Archivo de la etiqueta: FIDAE

Airbus Defense & Space presentó sus productos en FIDAE 2016.

La Feria Internacional del Aire y del Espacio que se realiza en Santiago de Chile no sólo abarca las novedades de la industria de la aviación comercial, sino que también ampara expositores involucrados en temas de defensa y espaciales. Es el caso de Airbus Defense & Space, la división de Airbus Group que también estuvo presente en FIDAE 2016 y presentó sus actividades a la prensa.

La compañía cuenta con tres divisiones de negocios, cada una dedicada a un foco diferente:

  • Aviones militares, que produce aviones de carga militar y de combate, sistemas aéreos no tripulados y todos los servicios de apoyo a los mismos.
  • Sistemas espaciales, dedicada a la industria de los satélites, lanzadores y misiones científicas, y sobre la que hizo foco la conferencia de prensa en que participamos.
  • CIS (Communications, Intelligence & Security), enfocada en comunicaciones terrestres y vía satélite, y servicios de inteligencia y seguridad.

En este video, un corto resumen de la paleta de productos de los que dispone la compañía.

La División Space Systems se mostró como líder mundial en su rubro, con el 50% de los lanzamientos de satélites comerciales del mundo en su haber, a través de Ariane, y ostentando el primer puesto dentro del ranking de exportadores mundiales de satélites de observación de la Tierra. Según palabras de Christophe Roux, director para América Latina, la estrategia de la empresa se basa en tener presencia en toda la cadena de valor del espacio, pasando por la electrónica espacial, los servicios de lanzamiento, la producción de satélites en sí, la exploración espacial y los servicios de comunicación por satélite y de geo-inteligencia.

Las aplicaciones de sus productos y sistemas se pueden concentrar en dos grandes grupos:

  • Recursos y Medio Ambiente: para el mapeo cartográfico y topográfico, la protección ambiental de, por ejemplo, ecosistemas delicados, tanto en zonas terrestres como marítimas, agricultura y monitoreo forestal. Dos ítems destacables aquí son la gestión de desastres, posibilitando una mejor preparación para combatir catástrofes naturales a través del estudio de imágenes satelitales, y la gestión de recursos como ser petróleo, gas y minería.
  • Defensa  y Seguridad: abarcando tanto sistemas de seguridad para gobiernos y organismos militares, como así también la vigilancia aérea y marítima para incrementar la seguridad de las operaciones por aire o mar, tanto civiles como militares.

El final de la presentación estuvo dedicado íntegramente a la misión espacial más ambiciosa de la que se tenga noticia, y de la cual Airbus Defense & Space es parte neural. Los detalles de JUICE, en el post de mañana.

Foto de portada: ESA (European Space Agency)

Tres aviones caza sueltos en FIDAE: F-5; F-16 y F-22 Raptor. Galería de Imágenes.

FIDAE es un evento para que los profesionales del área muestren los avances de la industria aeronáutica, y para generar negocios, pero incluso durante los días de la exhibición comercial no se deja de lado el show aéreo. En la edición 2016 de la feria se pudo disfrutar de las pasadas de los aviones caza tanto de la Fuerza Aérea de Chile, como así también de la U.S. Air Force.

Representando a la primera se pudo ver al F-5, al que le tocó esperar que las chicas paracaidistas terminaran su presentación, para poder hacer su pasada. Aquí lo vemos en modo espera:

F5 espera

Mientras que en esta otra foto ya ocupa cabecera, al aguardo del green light final de parte de la torre de control.

Transicion

Finalmente consiguió la autorización, y pudimos disfrutarlo dando vueltas en el cielo brumoso de Santiago de Chile.

F5 desde abajo F5 virando furioso

Claro que en un momento, en lugar de dar vueltas por el cielo, se dió vuelta él…

F5 boca abajo

Otro de la Fuerza Aérea chilena que dijo presente fue el F-16, el avión caza más moderno con que cuenta la flota del país trasandino. Como en ese momento estábamos recorriendo los pabellones, al sentir el estruendo de los motores tuvimos que correr hasta afuera, y al menos pudimos tomarle un par de fotos.

F16 virando derecha F16

Pero por supuesto, la estrella de la jornada estaba enrolada en la U.S. Air Force. El F-22 es la más moderna máquina de combate aéreo de la que se tenga noticia, y la verdad es que, tanto en el aire como en tierra, impone respeto.

