Archivos Mensuales: septiembre 2015

Visita guiada a Pasrai: Fábrica boutique de aceite extra virgen.

La excursión a establecimientos boutique que realicé durantes mis últimas vacaciones en Mendoza no era totalmente alcohólica saltando de bodega en bodega, sino que también pudimos hacer un parate estratégico en una fábrica de aceite extra virgen; y digo estratégico porque, como el mismo guía nos indicó, estaba pautada en medio de la excursión cuestión de aprovechar la degustación con la que, además de probar los exquisitos productos de la aceitera, íbamos a formar una base sólida en nuestros estómagos para poder sobrellevar la degustación final de vinos, que aún faltaba.

Los aceites

Preparándonos para degustar los diferentes sabores de aceite extra virgen que preparan en Pasrai.

Así es cómo pasamos por Pasrai, una empresa familiar mendocina que desde 1920 elabora frutas deshidratadas y  aceites de oliva extra virgen. En este caso, la que visitamos fue la aceitera, y así aprendimos cómo se produce el “extra virgen”, el aceite de oliva de mejor calidad, cuya característica es contener un porcentaje de acidez menor al 0,8%, lo cual se logra a través de una cuidadosa selección de las aceitunas que se utilizarán en el proceso, que al menos en el caso de Pasrai son aceitunas negras compradas a proveedores especialmente elegidos, ya que en Mendoza cae mucha piedra que arruina el olivo y no lo hace apto para la producción de aceite de tan alta calidad. Estas aceitunas son procesadas dentro de las 48 horas de su cosecha, otra característica ineludible del concepto extra virgen.

Molino de piedra

El molino de piedra es un método milenario para fabricar la pasta de aceituna, y todavía hoy se lo utiliza.

Con esta celeridad comienza el proceso, que arranca con el lavado de las aceitunas con agua fría y el removido de las hojas con las que vienen de la plantación, ya que son éstas las responsables del sabor amargo que se quiere evitar. Una vez lavadas, las aceitunas pasan a un molino de piedra cuyos rodillos forman la pasta de aceituna que servirá de materia prima.

Prensas

Las prensas acumulan bandejas con pasta de aceituna y las presionan a 220 Kg para extraer el aceite.

El paso siguiente será controlar la temperatura de la pasta, que debe estar específicamente a 25°C durante su amasado, para finalmente pasar a la torre de prensado, una máquina dónde se van acumulando bandejas con pasta de aceituna una encima de otra, hasta formar una torre que puede contener un máximo de 80 bandejas. La prensa las presiona durante 90 minutos hasta llegar a 220 Kg. de presión, extráyendose así el aceite de la pasta.

Tanques

El proceso de decantación del aceite se realiza con agua.

Finalmente, con agua se realiza la decantación, separando el aceite que pasa a embotellarse. Y aquí viene algo interesante porque no sólo se produce el aceite de oliva habitual, sino que además hay versiones saborizadas del mismo, para lo cual se utilizan elementos como el famoso ají Puta Parió, orégano, albahaca, romero y ajo. Esto quedará patente durante la degustación que cierra la visita, donde nuestra guía dispuso de varios platos con pancitos a los que aplicó los distintos tipos de aceite. La clave de la degustación, tal como nos desasnó la guía, está en comenzar a probar desde el más suave e ir subiendo el tenor de los sabores, ya que si arrancás con el aceite sabor a ají, luego no vas a sentirle gusto a nada. Mis recomendados son el picantito de ají, y por supuesto, si no pensas besar a nadie en las próximas horas, el de ajo. Haceme caso, no te vas a arrepentir.

Embotellado

La producción se lleva a cabo durante cuatros meses. El resto del año se dedican al embotellado.

Una particularidad de la fábrica es su condición de boutique, por la cual produce durante la temporada de olivo entre mayo y agosto, empleando una dotación de ocho personas, mientras que durante el resto del año se dedican a embotellar los productos.

Degustacion

En la degustación probamos todos los sabores disponibles y elegimos nuestros favoritos.

Finalizada la degustación uno tiene la opción de comprar alguno de los productos. Si hacés la visita, no la desaproveches, porque Pasrai no tiene distribución en Buenos Aires, por lo tanto la única forma de conseguir estos aceites será encargándolos a distancia y que te los envíen por encomienda, o darte una vueltita por Mendoza y pasar a visitarlos, opción que por supuesto, no está nada mal.

