. Había sido un gran día, y era hora de volver al hotel a descansar.

Y a vos, te espero el próximo jueves, cuando sea hora de un nuevo post de Ahicito. ¡Hasta entonces!

Visitamos la Torre de Control del Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile.

En realidad, el día que llegamos a Chile para participar de FIDAE estaba planeado para ser muy tranquilo. La idea era llegar, alojarnos, y caminar un poco la ciudad. Pero eso estuvo lejos de la realidad porque, por un lado nos llegó la invitación de Airbus para recibir al A350 que cruzaba la coordillera detrás nuestro, como te conté en este post; y por otro lado, porque también habíamos sido invitados a conocer la torre de control. Claramente, uno de los puntos más altos del viaje (y no por lo elevado de la torre, sino por lo poco habitual de poder hacer una visita allí).

Bandera desde la torre

Una vista inusual: la bandera chilena, pero desde arriba.

Uno de los integrantes del grupo que viajó es controlador aéreo de la torre del Aeroparque Metropolitano, y en contacto con sus colegas chilenos coordinó la visita a la torre trasandina para poder estrechar lazos, empaparse de la forma de trabajo de unos y otros, y en la medida de lo posible generar un vínculo que desemboque en colaboración continua entre los dos países, con el foco puesto en un único punto: la seguridad de las operaciones aéreas. Los otros tres miembros del grupo, simples mortales (léase aquí: spotters, avgeeks, apasionados por la aviación), por supuesto estábamos fascinados con la invitación.

Touchdown Austral

Aterrizaje argento en la 17R: El E-190 de Austral toca tierra en Santiago de Chile.

Llegamos conducidos por nuestra anfitriona chilena, y subimos a la torre para encontrarnos con una gran sala circular con equipos distribuidos a izquierda y derecha, una mesa en el centro y amplios ventanales recubiertos por cortinas para amainar la luz del sol que te encandila.

Controladores

En el centro se descansa. Atrás, a la izquierda se controlan los rodajes, a la derecha los despegues y aterrizajes.

El ambiente de trabajo en la torre es muy sereno y agradable, y si bien en general hay un aire distendido la responsabilidad de los controladores se nota a simple vista. Quienes están “on duty” no se desconcentran de su tarea y se mantienen pendientes de las indicaciones en las pantallas. Las vidas de todos los pasajeros y tripulaciones que llegan y se van de Santiago dependen de ellos. Quienes están en su momento de descanso nos dan una afectuosa bienvenida; pero la disciplina se mantiene: la voz no se eleva, quienes están trabajando deben comunicarse con los aviones en tranquilidad y de forma clara.

Lan y Sky en plataforma

Dos chilenos por excelencia vistos desde la torre: Lan y Sky en plataforma.

Desde la torre se tiene una vista privilegiada de la plataforma y de las dos pistas paralelas, 17-35 L y R, que en general se utilizan una para los despegues y la otra para los aterrizajes. Las diferentes posiciones de trabajo en la torre se corresponden a su vez con los controles que realiza cada uno. Con vista a la plataforma está quién autoriza los movimientos dentro de la misma y controla el parking en los gates y posiciones remotas, mientras que del otro lado de la sala se encuentran los controladores dedicados al rodaje de los aviones a través del aeropuerto, y a autorizar los despegues y aterrizajes, como así también coordinar las esperas. Por último, el día de nuestra visita había una cuarta posición activa, dedicada exclusivamente a las exhibiciones aéreas de FIDAE.

Vista a plataforma

Detrás de las computadoras, los controladores tienen una vista privilegiada de la plataforma.

Al jefe de la torre se lo veía muy ocupado yendo y viniendo con el celular y dándo indicaciones o pidiendo datos a su equipo. Eran días de mucho trabajo, ya que al movimiento habitual del aeropuerto se le sumaba el generado por la exhibición aérea de FIDAE, en un predio de la Fuerza Aérea lindero. Tan relevante resulta esto que, además del controlador exclusivo abocado a los movimientos de la feria, había dos efectivos de la Fuerza Aérea presentes en la torre, cuya tarea era la de coordinar las diferentes pasadas de aviones en exhibición con el movimiento comercial del aeropuerto. Con excepción del F-22 Raptor, cuya pasada se realizaba incluso sobre las pistas del Arturo Merino Benitez (y por lo tanto congelaba sus operaciones momentáneamente) el resto de las exhibiciones se realizaban en simultáneo con los despegues y aterrizajes regulares, requiriendo esto una especial coordinación.