Frente a frente con F-22

Nuestro primer contacto fue el mismo día que llegamos a Chile. Como habíamos viajado en vuelos diferentes tuvimos que hacer tiempo en el aeropuerto de Santiago hasta que llegara el resto de la partida, y durante esa espera escuchamos el estruendo de los motores. No tardé en salir afuera de la terminal y correr hasta el estacionamiento, desde donde conseguí la primer toma del Raptor en vuelo.

F-22 sobre SCL

Como explicaremos en otro post, la pasada del F-22 es la única que “paraliza” el aeropuerto de Santiago de Chile, próximo al predio donde se realiza FIDAE, ya que lo atraviesa literalmente. Y así es cómo surge frente al público que lo espera cámaras en mano.

F22 rasante

Aún cuando se sabe que está diseñado para el combate, el Raptor es una máquina que emociona e impresiona. Es fascinante ver lo que este avión es capaz de hacer en vuelo, la forma en que su piloto lo maniobra a velocidades impensadas, la potencia y sonido de sus motores… Difícil es poder describirlo en palabras, así que mejor les dejo algunas fotos.

F22 panza abierta

F22 tonel a izquierda

F22 estabilizando tonel

F22 virando de golpe

F22 en ascenso furioso

F22 virando a pleno motor

F22 cortando el aire

F22 inicia tonel

Pero claro que en fotos tampoco se llega a apreciar todo lo que les cuento. Les dejo entonces un intento de video en el que, aunque en un punto se va de foco, se puede ver una pequeña secuencia de la demostración del F-22, y lo que no es un detalle menor, se escucha el quilombo que meten esos motores.

Así pasaron los aviones caza de la FIDAE 2016 por Ahicito. En las próximas publicaciones más novedades sobre la feria aeronáutica más importante de la región.

Desde el cockpit: Subimos al C-17 Globemaster y al C-130.

La última edición de FIDAE tuvo muchos puntos altos, y uno de los más destacados fue poder subir a bordo de los aviones, y en algunos casos entrar al cockpit, ese lugar tan exclusivo y reservado sólo para los privilegiados. En esta oportunidad pudimos subir a dos de los aviones de carga de la US Air Force más emblemáticos.

C17 primer plano

La primer visita fue al C-17 Globemaster, famoso en estas latitudes desde hace unas semanas atrás, cuando la visita del presidente Obama a la Argentina hizo que una importante cantidad de estas bestias llegaran a distinos aeropuertos del país, trayendo el equipamiento de custodia y movilización del presidente. Así se los pudo ver principalmente en Ezeiza, El Palomar y Bariloche, descargando desde vehículos oficiales y de escolta hasta helicópteros, de los cuales, entran cuatro unidades en su interior.

C17 Ventana

Ingresamos entonces por la compuerta trasera e hicimos la cola para poder subir a la cabina de mandos, que como se puede ver aquí, era bastante importante. Finalmente llegó nuestro turno, y subimos por la angosta escalerilla que une el enorme compartimiento de carga con el área de la tripulación. Allí mismo, una especie de claraboya permite ver la bodega sin necesidad de bajar, y a nosotros nos sirvió para constatar que cada vez era más la gente que se juntaba para entrar al cockpit.

C17 Asientos

En ese mismo pequeño compartimiento, donde nos tocó esperar que el grupo anterior terminara la visita, dos butacas que miran hacia atrás sirven para llevar pasajeros en los vuelos del Globemaster. Pero eso era de poco interés; finalmente la espera terminó y pudimos entrar al ansiado cockpit.

C17 Cockpit

La cantidad de perillas y botones es, por supuesto, apabullante. Pero no terminan en lo que ves aquí, sino que si levantás la cabeza hacia arriba…

C17 techo

En el cockpit estaba Johnny, el efectivo de la Fuerza Aérea Norteamericana a cargo en ese momento del avión, quién nos recibió con una sonrisa y la mejor de las ondas. Era ya pasado el mediodía y al ver la cantidad de gente que se había juntado abajo para subir, fueron obligados los chistes sobre el almuerzo, y sobre cómo podía ser que ninguna famosa cadena de hamburguesas hubiera puesto un delivery en el predio.

C17 piloto

Johnny nos contó sobre el itinerario que habían seguido para llegar hasta FIDAE, y le pregunté específicamente si había estado en Buenos Aires con la visita de Obama, pero no, él no fue de la partida que vino desde la Argentina. Luego de la charla, y de esperar que nuestros dos compañeros (éramos cuatro) terminaran de sacarse las ganas sentados a los mandos, fue nuestro turno. En mi caso me tocó el asiento del copilto, que tiene esta vista de los controles.