Anuncios

La difícil tarea de spottear desde la terminal de Mendoza.

Para aquellos que amamos la aviación, el viajar y pasar unas horas en algún aeropuerto es siempre un buen momento para alzar la cámara y quitarnos las ganas de fotografiar cuanto pájaro de metal se nos ponga adelante. Difícilmente vayamos con el tiempo justo al aeropuerto, ya que la espera en el gate, lejos de ser deprimente, se transforma en un ir y venir en busca de la posición que nos permitirá la mejor toma de lo que sucede en la plataforma, y es algo que se disfruta tanto como el viaje.

Sin embargo, a veces no es tan simple ya que uno puede encontrarse con obstáculos insospechados como reglamentos aeroportuarios que prohiben las fotos, o como pasa en el Aeropuerto de Mendoza, con una panorámica excelente desde la terminal vidriada…¡pero enrejada!

La reja

Y ahí tenés entonces, todas las fotos de la plataforma mendocina tras los barrotes, como si se tratara de una prisión. La primera y obvia reacción es un rosario de puteadas al genio que se le ocurrió la brillante idea, pero luego de la frustración inicial uno empieza a buscar transformar esos fierros “arruinafotos” en parte de la postal aeronáutica. Y bueno, así salen algunas tomas como estas.

Un primer plano del motor de un Embraer 190 de Austral mientras los pasajeros lo abordaban.

Motor E-190

Con las rejas como marco, incluimos el morro puntiagudo en el cuadro.

Vista con el morro

Algo de zoom para meternos dentro del cockpit del Embraer.

Dentro del cockpit

Mirando un poco más atrás sale un primer plano del estabilizador vertical.

Estabilizador Vertical

Un poco más tarde, y después de bastante ir y venir buscando nuevas tomas, descubrí en la punta izquierda de la terminal un ventanal libre de rejas que apunta hacia la cabecera 18 de la pista. Ya caía la tarde y hubo que subir bastante el ISO para hacer las tomas, pero no me iba a perder la oportunidad de retratar al LV-FVM, el flamante Boeing 737 que Aerolineas Argentinas había recibido “0 horas” desde la fábrica de Seattle apenas unos diás atrás.

LV-FVM frenando

B737 AR taxeando

En este punto del post hago un paréntesis para saludar desde aquí a los amigos de @ArgIntlSpotters que estuvieron registrando la llegada del LV-FVM en Aeroparque, evento que me perdí a pesar de su invitación por estar inoportunamente de vacaciones. Así lo recibían Sabrina, Claudio y Tomás.

Presentacion III

Presentacion IV

Presentacion II

Presentacion I

Ahora sí, volviendo al spotting en Mendoza, finalmente llegó procedente de Aeroparque el A320 de Lan que decretaría el final de mis vacaciones.

A320 Lan

Mientras el LV-BFI taxeaba para acercarse hasta la plataforma, el E-190 de Austral ya había acelerado motores en la pistra principal y viraba en el aire en pleno ascenso.

E-190 virando en ascenso

El BFI tomó posición en la puerta asignada, y volvimos a buscar la forma de eludir la reja para poder fotografiarlo en medio de ese proceso.

BFI acercandose a manga

Pero reja mediante, las tomas que más me gustan son los primeros planos, como este de la turbina aún girando del motor aún encendido. (Editado en base a la corrección que me hizo el lector Mauricio).Motores encendidos del A320

Así, junto a mis vacaciones mendocinas, se terminó también este post spotter. Pronto llegarán otros, con nuevo material tomado en Aeroparque. ¡Hasta la próxima!

Visitando bodegas boutique: Domiciano de Barrancas y su cosecha nocturna.

Cuando uno va a Mendoza la visita a algunas bodegas es una excursión casi obligada. Mis últimas vacaciones en la provincia occidental no fueron la excepción a la regla y así es como, buscando bodegas diferentes para que no fueran una repetición una de otra, descubrí el concepto de “bodega boutique”: aquella que no produce de forma industrial y en cantidades para abastecer el público masivo, sino que lo hace en lotes limitados, y especializándose generalmente en vinos de alta gama.

Tanque Acero

En los tanques de acero inoxidable se separa la pulpa y la piel.

