Alojamiento en Barcelona: Be Ramblas Guest House.

Luego de haber pasado por Madrid, Barcelona me pareció una ciudad un tanto cara, tanto en las actividades como en el alojamiento. Así es que opté por quedarme en el Be Ramblas Guest House por dos razones principales: su excelente ubicación a escasas cuadras de Las Ramblas, y su precio económico.

habitacion

Se trata de un alojamiento aceptable, aunque con una contra importante: la habitación es extremadamente pequeña, muy angosta como se puede ver en las fotos, y al menos cuando entré yo tenía algo de olor a encierro, que resolví fácilmente abriendo la ventana. Claro que como daba a la calle, aún cuando no es una arteria principal a la noche se hacía un tanto ruidoso y entonces para dormir había que cerrarla. El calor agobiante en el verano de Barcelona no era un problema porque el cuarto estaba equipado con aire acondicionado, y para entretenimiento también tenías TV, aunque claro que yo casi no la prendí en mi corta estadía.

espacio-angosto

El gran punto a favor, más allá de su ubicación privilegiada, es la limpieza de excelente nivel. El cuarto aparece todos los días impecable, incluso con toallas nuevas todos los días, y el baño, aunque compartido, estaba siempre diez puntos. Por otro lado el personal es muy cordial y están disponibles para responder a las consultas que tengas, e incluso para imprimirte los boarding pass para tu vuelo de regreso, aunque esto tiene un costo adicional de 20 centavos de euro por página. La prueba de fuego la tuve cuando me iba, ya que mi vuelo era de madrugada, así que pedí que me reservaran un taxi para las 4:30 am. Al volver de cenar le pregunté a la chica si me había conseguido el taxi, y me respondió que se lo dejaba encargado al muchacho que estaba a la madrugada para hacer el pedido. No me dio mucha confianza, pero finalmente el auto estuvo disponible a las 4:25, así que la comunicación entre ellos funcionó muy bien.

pileta-en-el-cuarto

Algunas desventajas que presenta este alojamiento es la escasez de espacios comunes donde poder sociabilizar con otros viajeros, una característica casi innata de los hostels. En este caso el único lugar con esta particularidad era la recepción, además del muy pequeño ascensor (disponible sólo desde el primer piso al que hay que subir por escalera obligatoriamente), los pasillos y el baño compartido, no apto para sociales. Otro detalle es que no hay locker donde guardar los valores. En mi caso use mi valija con combinación, pero en realidad es una molestia estar guardando documentos, electrónicos y demases en la valija cada vez que uno sale a caminar por ahí. Eso es algo que deberían revisar, si bien el espacio es muy reducido no debería ser un imposible colocar algún compartimiento de seguridad pequeño, porque por más que la habitación no sea compartida lo mejor es no tentar a nadie, incluidas las mucamas que limpian la habitación.

El Be Ramblas no será un lugar que  yo vaya a recomendar para estadías medianamente largas, o si planeas pasar algún tiempo en la habitación, por ejemplo trabajando o escribiendo posts para el blog. El espacio es tan reducido que lo hace muy incómodo. Pero para apenas dormir una o dos noches, luego de pasar todo el día caminando la ciudad, podemos decir que es aceptable, aunque dista mucho de ser acogedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s