C17 desde copiloto

Por el contrario, si mirabas hacia afuera por el parabrisas desde el puesto del piloto, esta era la vista que tenías de FIDAE.

Vista FIDAE desde C17

Luego de un momento, pasada la emoción de estar sentado allí, dejamos a Johnny para que pudiera seguir mostrando el avión y, eventualmente, pudiera salir a comer la merecida hamburguesa, y nos bajamos del C-17 Globemaster, para encontrarnos frente al más que conocido C-130.

C130 bodega

Una vez más, subimos al mítico “Hércules” por la compuerta trasera y accedimos al compartimiento de cargas, por supuesto, mucho más chico que el que habíamos visitado recientemente, pero no por eso menos emocionante. Las diferencias entre los dos aviones se dan no sólo en tamaño, sino también en el equipamiento, como ser los asientos dispuestos a los costados de las bodegas, donde en el C-130 son de tela, mientras que en el C-17 tenían mucha más estructura y, por lo tanto, comodidad para sus ocupantes.

C130 asientos

La cola en el C-130 era mucho más chica, por lo que enseguida pudimos acceder a la cabina, que luce de esta forma:

C130 cockpit

Nuevamente dejamos las mochilas a un lado y nos encaramamos en los asientos del cockpit. Esta vez me tocó el lado izquierdo: el asiento del comandante, cuyo puesto es este que se ve acá:

C130 piloto

Una mirada a los comandos centrales, desde el puesto del piloto.

C130 mandos centrales

Sobre el parabrisas, a la altura de la visión de los pilotos, se pueden ver los visores. Mirar hacia afuera por las ventanas es una cosa, pero si lo hacés a través de esos visores te encontrás con esta sorpresa de lineas verdes.

C130 visor piloto 2

Los piltos estaban charlando animadamente atrás con alguien más, asi que no tuvimos oportunidad de preguntar qué era lo que veíamos en el visor. Por las dudas, no me gustaría estar en el punto señalado por la flechita…

Felices

Así pasó entonces la visita a estos dos cockpits, uno de los momentos más emocionantes de la Feria, ya que no hay muchas chances de sentarse en el asiento del piloto de uno de estos aviones. Por supuesto, al bajar estábamos felices y radiantes. Y como Johnny, con hambre, así de ahí nos fuimos a buscar las hamburguesas.

No te pierdas los próximos posts,  hay mucho más de FIDAE para compartir lunes a lunes!

Subimos al A350XWB para recorrerlo y conocer todos sus detalles.

Luego de la conferencia de prensa donde la gente de Airbus dió su visión para la industria aeronáutica en la región durante los próximos 20 años, el grupo de prensa se aprestó para el momento más esperado: salir a la plataforma y subir al A350. Así es que nos dividimos en varios grupos de alrededor de 12 personas cada uno, y finalmente pudimos conocer el interior de la más moderna de las aeronaves, con guía de Airbus en español incluído.

Mientras esperábamos la acreditación de todo el grupo quedamos al pie del avión pudiendo sacar algunas fotografías del tremendo motor derecho, uno de los dos modernos Rolls-Royce Trend XWB, que generan un 25% menos de emisiones de CO2 convirtiéndose en el motor de avión de fuselaje ancho de menores emisiones hasta el momento.

Motor derecho

Antes de subir, una vista del estabilizador vertical con la identificación del modelo. El F-WWCF fue el mismo avión que aterrizó en Ezeiza de esta manera para ser presentado a Aerolíneas Argentinas. Su fuselaje está construído en su mayoría con materiales avanzados que atrasan la corrosión y la fatiga, motivo por lo que bajan los costos de mantenimiento para las aerolíneas, y además, un dato muy interesante para los ambientalistas: Hasta un 90% del peso del avión se puede reciclar.

Cola y matricula

Las alas del A350 son otro detalle importante. Están diseñadas para adaptarse a cada fase de vuelo y curvarse de forma tal de generar mayor sustentanción y así, reducir el consumo de combustible con un ahorro de hasta el 25%. A la curvatura alar variable se suma además que los flaps interiores y exteriores son independientes, permitiéndoles a los pilotos una configuración más eficiente durante el vuelo para mejorar la aerodinamia y ahorrar combustible.

Detalle Ala

Ya a punto de ingresar, tuvimos la oportunidad de observar lo impoluto del fuselaje, tanto que hasta las inscripciones del livery se reflejaban en el ala. La pintura utilizada en el A350 está pensada también en materia de medio ambiente ya que se adoptó un sistema de mano base / mano transparente que implica que se tengan que usar menos detergentes para la limpieza del avión.