De esta forma apareció una excursión que ofrecía una atractiva propuesta de medio día, visitando diferentes establecimientos que incluían visita guiada y degustación de sus productos. Dudé por un momento ya que en el itinerario estaba incluida la Bodega López, que yo ya había visitado por mi cuenta como te conté en este post, pero en seguida la agencia me convenció cambiándola por otra bodega: así es que visité Domiciano de Barrancas.

Tubo Nitrogeno

Para lograr la separación se utiliza nitrógeno inyectado por medio de estos tubos.

Sin adentrarnos demasiado en el proceso de la producción del vino que ya te conté en el post de las Bodegas López, vale la pena remarcar las diferencias entre esa producción industrial y la selección casi de nicho que hacen en Domiciano, y que comienza en el principio mismo del proceso. Allí, en los viñedos donde crecen las uvas, Domiciano no utiliza el tradicional método del parral, sino uno traído de Francia llamado espalderos, posicionados de norte a sur para que toda la uva quede expuesta al sol durante las horas del día, cuestión fundamental si se tiene en cuenta la importancia de la amplitud térmica a la hora de determinar la calidad con la que saldrá un vino.

Cubos de roble

Las cubas de roble quedaron en el pasado. Ahora el toque a madera se lo dan los “daditos de roble”.

Otra particularidad que se da en los viñedos es que la cosecha y selección de las uvas se realiza durante la noche. Esto no solamente define el logotipo de la marca que se puede ver en las etiquetas de las botellas, sino que también determina las particularidades aromáticas de la uva que llega a la bodega con el frío de la noche.

Piletones Subterraneos

El vino pasa de los tanques a los piletones subeterránes por efecto de la gravedad a través de mangueras.

Ya en la bodega propiamente dicha el proceso esencial es igual al que ya conocemos, pero también tiene algunas particularidades que lo distinguen. Una vez que se produjo la separación de la piel y la pulpa de la uva en los tanques de acero inoxidable, el futuro vino pasa a unos piletones subterráneos donde se le agregan unos trozos de roble que son los que le darán el dejo a madera requerido. Finalmente, y dependiendo de las propiedades que se busquen para un vino en particular, se lo añejará por un tiempo específico en barricas traídas de Estados Unidos o de Francia.

Toneles

Las barricas se usan para añejar el vino. Dependiendo de su origen le darán diferentes propiedades.

La excursión finaliza con la degustación, donde pudimos probar el vino estrella de la bodega: un excelente malbec dos años consecutivos medalla de oro en Alemania, cuyo precio de venta al público en Europa ronda los USD 150.- pero que en establecimiento mendocino se consigue promocionado a $130.- de los nuestros.

Botellas

El logo del hombre bajo las estrellas representa la forma de trabajo de Domiciano de Barrancas.

De esta forma conocimos una bodega boutique y una nueva manera de hacer vinos, y probamos uno premium que, salvo viaje al viejo continente mediante, no podríamos haber degustado ya que no se vende en el país. Una linda experiencia que te recomiendo para cuando pases por Mendoza.

Estudiando los rayos cósmicos: Visita al Observatorio Pierre Auger.

Los días que duró la estadía en la ciudad de Malargüe fueron físicamente intensos: no sólo había que madrugar mucho todos los días, sino que además varias de las actividades requerían algún tipo de esfuerzo físico ya sea para aguantar varias horas de combi hasta el destino elegido, o para realizar una caminata al centro de un volcán. Era lógico pues, que en algún momento hubiera que bajar un cambio. Con tantas cosas por hacer y conocer y tan pocos días disponibles, el hecho de simplemente descansar mate de por medio era más bien percibido como una pérdida de tiempo injustificable, así que la visita al Observatorio Pierre Auger, ubicado justo frente a la entrada a la ciudad de Malargüe, resultó una opción óptima para descansar un poco el físico y activar las neuronas tratando de entender qué es lo que se hace en este lugar.

Observatorio

Malargüe fue el lugar elegido para la sede del hemisferio sur del Proyecto Pierre Auger.

La visita, que se puede hacer gratuitamente de lunes a viernes a las 17 hs. presentándose directamente en el observatorio, sin necesidad de sacar turnos ni entradas, consta de la proyección de un video explicativo seguido de una charla dada por un científico dispuesto a responder todas las preguntas que se te ocurran, y a traducir lo mejor posible al castellano básico que todos manejamos las cuestiones y mediciones técnicas que hay por doquier en las ilustraciones de la sala como en el video en sí. Tanto el video como la charla son bilingües, y en nuestro caso coincidimos con una pareja de alemanes que se quedaron luego para ver la versión en inglés del video.