Vista desde la torre

Hacia el otro lado de la torre el hangar de Lan alberga aviones para todos los gustos.

En un momento el jefe se hizo de un espacio para saludarnos y entablar una interesantes conversación con su colega argentino, donde se destacaron las deficiencias en materia de equipamiento y tecnología que tiene nuestro país, contra los inconvenientes de factor humano que se presentan en Chile, donde básicamente casi no existen programas de capacitación para los controladores. Resultan ser necesidades que se complementan, y si bien es difícil que Chile nos ayude a comprar un radar nuevo, sí resulta más factible que instructores argentinos crucen allá para dar los cursos de capacitación que les están faltando. En ese sentido esperemos que las conversaciones lleguen a buen puerto ya que eso redundará en un espacio aéreo más seguro para todos los que nos encanta sentarnos en un avión y volar.

Equipamiento

El complejo y completo equipamiento de la torre de control permite operar los aviones con seguridad.

Y si bien no estoy en tema, uno de los equipos que me llamó la atención es una especie de croquis de la plataforma, las calles de rodaje y las pistas, y en el cual se puede ver la posición exacta de cada aeronave. Desde esa computadora el controlador tiene certeza de dónde están los aviones; de si están cumpliendo sus indicaciones o no; y de esta forma se borra la posibilidad de que vuelva a suceder un accidente como el Los Rodeos, en Tenerife, el peor en la historia de la aviación (si no sabés de qué hablo, y tenés 45 minutos, hacé click acá).

Dreamliner remolcado

El B787 Dreamliner de Lan también es vigilado desde la torre de control mientras es remolcado.

No menos interesante, igualmente, (y menos para un spotter) es la puerta / ventana por la que se accede a la pasarela metálica que rodea la torre por el exterior. Con su piso enrejado a través del cual se ve el suelo 65 metros más abajo, no es apta para los que padecen de vértigo, y a la vez es el sueño de todo spotter. La vista es realmente privilegiada, y allí pasamos un buen rato disparando la cámara. Pero esas fotos son cuestión del post del lunes que viene…

Pasarela

Pasarela para #spotters #avgeeks de la torre de control de SCL, no apta para quienes sufren de vértigo.

El paso por la torre de control de SCL fue un verdadero placer; un sueño impensado, pero cumplido. No tengo más que palabras de agradecimiento para la gente de @ArgIntlSpotters que organizó el viaje, para los controladores chilenos que tan bien nos recibieron, y muy especialmente para @ControllersAep por la gestión y la invitación.

A todos ellos, ¡muchísimas gracias!

Vuelo demostración del A350 en FIDAE 2016. Fotos y videos.

Durante la última edición de FIDAE, la feria aeronáutica más importante de Latinoamérica, Airbus presentó el último de sus productos civiles; y sin dudas el A350 fue una de las estrellas del evento. En ese marco tuvimos oportunidad de subir al avión comercial más moderno del mundo y conocerlo por adentro, como te mostré en este post. Pero, como no podía ser diferente, también tuvimos ocasión de admirarlo en el aire.

2 - Airbus 350

Así se posicionaba el F-WWCF en la cabecera de la pista 17 izquierda, en Santiago de Chile.

3- Ocupando cabecera 17L

Y de esta forma trepaba por el cielo gris y brumoso de la capital chilena.

4 - Despegue

Y comienza a virar hacia la izquierda.

5 - Primer viraje

En el video a continuación se aprecia tanto el despegue, como las primeras maniobras del vuelo demostración.

Aquí, el A350 acercándose de frente al público presente en FIDAE 2016.

6 - De frente

Para finalmente virar sobre nosotros.

7 - Vira sobre nosotros

8 - Muestra la panza

Y cuando se aleja el sol se refleja en el fuselaje.

9 - Le brilla la cola

Durantes las pasadas pudimos tomar algunos primeros planos del flamante A350.

10 - Pasando bajo

12 - Primer plano

Y algunos virajes furiosos.

