Archivo de la etiqueta: Madrid

Galería de Imágenes: Madrid en fotos.

Cuando viajo me gusta registrar los lugares que visito a través de la fotografía. Si uno tiene un paisaje imponente delante el tema resulta simple: la foto es casi obligada, y seguramente gatille hacia donde se gatille saldrá algo digno de mostrar. En la ciudad el tema no está tan claro, pero también hay imágenes que son casi obligadas. En el viaje que hice a Europa me puse un desafío diferente: intentar registrar momentos que muestren cómo es la vida allí, y de ese objetivo personal que se convirtió en un hilo conductor invisible de mi lente, surgió este post basado en imágenes.

Así pues, la foto de portada del post es la icónica Puerta de Alcalá, todo un símbolo de Madrid, que se encuentra allá, al final de la avenida.

calles-madrilenas-ii

Pero su retrato no estaría acorde a la temática del post si no tuviéramos allí el “momento selfie” del viaje.

selfie-en-la-puerta-de-alcala

Otro símbolo de la ciudad es el cambio de guardia en el Palacio Real.

cambio-de-guardia

En el otro extremo de la pomposidad del acto oficial de la realeza están las manifestaciones políticas de la gente común, como el acto del Partido Animalista en plena Puerta del Sol.

partido-animalista

Claro que cuando no hay convocatorias políticas, las calles de Madrid están tranquilas durante las tardes veraniegas.

calles-madrilenas

No pasa así los domingos a la mañana, cuando la Feria El Rastro se llena de gente.

hormiguero-de-gente-en-el-rastro

Allí están los que venden…

pensativa

Y los que compran…

ese-de-alla

En un proceso que a veces requiere de concentración…

atendiendo-a-los-clientes

Pero donde también hay lugar para la pasión…

el-10-en-miniatura

Y por supuesto, para divertirse escuchando buena música!

encarando-la-camara

Música sentida de verdad…

la-suplica-ii

Llega la tarde y es momento de alejarse del tumulto de gente para disfrutar de un poco de verde. El Parque El Retiro es ideal para sentarse a leer un buen libro al aire libre.

leyendo-en-el-parque

Aunque si te descuidás van a querer pintarte.

retrato-callejero-en-el-retiro

Mientras que lo que se lee en el Parque de la Montaña no son libros, sino los mensajes del Whatsapp.

chequeando-el-celular

Hace mucho calor, hay que buscar una forma de combatirlo.

combatiendo-el-calor

Pero aún así están quienes se animan a transpirar un poco en una clase de yoga al aire libre.

yoga-en-el-parque

Cae el sol en Madrid, pero lo que no merma es el sentimiento que sienten dos enamorados, y que se les nota en la mirada, y en la foto…

amor-al-atardecer

Y para finalizar, nada mejor que la foto del ocaso visto desde el Templo Debod.

puesta-de-sol

Todos los posts sobre mi visita a Madrid los podés encontrar en este link.

Un atardecer en el Templo Egipcio de Debod, en Madrid.

Los atardeceres que nos regala la Naturaleza suelen ser espectáculos imponentes, no importa dónde estemos. Incluso en plena ciudad, el sol escondiéndose detrás de los edificios merece una foto que seguramente será de antología, cuánto más si se está en el marco de una maravilla natural como el mar, o en un paisaje montañoso. Pero pocos lugares combinan al mismo tiempo varios factores, como lo hace el Parque de la Montaña, en Madrid. Allí se conjugan una espléndida vista de la ciudad en un lugar privilegiado para ver la puesta del sol, con lo que parecería imposible en suelo español: un templo egipcio.

templo-de-dia

El Templo de Debod tiene más de 2200 años y proviene del Antiguo Egipto. Llegó hasta la capital española como regalo de Egipto, en agradecimiento por la ayuda que brindó el país para salvar los templos de Nubia, ante la construcción de la Gran Presa de Asuán que amenazaba con dejarlos bajo el agua.

palacio-desde-el-parque

Sólo un par de fotos en internet me bastaron para saber que ese era uno de mis puntos imperdibles en mi viaje a Madrid, y que no iba a volverme al Nuevo Mundo sin haber pasado por allí a sacar mis propias fotos. Así fue que durante  mi última tarde en la ciudad antes de partir a Barcelona, caminé hasta el Parque de la Montaña, en el extremo oeste de la ciudad.

clase-de-yoga

Me encontré con un espacio elevado y enorme, lleno de gente que había ido a pasar el día haciendo picnic, andando en bicicleta, jugando a la pelota o incluso, disfrutando de una clase de yoga al aire libre. Hacía calor, así que no me sorprendió encontrarme con los que aprovechaban la fuente central para refrescar los pies en el agua.

al-agua

Claro que cuando comienza a caer el sol todos empiezan a levantarse y a dirigirse hacia adelante, pasando el templo, hacia la barranca que muestra la ciudad y, más allá, el antiguo dios que comienza a despedirse regalándonos un espectáculo sin igual.

cae-el-sol

Vista a través del agua de la fuente, la puesta del sol es una verdadera obra de arte.

atardecer

Y cuando uno logra deshipnotizarse y apartarse de ese momento y lugar que tienen una energía especial que, les juro, puede sentirse, es hora de volver atrás a ver el templo, que ha cambiado drásticamente de cuando lo vimos aún con la luz del sol. Ahora, con su singular y delicada iluminación, nos hace olvidar que estamos en Madrid.

las-columnas

Y mientras más anochece, más imponente se hace el templo iluminado artificialmente, dando matices totalmente diferentes a los que vimos hacía apenas un rato. Los colores del cielo, en pleno atardecer, son por supuesto impagables.

atardece-en-el-templo

La mejor hora para visitar el Templo de Debod es claramente el atardecer. Será cuestión de revisar cuándo se da la puesta de sol el día que se quiera ir, y estar allí una hora antes para poder disfrutar todo con tranquilidad. No se confíen, porque la puesta en sí dura unos minutos apenas, así que no vayan tan ajustados. Pero sin duda, es un lugar que no hay que dejar de visitar. Espero que les haya gustado tanto como a mi, y que saquen buenas fotos!