Un tradicional chocolate con churros en San Gines.

¡Feliz Año Nuevo! Lunes 2 de enero, calor de verano en una Ciudad de Buenos Aires aún adormilada  por la comilona y los brindis del 31, que por supuesto se extendieron en parte hasta el 1ro. No es momento de publicar un post de chocolate líquido espeso con churros, o sí?

chocolate-con-churros

Bueno, en realidad eso mismo es lo que vine a hacer. Es que del otro lado del Atlántico, en el hemisferio norte es invierno, y las bajas temperaturas madrileñas invitan a degustar una tasa de chocolate caliente; cuánto más tradicional si es en la Chocolatería San Ginés como primer desayuno del año entrante, en la madrugada del 1 de enero!

galeria-san-gines

Aunque cercana a la famosa Puerta del Sol, la tradicional chocolatería abierta en 1894 era conocida antiguamente como “La Escondida” por estar ubicada en un pasadizo algo escurridizo que se desprende de la Plaza Mayor: el pasadizo San Ginés que le da nombre. Su chocolate, hecho con receta propia, es famoso y se puede degustar a cualquier hora del día, cualquier día del año, incluido el 1 de enero ya que el local está abierto las 24 horas de los 365 días del año.

interior-decorado

Por supuesto que habrá que acompañarlo con los tradicionales churros, finitos y alargados a diferencia de los que conocemos en Argentina, y con una contextura y sabor particulares. Por ser un lugar tan famoso, que incluso ya se “auto-exportó” a Colombia, e incluso a destinos tan extremos como Japón o China, la verdad que no me pareció nada caro: el chocolate con churros cuesta EUR 4, y si no hace frío hasta va a ser difícil que te lo termines.

los-mozos-esperan

Algo novedoso para mi fue el sistema de atención. Uno debe acercarse a la caja para hacer su pedido y abonar. A cambio se recibe un ticket y ahí ya se está listo para buscar una mesa y sentarse. Recién en ese momento uno de los mozos se acerca y toma el ticket para hacer el pedido y traerlo posteriormente. Algo rebuscado, pero pintoresco. Tan pintoresco como las paredes del local, repletas de fotos de personalidades que pasaron en algún momento por el tradicional local. Logré identificar a algunos, e incluso me pareció reconocer a lo lejos, en una pared de enfrente a donde me encontraba, la foto de un Diego Armando Maradona bastante joven. Había gente tomando su chocolate ahí, así que no me pareció prudente acercarme a ver si realmente era él, pero casi con total seguridad que sí.

Así que ya sabés, cuando estés por Madrid, podés hacer como el Diego y tomarte un buen desayuno en uno de los lugares más tradicionales de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s