11 - Comienza a virar

13 - Virando fuerte

14 - Bajando el tren

15 - Primer plano tren abajo

Ya con los trenes abajo, el A350 encaró la 17L en final y se aprestó a lo que parecía ser el aterrizaje, pero sólo en apariencia, ya que momentos antes de tocar el suelo el piloto levantó la nariz y la aeronave volvío a trepar al cielo de este manera.

17 - Todo arriba

En este video se puede apreciar mejor la maniobra.

Luego nivela y vuelve a guardar el tren.

18 - Guardando tren

19 - Cerrando compuertas

Y finalmente se aleja del predio, para dar una vuelta sobre la ciudad a baja altura.

20 - Se aleja alto

Así pasó el A350 por FIDAE. Un avión que ya es una realidad, incluso en nuestra región, donde TAM (actualmente LATAM tras su fusión con LAN) ya está operándolo. Esperemos poder estar fotografiándolo con diferentes liveries en vuelos regulares en el aeropuerto de Ezeiza muy pronto. Cuando eso suceda, por supuesto, allí estaremos para publicar los registros en Ahicito Nomás.

Los Halcones hicieron de las suyas en el cielo de FIDAE 2016.

Por supuesto que los vuelos acrobáticos no estuvieron ausentes en la última edición de FIDAE, en Santiago de Chile. Además de las pasadas de los aviones de combate, con sus toneles y maniobras a velocidades supersónicas que te mostré en este post, en la grilla de vuelos tuvieron un lugar destacado las escuadrillas de acrobacias, y dentro de ellas, como no podía ser menos, los Halcones de la Fuerza Aérea chilena.

La Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones tiene más de 30 años de historia dentro de las fuerzas armadas chilenas y hoy en día goza de prestigio internacional. Realizan sus rutinas acrobáticas con cinco aviones, uno de los cuales vuela la mayor parte del tiempo solo, denominándose justamente “avión solo”.

Durante FIDAE 2016 tuvimos la suerte de poder presenciar uno de sus shows. En realidad los vimos dos veces, pero el primer día cuando ellos volaban yo estaba haciendo la visita al interior del Airbus 350 que te mostré en este otro post, y por ello me perdí casi toda la rutina. Al día siguiente esperaría el momento de los Halcones con ansias, al punto que hasta al cruzármelos por el predio les pregunté a qué hora despegaban. “En media hora” me respondieron, pero yo no voy a hacerte esperar más. Aquí van las fotos de los Halcones en acción.

Comenzando con la foto de portada, van en orden secuencial para que puedan tener una mejor idea de lo que fué la rutina.

Así se acercaban de cabeza y pasaban por encima nuestro.

2

3

En vuelo de formación.

4

El avión solo, pasando por encima nuestro para luego girar de golpe en una maniobra ascendente.

5

6

Los Halcones construyendo un túnel en el cielo.

7

Se acercan en vuelo formación de 4 en hilera, y de pronto los extremos giran sobre sí mismos.

8

Y todos rompen la formación en conjunto.

9

Vuelo 2×2, pero en espejo. (“Hola master, vo’ todo bien?”)

10

El 5to avión asciende sólo y de pronto, corta el motor. Cae.

11

Sin potencia alguna, el peso del motor hace su efecto, y nivela el avión.

12

Pero se pasa de rosca y sigue cayendo. Ahora de cabeza…

13

El motor vuelve a arrancar, y el “solo” trepa de nuevo, ileso.

14

Los cuatro restantes, ascendiendo en formación.

15

Pero no por mucho tiempo…

16

Uno a lo lejos que se va, otros dos que pasan a toda velocidad.

17

Y se cruzan con este otro que venía de contramano.

18

Comienzo de la maniobra final. Los cuatro aviones en ascenso van virando, girando dos para cada lado. El avión solo se les acerca rápidamente a lo lejos, sin entrar en el cuadro de la foto.

19

El resultado de la maniobra, tomado desde la escalerilla por la que bajaba del A350, es la foto ideal para finalizar este post.

Corazon

Muy lindo show el que dieron los Halcones en FIDAE. Ojalá en algún momento tengamos oportunidad de disfrutarlos en los cielos argentinos.

Mientras tanto, seguí viviendo lo que fue FIDAE 2016 en Ahicito Nomás.