Tres noches en el Hotel Punta León, en Playa Unión.

Con una ubicación inmejorable, a apenas una cuadra de la playa, durante mi estadía en la ciudad de Rawson me alojé en el Hotel Punta León de Playa Unión. Desde allí uno no sólo puede llegar fácilmente a la arena (y las opciones que ofrece la costanera), sino que también se está cerca del anfiteatro  y de los restaurantes que hay en esa zona. En cambio, si uno quiere ir a comer algo al puerto, habrá que trasladarse unos 2 km aproximadamente.

El conocido supermercado patagónico La Anónima está a tan solo una cuadra, pero aquí el problema será que el hotel no permite que se ingrese a las  habitaciones con alimentos. En cuanto a bebidas, en cambio, no se dice nada.

La habitación que me tocó era muy amplia, y ni hablar de la enorme cama de dos plazas. El amoblamiento era el justo y necesario, y lo interesante es que incluye un pequeño frigobar, que además se puede utilizar de heladera para refrigerar las bebidas que se hayan comprado afuera (algo que cuando uno está en la playa es fundamental).

Un punto en contra, es que las habitaciones no tienen caja fuerte (o al menos esa era la situación de la que me tocó). Si bien hay carteles que indican que el hotel no se hace responsable por lo que se deja en la habitación, tampoco hay ningún elemento que permita dejar cosas en forma segura. Con lo cual, o bien te arriesgas a que te desaparezcan y no te reconozcan nada, o te llevás todo encima cada vez que salís. Por suerte a mi no me pasó nada. Quizá sea que la inseguridad que vivimos en Buenos Aires y otras ciudades del mundo no llegó a Rawson, pero sería bueno que se vayan equipando con alguna pequeña caja fuerte para las habitaciones.

En el restaurante (que sólo funciona como confitería, es decir que no es para ir a almorzar o cenar), se sirve de 7 a 10 el desayuno que está incluido con la estadía. No tiene mucha variedad, pero son productos ricos, entre los que se encuentran dos clases de medialunas (grasa  y manteca), pan para tostar, fiambres y manteca, queso untable o mermeladas. Para tomar se puede elegir entre café, té, leche y jugo de naranja, además del agua.

El gran punto fuerte, además de lo cómodas de las habitaciones, es la limpieza. Durante mi estadía todo impecable. Lo único que se podría pedir es un segundo jabón, para tener uno en la pileta y otro en la ducha, por separado. La bañadera tenía hidromasaje incorporado, pero ni siquiera intenté prenderlo. Si alguien pasó y lo probó es bienvenido a dejar su comentario.

El personal es muy amable y te hace pasar una buena estadía, bien predispuesto también a contestar consultas  y aconsejarte.

Cuando uno busca alojamiento en Rawson la verdad es que no se encuentran muchas opciones. Es por eso que es un gusto ver que el Punta León esté bien puesto, y que cuiden detalles del servicio como lo hacen, aún sin tener gran competencia. Esperemos que sigan así, para que cuando te toque conocer esta zona de la Patagonia, puedas ir tranquilo y disfrutar tanto como lo hice yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s