El Museo de la Ciudad de La Rioja

Ubicado a unas cuadras de la plaza principal, el Museo de la Ciudad de La Rioja funciona hoy en día en la que antiguamente fuera la Estación Sanitaria Federal Dr. Pelagio Luna, inaugurada en 1922 por la gobernación provincial como lugar de asistencia sanitaria para erradicar enfermedades endémicas y epidémicas, en el marco de un proyecto nacional motorizado por el entonces presidente radical Hipólito Yrigoyen. Como curiosidad, los baños públicos con los que contaba fueron los primeros en tener agua caliente en toda la ciudad.

Actualmente el museo cuenta con 6 salas cuya recorrida, a menos a simple vista, no tiene un hilo conductor, a pesar de lo cual cada una de ellas tiene valor en sí mismo y resulta interesante a nivel individual.

La primer sala está dedicada a Pelagio Luna, radical riojano que llegó a la vicepresidencia de la nación y que le da nombre a la estación sanitaria.

La segunda sala resulta interesante visualmente, pero también es importante a nivel local. Se trata de una réplica de cómo se veía en su época la confitería La Ópera, un lugar muy tradicional de la ciudad que funcionó entre 1930 y 1967. El mobiliario es original, y fue donado al museo por el dueño del lugar luego de su cierre. En las paredes el visitante encontrará fotos y artículos periodísticos de la época que muestran cómo era La Ópera cuando funcionaba. Sin dudas, se trata de una sala especial, donde uno se siente transportado en el tiempo a aquellos años donde estas mesas se llenaban de gente.

La tercer sala es la más importante a nivel histórico. Está dedicada a la Batalla del Pozo de Vargas, acaecida el 10 de abril de 1867 en la ciudad de La Rioja, y en la cual los unitarios de Taboada se impusieron ante los federales de Felipe Varela y torcieron definitivamente a su favor el curso de la historia. Con la derrota de Varela cayó el último bastión del federalismo.

La cuarta sala muestra diferentes elementos médicos que se utilizaron cuando la posta sanitaria estaba en funcionamiento, mientras que la cuarta cuenta con una muestra de juguetes y da testimonio de su evolución a través del tiempo. Finalmente, la última sala está reservada a Monseñor Angelelli y su asesinato perpetrado a manos de los militares en tiempos de la dictadura.

El Museo de la Ciudad comparte predio con el Museo de Bellas Artes, al que se accede con sólo cruzar el patio. La visita (en marzo de 2020) costaba $40, pero ese bono servía para visitar el resto de los museos con un 50% de descuento, siempre que fuera dentro de las 24 hs. de haber realizado la primer visita. Los museos incluidos en este sistema, además del de la ciudad, eran el Museo Rosario Vera Peñaloza (que tendrá su post próximamente), el MOC y el Museo de Bellas Artes.

En tiempos de pandemia el Museo de la Ciudad de La Rioja está realizando algunas actividades, pero siempre será conveniente averiguar con ellos las novedades y horarios actualizados, para lo cual recomiendo contactarlos a través de su página de Facebook.

Dirección: Pelagio B. Luna 248, La Rioja.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .