Desde San Salvador de Jujuy a Salta por camino de cornisa.

Para viajar de Salta Capital hasta San Salvador de Jujuy (paso obligado para llegar hasta la Quebrada de Humahuaca) la forma más rápida es tomar la ruta nacional 34 y luego empalmar con la 66. Sin embargo, aunque esta es la vía ágil, no es ni la más divertida ni la más atractiva.

Si uno está con tiempo y ganas de manejar, la mejor opción es la vieja ruta 9, un estrecho (y cuando digo estrecho no exagero) camino de cornisa que se interna en el verde intenso de las yungas que hacen de frontera entre ambas provincias. Esa es la opción que tomé las dos últimas veces que volví en auto hasta la capital salteña, y por supuesto es la que recomiendo.

Son unos 100 kilómetros de ruta asfaltada en perfectas condiciones, pero que es realmente angosta y sin banquinas (al punto que hay que tener mucho cuidado de no rozar a los autos que vienen de frente por la mano contraria). Es un camino para hacerlo con tranquilidad, conduciendo con prudencia y con luz de día, no solo por una cuestión de seguridad elemental, sino también para disfrutar de las maravillosas vistas que el paisaje ofrece. Hacerlo de noche no tendría ningún sentido, sinceramente.

Las curvas y contracurvas son constantes, y en algunos tramos se conduce muy cercano a la cornisa, por lo que hay que tener precaución, y cada tanto hacer una pausa para poder contemplar el paisaje. En algunos puntos estratégicos hay espacio para estacionar el auto y bajar, hacer una pausa y tomar fotos espectaculares.

La ruta pasa primero junto al Dique La Ciénaga para llegar luego al Embalse Las Maderas, así que el azul del agua abunda casi tanto como el verde de la vegetación selvática. Una vez traspasado el límite interprovincial se llega hasta la localidad de La Caldera, donde se levanta el Cristo Penitente, al que se puede acceder.

Pasando ese punto la ruta turística llega a su fin y una vez que se cruza el Río La Caldera (que cuando pasamos nosotros estaba escaso de caudal) de a poco se va internando en la ciudad. Para ese entonces, ya coincidirás conmigo que el haber tardado un poco más en unir las dos ciudades bien valió la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .