Archivo de la etiqueta: Lufthansa

Accionistas de Lufthansa aprobaron el rescate de la compañia por parte del estado.

A través de un comunicado de prensa Deutsche Lufthansa AG informó que durante la asamblea extraordinaria de ayer sus accionistas aprobaron la aceptación del paquete de rescate gubernamental que le permitirá estabilizarse y atravesar la crisis del Coronavirus, a la vez que le dará al estado alemán participación dentro de la compañía. Aprobadas con un 98% de votos emitidos, las medidas financieras incluyen préstamos de hasta EUR 9.000 millones.

La ayuda estatal se materializará a través de un aporte de capital que el Fondo de Estabilización Económica realizará por un monto de EUR 5.700 millones. A través de este aumento de capital Alemania se quedará con el 20% de las acciones del grupo. Asimismo, tanto el KfW como bancos privados concederán a la línea aérea préstamos por un total de EUR 3.000 millones.

En palabras de Carsten Spohr, CEO de Deutsche Lufthansa AG, “La decisión de nuestros accionistas le da a Lufthansa una perspectiva de éxito a futuro. En nombre de nuestros 138.000 empleados, quisiera agradecer al gobierno federal de Alemania y a los gobiernos de otros países donde tenemos bases por su voluntad para estabilizarnos. En Lufthansa somos conscientes de nuestra responsabilidad para devolver los EUR 9.000 millones a los contribuyentes tan pronto como sea posible”.

Sin embargo, la inyección de capital no será gratis. Además de los lógicos intereses, y de haber tenido que ceder el 20% de la compañía, Lufthansa debió aceptar la incorporación de dos representantes del estado dentro del Consejo de Supervisión, cuya misión será velar por que la empresa honre el pago de los intereses de los préstamos otorgados, y salvaguardar al gobierno federal en caso de una propuesta de adquisición. De hecho, estos dos representantes no tendrán derecho a voto, salvo en este único supuesto.

Por el lado operativo, además, Lufthansa se verá obligada a ceder 24 slots en sus aeropuertos base de Frankfurt y Munich, los cuales serán entregados a otras aerolíneas a fin de asegurar la compencia en el mercado aéreo europeo, medida que en definitiva se espera sea beneficiosa para los usuarios.

Como consecuencia de esta decisión, la liquidez de la empresa estará asegurada de forma sustentable. Sin embargo la realidad del rubro no deja de ser preocupante, y como lo anunció su CEO, el grupo alemán deberá hacer frente en los próximos años a sus obligaciones financieras, por los que ya están trabajando para retomar las operaciones lo más rápido posible. En ese sentido la aerolínea expandirá su itinerario de vuelos a partir de las próximas semanas. El plan incluye retomar el 90% de los vuelos de corto alcance en primer lugar, mientras que en el ámbito de largo alcance esperan llegar a operar el 70% de los vuelos a partir de septiembre.

Si bien con esto la compañía alemana asegura su subsistencia, aún está pendiente tomar medidas para estabilizar las demás subsidiarias del grupo, decisiones que el grupo espera definir en breve.

Lufthansa cierra Germanwings por la crisis del COVID-19

No solo de vidas humanas se nutre el terrible COVID-19 al que apenas algunas semanas le fueron suficientes para cambiar radicalmente el mundo, sino que también mata empresas. La crisis sin precedentes desatada en la industria de la aviación abrió un nuevo capítulo la semana pasada cuando la alemana Lufthansa confirmó el cese definitivo de las operaciones de su subsidiaria Germanwings, dedicada al mercado de las low cost, quizá el área del negocio más impactada hasta ahora.

A320 de Germanwings. Sus colores ya no se verán en los aeropuertos europeos.

La situación de la industria no es fácil en estos días, y el conglomerado germano no es excepción. De hecho, en conversaciones con su división de cargas, se supo que ya han recurrido por ayuda al gobierno alemán, planteando un panorama desolador: Así como vienen las cosas, no habrá compañía aérea que sobreviva sin ayuda del estado. Si bien la canciller Merkel no solo escuchó, sino que incluso prometió ayuda gubernamental, Lufthansa ya ha puesto en marcha un plan para reducir costos e intentar sobrevivir.

La subisidiaria Eurowings seguirá operando, pero ya no realizará vuelos long haul.

Dentro del marco de este plan se encuadra el cierre de Germanwings, una empresa que ya venía golpeada en cuanto a reputación desde 2015 cuando un primer oficial suicida decidió estrellar el A320 que piloteaba contra los Alpes franceses, matando así a 150 personas. Con esta drástica medida al menos unos 1400 trabajadores (entre pilotos y auxiliares de vuelo) perderán su trabajo; motivo por el que Markus Wahl, presidente del sindicato que los nuclea, describió la decisión como “repulsiva y de sangre fría”, entendiendo que a esta altura se trata de algo desmedido.

A380 de Lufthansa en Miami. El avión de pasajeros más grande del mundo será una de las bajas en la flota.

Sin embargo los directivos de la empresa ven la presente situación con verdadero pesimismo. Según sus cálculos pasarán meses antes de que las restricciones para viajes se levanten en su totalidad, y esto provocará que los niveles pre-crisis tarden años enteros en volver. En este contexto, Lufthansa no sólo le puso punto final a Germanwings, sino que también recortará las operaciones de largo alcance de su otra marca menor: Eurowings. Además acelerará el proceso de reducción de su flota, con lo cual en el futuro inmediato saldrán de la flota de Lufthansa 6 A380, 7 A340-600 y 5 B747-400, mientras que Lufthansa Cityline desafectará 3 A340-300. Claramente, los viejos cuatrimotores (que consumen grandes cantidades de combustible y por tanto son caros de operar) son los primeros en caer en desgracia.

Un A340-300 de Lufthansa en aproximación final al aeropuerto de Hamburgo. Otro de los que se quedan afuera.

Claro que el resto de las áreas del grupo no son ajenas a todo esto. Austrian y Brussels Airlines han comenzado también programas de reestructuración, mientras que Swiss demorará la entrega de nuevos aviones por parte de sus fabricantes.

Austrian Airlines también sufrirá una reestructuración próximamente.

Si bien estas noticias parecen lejanas aún, no podemos descartar que tengan un impacto en el mercado argentino. Antes del cierre de fronteras, Lufthansa volaba a Argentina una frecuencia diaria de pasajeros con sus flamantes B747-8i. Evidentemente cuando el mercado comience a reactivarse la aerolínea deberá reorganizar su flota y rutas, y por supuesto que eso dependerá de la evolución de la demanda. Habrá que ver si Ezeiza sigue siendo un punto tan atractivo para seguir viniendo de forma diaria, o si deberá ceder alguno de sus vuelos a otra ruta que esté performando mejor.

El B747-8i en su versión livery retro despegando de Ezeiza. Seguirá llegando a Argentina todos los días?

Lo que sí está descontado es que la recuperación de los vuelos en todo el mundo será lenta y dolorosa. Y que en el proceso, habrá liveries, colores y nombres que dejarán de existir.