Fuselaje Impoluto

Ahora sí, ingresamos al A350 para conocerlo por dentro, y así nos recibía la cabina de Economy iluminada de blanco, con los logos del fabricante y el modelo del avión en los paneles divisorios, y la cabina más ancha que hay hoy en el mercado.

Economy blanco

El A350 tiene más espacio entre asientos, como muestra esta foto de aquí abajo. Igualmente a no asustarse, que es sólo para la foto. A la hora de volar en este avión no vas a necesitar poner tu equipaje de mano en el suelo porque los portaequipajes son realmente enormes, con capacidad para tres valijas en los centrales, y cinco en los laterales. Si tenés la suerte de volar en Business vas a poder llevar incluso dos equipajes de mano a bordo.

Economy espacio entre asientos

De pronto hubo que volver a setear las cámaras porque la iluminación interior había cambiado a un tono rosado. Esto se logra a través de LEDs que permiten no sólo una reducción de la energía utilizada por el avión, sino también una iluminación basada en la combinación de más de 16 millones de colores, por lo que cada aerolínea podrá personalizar la cabina a su gusto; y lo que es más importante, recrear ambientes nocturnos que ayudan a reducir el jetlag en los pasajeros.

Economy rosa

El confort en la cabina no lo da la iluminación únicamente, sino también la renovación del aire, que se da cada 3 minutos, junto con la graduación de la temperatura del aire acondicionado que, a diferencia de otros aviones, se puede setear en cada compartimiento independiéntemente, logrando así un mejor control de la temperatura deseada en todo el avión. Por otro lado, el ruido exterior también se ve reducido, lo que no es un detalle menor.

Logos

Con una configuración de 3-3-3, el A350 presenta asientos más anchos incluso en la clase económica, lo que se traduce en mayor confort del pasajero, y en pantallas más anchas. Cada asiento cuenta con su pantalla individual con acceso al sistema de entretenimiento de cuarta generación, que incluye HD y conección wifi.

Economy pantalla ancha

Como se puede observar, el A350 cuenta además con un detalle multimedia ideal para #avgeeks y para no tan fanáticos también. Las cámaras dispuestas tanto en la panza del avión como en el estabilizador vertical, accesibles desde tu asiento, te permitirán tener una perspectiva diferente del despegue y aterrizaje. En el momento de nuestra visita, la cámara de panza mostraba cómo dotaban de energía eléctrica al avión en tierra.

Camara panza

¿Te imaginás un reporte de vuelo incluyendo el video del despegue y aterrizaje filmado desde la cola del avión?

Camara cola

Pero es importante saber que esta aeronave no sólo cuenta con comodidades para los pasajeros, sino que también las tiene para la tripulación encargada de la seguridad en vuelo. Este es el compartimiento de descanso trasero de los TCP, al que se accede desde el galley; mientras que los pilotos tienen el suyo propio totalmente aislado del área de pasajeros.

Descanso TCP

El galley es también más espacioso que en otros aviones, para que los tripulantes trabajen con más comodidad.

Galley Trasero

Las ventanillas del avión son otro ejemplo de mayor confort, con un panel lateral diseñado para dar más espacio a los hombros incluso de las personas más corpulentas, y pudiendo ir desde la total transparencia hasta la total opacidad, con difentes grados intermedios creados por una especie de cortina, como nos mostró el guía.

Ventanillas

La cabina de Business por su lado cuenta con una configuración 1-2-1, con la cual todos los pasajeros tienen salida al pasillo, sin necesidad de molestar a nadie.

Business

Los asientos se reclinan totalmente.

Business asientos

Por supuesto, con enormes pantallas individuales.

Business pantallas

Finalmente llegamos a la parte delantera del avión, la más esperada por todos, para poder visitar el mejor asiento de todos: el del comandante. Pero nos encontramos con la puerta cerrada, por lo que no pudimos entrar al cockpit ni al área de descanso de los pilotos.

Cabina cerrada

Más tarde me enteraría que el motivo no era que los pilotos estaban dentro trabajando, sino que en uno de los grupos anteriores había habido un altercado, incluyendo algún que otro empujón, por lo que la gente de seguridad decidió cerrar el cockpit. Por suerte, en uno de los primeros grupos @sabrinaemil pudo entrar a conocerlo y me cedió las fotos para mostrárselas. Así es entonces la cabina de mandos del A350.

