Archivo de la categoría: Uncategorized

Las misteriosas estatuas de la Plaza Moreno en La Plata y su leyenda.

Normalmente las ciudades capitales en todo el mundo tienen mucha historia encima. La Plata no es una excepción a la regla, de hecho como ya te conté en este otro post es en la Batalla de Olivera donde comienza a definirse que se establezca como capital de la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, La Plata es una ciudad muy peculiar, lo que a simple vista se puede ver en su trazado urbano marcado por las diagonales que al menor descuido van a hacer que no tengas la menor idea de dónde estás ni cómo llegaste; y no tan a simple vista, se nota en otros pequeños detalles ligados ya no a la historia, sino a mitos y leyendas.

Primavera a contraluz

La Primavera, con el sol reflejándose atrás, es una de las estatuas más inocentes.

Entre estos últimos encontramos el mito de la Plaza Moreno, la principal de La Plata ubicado justamente frente a la Catedral (de la que ya hablamos en este otro post), y el sus estatuas, específicamente el grupo de cuatro esculturas llamado “Las Cuatro Estaciones”.

Primavera con reloj

Desde otra vista, la Primavera se recorta contra el cielo azul con la Municipalidad de La Plata de fondo.

Se trata de cuatro mujeres que representan cada una a una estación específica del año. Sin embargo, como me ha sabido contar alguien oriundo de la zona, a quién también le habían contado la leyenda a través de la tradición oral, estas estatuas no serían tan inocentes como parecen.

Primavera con iglesia

En perspectiva, la Primavera parece más alta que la imponente Catedral.

Hay que ser muy perspicaz y fijarse bien en los gestos y posturas de cada una para notar la posibilidad de que la leyenda sea cierta, y de que hayan sido puestas allí por los masones, quienes se sabe que están en contra de las creencias religiosas, y que este es el motivo por el que las estatuas, o bien no miran a la Catedral y aunque se perfilen hacia la iglesia no posan su vista en ella, o bien directamente le hacen “cuernitos”.

Verano primer plano

Verano cuernitos

El Verano extiende su mano izquierda hacia la Catedral y parece hacerle “cuernitos” disimuladamente.

Una investigación un poco más exhaustiva (apenas un simple googleo en realidad) demostrará que el complejo de estatuas fue esculpido en Francia por Mathurin Moreau y vendido a la ciudad de La Plata en 1912, exactos 30 años después de que Dardo Rocha enterrara en el lugar donde hoy se levanta la Plaza Moreno, centro geográfico exacto de la ciudad, una urna con la piedra fundamental.

Invierno

Invierno cuernitos

El Invierno es la más controvertida. El ánfora de fuego sería la excusa para hacerle “cuernitos” a la iglesia.

Pero lo más importante no son las fechas en sí, sino constatar que originalmente cuando se colocaron las estatuas en las esquinas de la Plaza Moreno, las mismas miraban hacia las esquinas, por lo que difícilmente se pueda dar crédito a los mitos generados por su posición actual. En cuanto a los “cuernitos” hay que reconocer que ninguna de las estaciones tiene el gesto explícito, aunque dos de ellas sean muy sugestivas y nos permitan liberar la imaginación y creer que algo de verdad hay en todos estos dichos.

Otoño

El Otoño no se queda atrás y también hace un gesto dudoso con su mano derecha.

Sea como fuere, y a pesar de que la historia indicaría que los masones no tuvieron nada que ver, hay quienes sí creyeron al pié de la letra y, fervientes defensores de los valores cristianos (aunque no tanto de los bienes públicos) decidieron realizar justicia por mano propia y destruir la provocación de las estatuas por medio del vandalismo.

Estatua a lo lejos

Las Cuatro Estaciones están ubicadas en cada una de las esquinas de la Plaza Moreno.

Afortunadamente hoy las obras de arte se encuentran restauradas y todos los que visitan la ciudad pueden disfrutarlas dando rienda suelta a las historias que quieran oír o contar. Para quienes además gustamos de la fotografía nos da también la oportunidad de retratar justamente a La Primavera comunicándose dócilmente con un pájaro que se posa sobre ella.

Pajaro en primavera

Como si supiera de quién se trata, un pájaro se posa sobre la Primavera, que parece hipnotizada.

La imagen no parece ocultar ninguna historia oscura detrás de esta escultura, pero ya sabés, la próxima vez que pases por La Plata y la veas, sos dueño de creer en la versión de la leyenda que más te guste.

Recorrido Fotográfico por la Caverna de las Brujas.

Este post en la continuación fotográfica del anterior, donde te cuento los detalles de la Caverna y cómo llegar. Si te gustan estas fotos y querés ver estos lugares con tus propios ojos, no dudes en cliquear aca y pasar por el post para enterarte.

Lo que se viene ahora es una recorrida de la Caverna por fotos.

Los guardaparques nos recibieron en su puesto de control.

Guardaparque

 

Allí pagamos la entrada y nos dieron los cascos.

Los cascos

 

La caverna está en lo alto, por lo que hay que subir una especie de escalera en la ladera.

Caverna

 

Desde la entrada, el paisaje alrededor y el puesto de guardaparques se ve así.

Vista desde la entrada

Nos pusimos los abrigos, y finalmente entramos a la caverna.

Ingresando

 

A la Sala de la Virgen aún llega la luz del exterior y el ojo humano puede acostumbrarse y ver.

Oscuridad

 

Más allá habrá que prender las linternas, con sus luces blancas y rojas.

Formas en las paredes

 

Comenzamos a adentrarnos en la montaña y pronto hay que ir hacia abajo.

Hacia abajo

 

Con las luces rojas prendidas y los chistes sobre brujas, la excursión se pone divertida.

Todos de rojo

 

Las paredes aparecen pobladas de formas extrañas y pintorescas.

Cavidad con velos

 

En algún momento tenemos que pasar de costado por el muy estrecho “Paso de la Monja”.

Paso de la Monja

Y llegamos al Chancho.

Chancho

 

Las formaciones minerales están por todos lados, incluso pegadas a las rocas del techo.

Rocas del Techo

Y llegamos a la gran atracción: la estalagmita gigante, que da lugar a comentarios de todo tipo.

Foto Estalagmita Gigante

 

Pasados los chistes de rigor alguien pide que miremos hacia arriba…

Allá Arriba

 

Las estalactitas que cuelgan del techo son impresionantes. La altura del techo también.

El techo

La siguiente prueba es “cargar” una estalagmita con la luz de la linterna. Aquí con flash:

Linterna con flash

 

Pero en realidad con las luces apagadas si estabas ahí lo veías así:

Linterna sin flash

 

Las formas en las paredes y techos son impresionantes. Hay que tener cuidado de no tocarlas para evitar arruinarlas con las secreciones propias de nuestra piel.

Las paredes

Mas formas en las paredes

 

Estalactitas amarillas

Los velos son formaciones especiales. Con ellos podés hacer música al tocarlos, por ejemplo, con una birome.

Velos refulgentes

Hay recovecos que dan ganas de meterse a explorar. Uno no tiene idea de a dónde van.

Por alla sigue

 

 

Esas cavidades suelen estar llenas de formaciones que parecen coral, cual fondo del mar.

Cavidades

Para emprender el regreso hay que ir con cuidado.

Bajando

 

Hasta ver la luz del sol reflejándose allá a lo lejos, que te marca que ya casi estás, y que la bruja no te comió.

Saliendo

 

Y entonces sí, sabés que la excelente excursión se terminó.