Antena

El objeto es el estudio de los rayos cósmicos de gran energía.

La verdad es que para mi, que no entiendo gran cosa de astronomía ni astrofísica ni nada que se le parezca, la visita al observatorio me pareció interesantísima. ¡Cuánto más la podrá aprovechar alguien que sí esté en tema!

Básicamente, y en mis propias (y pobres) palabras, lo que se estudia en el observatorio son los así llamados “rayos cósmicos”, que no son más que partículas que llegan del espacio exterior. Los rayos de menor energía son los que provienen de nuestra Vía Láctea, pero hay otros mucho más energéticos que se supone que no pueden haber sido originados por ninguna fuente energética de nuestra galaxia, o sea que provienen de mucho más allá. Es sobre estos últimos que trabaja el Observatorio Pierre Auger. Si se llegara a descubrir el origen de estas partículas se podría ubicar las fuentes de energía más poderosas del universo, aunque aún no está claro para qué podría servir esta información.

Placa de paises

En total son 18 los países que participan en el proyecto.

Este es uno de los factores más destacables ya que incluyendo a la Argentina hay 15 países financiando esta investigación cuyo objetivo y potencial final aún se desconoce, pero que se encargan de proveer y mantener el equipamiento de  última tecnología de la que dispone el observatorio, que con 3000 km2 es el más grande del mundo. Semejante tamaño, por supuesto, tiene una razón de ser: las partículas objeto de estudio caen en la Tierra a razón de 3 o 4 por km2 por siglo, lo que hace que la acumulación de una masa crítica de datos para ser estudiados sea muy lenta. Es por eso que se desarrolló este laboratorio que cuenta con una superficie de observación de 3000 km2 en la cual hay distribuidos unos 1600 detectores de superficie con el objetivo de acelerar la recolección de datos y conseguir estadísticas significativas en un plazo de 20 años.

Tanque

Los tanques contienen agua que detectan los rayos cósmicos cuando caen a la superficie.

La zona de la Pampa Amarilla, entre Malargüe y San Rafael, al sur de la provincia de Mendoza, fue el lugar finalmente elegido de entre los otros puntos finalistas ubicados en Sudáfrica y Austrialia, principalmente por tener esta gran extensión de tierra plana a unos 1400 msnm, por su clima de temperaturas no extremas y por su atmósfera de aire limpio y su latitud ideal para observar el cielo de todo el hemisferio sur, siendo esto último importante también porque el observatorio no sólo consta de los tanques de superficie, sino también de 4 detectores de fluorescencia con 6 telescopios cada uno. El equipamiento se completa con un telescopio lidiar al lado de cada detector de fluorescencia, que dispara un rayo láser al cielo y mide los reflejos producidos por las partículas en suspensión a fin de determinar la opacidad de la atmósfera.

Como ya dije al principio, yo de esto no entiendo nada, así que no tiene mucho sentido que siga escribiendo. Por eso te dejo el link a éste video. ¿Quién mejor que el coordinador de operaciones científicas del observatorio para explicarte en detalle su funcionamiento?

Así pasamos por el Observatorio Pierre Auger y descubrimos qué son los rayos cósmicos. Si sos de los que les interesa la ciencia, o si tan sólo querés saber qué son y para qué sirven esos tanques que se ven de tanto en tanto a la vera de la ruta, no dejes de visitarlo cuando pases por Malargüe.

Camino hacia Payunia.

La excursión a La Payunia que te conté en este otro post es realmente larga: arranca a las 7.30 am y no llega de regreso a Malargüe al menos hasta las 19 hs. Igualmente, y como ya comentamos, bien vale la pena hacerla. Y aunque lo más importante está dentro de la reserva en sí, el largo viaje de 130 km (varios de estos de ripio) se hace ameno ya que ya durante el mismo hay cosas interesantes para ver.

Paisaje

El paisaje ya muestra el contraste de lo que será La Payunia, la zona volcánica del fondo.

A medida que la combi avanza por la mítica Ruta 40 el paisaje coordillerano va cambiando, en su mayor parte gracias a la acción de la propia naturaleza, pero en muchas ocasiones también producto de la mano humana.

La colada

El Río Grande corre encerrado por paredes de lava formadas hace miles de años atrás.