1 cockpit

Un acercamiento al puesto del comandante, incluyendo el famoso joystic y las palancas de los motores.

2 cockpit

Y otro al asiento del copiloto.

3 cockpit

Desde aquí, un gran saludo mío para el muchacho de los empujones que generó el cierre de la cockpit antes de que yo llegara, del cuál, ya todos se imaginarán mi opinión.

Así finalizó la visita al avión de pasajeros más moderno del momento. Al salir, la Escuadrilla Halcones de la Fuerza Aérea de Chile, parecía saludar al A350 con una de sus acrobacias.

Corazon

Fue realmente un placer poder visitar el flamante A350XWB y mostrártelo por dentro. Va un agradecimiento a la gente de Airbus por su hospitalidad durante FIDAE, y a @argintlspotters por las gestiones para poder ser parte del evento.

Te espero próximamente para seguir compartiendo más posts de lo que fue FIDAE 2016, incluyendo por supuesto, el vuelo demostración del A350. ¡No te lo pierdas!

Airbus estima que el A380 volaría en Latinoamérica dentro de los próximos 20 años.

Durante la edición 2016 de FIDAE Airbus organizó una conferencia de prensa donde dió su visión sobre la industria aeronáutica en América Latina. Rafael Alonso, presidente de Airbus para la región, fue el encargado de informar que, según las estimaciones del fabricante europeo, el tráfico aéreo latinoamericano crecerá en promedio un 4,7% anual, contra una media global del 4,6%; lo que significará que en 20 años esta parte del globo duplicará la cantidad de aviones que tiene operando hoy día.

La razón para este comportamiento, explica Alonso, está dada por el crecimiento de la clase media, que en definitiva, es la que viaja. Actualmente hay una tendencia clara a la urbanización en América Latina, y por otro lado las estimaciones de Airbus indican que el PBI de la región crecerá a un ritmo de 3,6% anual, una tasa superior a la media mundial del 3,2%.

Alonso abre la conferencia

Rafael Alonso, Presidente de Airbus para Latinoamérica y el Caribe, abre la conferencia de prensa.

En este sentido, Alonso declara en un comunicado de prensa que “Para el año 2034 veremos como nueve de las 91 megaciudades del mundo son de América Latina (…),  convirtiendo a la región en uno de los mercados aéreos emergentes más importantes a escala internacional”. Por “megaciudades” Airbus entiende a aquellas con más de 10.000 pasajeros de largo rango por día, y tienen previsto que esta categoría incluya a Santiago, Buenos Aires, Sao Paulo, Río de Janeiro, Bogotá, Lima, Cancún y México.

777 A350

Una cuota de humor: al momento Airbus lleva vendidos 777 aviones del modelo A350XWB

Si bien las mayores economías de la región hoy están en procesos recesivos (especialmente Argentina y  Brasil), la visión del futuro de la industria en la región es optimista y allí Airbus ve un punto de posible crecimiento para sus negocios. Mayor clase media trae más pasajeros; y más pasajeros trae necesidad de más aviones. La estimación es que se necesitarán 2540 aviones nuevos en los próximos 20 años, 915 de los cuales son reemplazos de equipos que van a desprogramarse, y el resto es crecimiento neto.

A 350 en Chivatos

El flamante A350XWB en la plataforma de Ezeiza, esperando para ser presentado en Argentina.

El resultado de esto, además, es la saturación del espacio aéreo, por lo que habrá necesidad de aviones más grandes que trasladen más pasajeros por vuelo. Airbus ya está viendo esa tendencia hoy, donde el A321LR es cada vez más popular dentro de la familia A320, siendo que, aún con pasillo único, tiene un mayor alcance y transporta a más pasajeros con una reducción del 30% del cash operating cost. Pero Alonso no se conforma con aviones de pasillo único más eficientes, sino que dobla la apuesta y va por los de gran porte. Para combatir la saturación aérea, las compañías aéreas ya buscan opciones como el flamante A350 que Airbus presentó en FIDAE (y que hizo un stop previo en Ezeiza), y la expectativa es que dentro de 20 años haya 2 o 3 A380 surcando estos cielos.

Toda una noticia, que ojalá se haga realidad más pronto que tarde. Y allí esperamos estar, para fotear al inmenso A380 operando vuelos regulares en Ezeiza, y mostrártelo por acá quizá, antes del 2034. Por ahora, te invito a conocer el A350 por dentro, en el post que sale el lunes.