Así por ejemplo uno puede ver de tanto en tanto construcciones levantadas en medio de la montaña al lado de las cuales se ubican corrales vacíos. Son las llamadas casas de campo cuyos moradores, en la época del año en que hicimos la visita, realizan la “veraneada”, es decir que aprovechando las cálidas temperaturas veraniegas suben por la montaña con su ganado para quedarse en las zonas altas de la montaña durante los cuatro meses que estas duran. De esta forma logran que las pasturas se recuperen para que cuando vuelvan a bajar durante la “invernada” con los primeros fríos, los animales fuente de su subsistencia tengan alimento suficiente.

La colada es profunda

Las paredes son altísimas y el agua corre en las profundidades de la grieta basáltica.

Sin embargo lo que realmente llama la atención en primera instancia es algo bien natural y se trata del lecho del Río Grande donde la excursión hace su primer parada en la zona conocida como La Pasarela, por el puente que cruza el río. A modo de prólogo de lo que se viene cuando lleguemos a la Reserva, el Río corre hoy angosto y profundo por un corredor formado hace tiempo atrás por una colada de lava, producto de una erupción volcánica. El color gris basáltico de las paredes no dejan lugar a duda al respecto del origen de la grieta.

Rio por la colada

Por momentos el río corre con fuerza .

A medida que la combi avanza hacia la reserva uno empieza a notar el origen de esos caminos. Fueron abiertos hace años atrás por los petroleros que iban de aquí para allá buscando dónde perforar un pozo, y eso queda patente ya que hoy en día la actividad petrolera es una de las bases de la economía malargüense y los pozos petroleros están activos por todos lados.

Pozos petroleros

Una postal que se repetirá constantemente: pozos petroleros diseminados por el campo.

Incluso en el camino cruzamos por la zona de los primeros pozos, abiertos en la década del ’30 y hoy ya cerrados, pero debidamente señalizados con un poste y un cartel con la numeración que les corresponde, a la espera de que en el futuro algún avance tecnológico haga que la extracción en ellos vuelva a ser rentable. Alguno de ellos sea quizá el primer pozo descubierto cuya potencia sorprendió a todo el mundo y provocó una gran inmigración hacia esta ciudad mendocina y el comienzo de la etapa petrolera. Dice la leyenda referida por el guía que, cuando perforaron, el petróleo salió sorpresivamente con una potencia jamás vista hasta ese momento en ningún otro lugar del planeta, por lo que esta se convirtió en una zona promisoria para el negocio, y el pozo en sí fue bautizado Pozo López Rega: el chorro más grande del mundo.

Pozo

Cuanto más rápido sube y baja el brazo, más vacío está el pozo.

Además de los pozos diseminados por todos lados uno nota enseguida los tubos que por kilómetros nos acompañan al costado de la ruta. Pintados de color amarillo para los gasoductos, y de color blanco para los oleoductos, son el medio de transporte de lo producido desde el pozo hasta los lugares de almacenaje.

Oleoducto

El petróleo extraído en los pozos es trasladado por medio de oleoductos.

Incluso en este viaje hay lugar para la investigación científico-espacial. Si bien está lejos de la ruta, a la distancia se divisa algo inusual en el paisaje malargüense: es la imponente Deep Space Antenna 3, de la Agencia Espacial Europea. La DSA-3 tiene 35 metros de diámetro y 40 de alto, y es una de las tres antenas terrestres con las que la ESA monitorea las misiones interplanetarias. Sin ir más lejos, a fines del 2014 esta estación fue noticia mundial ya que fue el medio de comunicación entre la Tierra y la sonda Rosetta, que se posó en órbita alrededor de un cometa y logró hacer descender hasta su núcleo al robot Philae.

Antena

La DSA-3 de la European Space Agency fue fundamental en la misión de la Sonda Rosetta.

El complejo científico es impresionante desde lejos, y aún más destacadas son las actividades que allí se realizan, por lo que no puede darse el lujo de sufrir cortes de luz ni problemas técnicos, con lo cual las medidas de seguridad son muy estrictas e incluyen una estación generadora propia. El video oficial de la ESA sirve para darnos una idea de la envergadura de este proyecto concretado en suelo argentino.

Así, este es un camino rico en anécdotas, datos interesantes y paisajes maravillosos. Definitivamente cuando estés por Malargüe no podés perdertelo, como así también cuando te conectes a internet no podés dejar de pasar por el próximos post de Ahicito Nomás!