Archivos Mensuales: agosto 2016

Galería fotográfica del Parque Nacional Tierra del Fuego.

Pasaron por Ahicito Nomás los posts del Parque Nacional Tierra del Fuego, y como es costumbre, las fotos que quedaron fuera de las publicaciones individuales las consolidamos aquí en la galería fotográfica.

Iniciamos la recorrida en uno de los puntos principales del parque.

Puerto Arias

Allí, en la Bahía La Pataia, los paisajes son increibles, y lo llaman a uno, más allá incluso de donde están los senderos.

Buscando la senda al rio

Uno hasta puede bajar a la playa.

Vista desde la playa}

Claro que no todo es trekking y naturaleza. En el parque también hay lujo y glamour.

Velero en la bahia

En el otro extremo del parque, el Lago Roca es también alucinante.

Lago Roca

Allí es donde está el sendero hacia el Hito XXIV, que se interna en el bosque…

Salida del bosque

…pero que cuando sale a la costa del lago te regala visiones imponentes.

Paisaje camino al hito

Estamos casi en el límite. Allá, al fondo, las montañas que se ven son chilenas.

Montañas chilenas

Muchos cursos de agua están trastocados por la presencia del castor y sus diques, pero otros ríos siguen aún intactos.

Panoramica rio

Así finalizó nuestra pasada por el Parque Nacional Tierra del Fuego, aunque no podemos irnos sin antes darte un consejo.

Bahia La Pataia Consejos

Y ahora sí, te espero pronto por aquí, para seguir compartiendo más posts en Ahicito!

El Faro San Antonio, dentro de las Termas Marinas de San Clemente.

Construído en 1890 y puesto en funcionamiento dos años después, el Faro San Antonio se eleva dentro del predio de las Termas Marinas a unos 63 metros sobre el nivel del mar, a los que se accedían antiguamente remontando los 298 escalones con los que cuenta. Con una estructura metálica pintada a franjas negras y blancas, se trata de uno de los atractivos de San Clemente y se puede visitar pagando un ticket adicional a la entrada a las termas.

Faro desde abajo

Para hacerlo no hará falta trepar escalón tras escalón ya que el faro fue equpado con un ascensor panorámico que permite acceder al mirador vidriado desde el cuál se puede apreciar el paisaje de los alrededores. Sin embargo, en este post no habrá fotos de semejante vista ya que lo visitamos en temporada baja, y resultó ser que el encargado se tenía que turnar para cubrir el puesto de golosinas en un predio prácticamente desierto, así que no estaba. Luego, pasadas las 17 horas de un día otoñal y con la cabeza mojada del baño en las aguas termales, subir al faro no fue una opción interesante.

Piezas del faro

El faro debe su nombre a la expedición de Magallanes, cuya nave capitana “San Antonio” descubrió esta parte del continente, mientras buscaba a otra de las naves que se había adelantado en la exploración de las aguas de la zona.

Museo

Parte de su historia y sus anécdotas son contadas por el personal en una especie de teatro montado rudimentariamente con elementos del mismo faro; pero por supuesto durante un fin de semana de abril esa actividad no está habilitada. Tampoco lo está el museo de la Armada, lindero al faro.

Faro desde Punta Rasa

Quedó pendiente entonces el ascenso, para la próxima visita a San Clemente. Quizá sea buena idea hacerla en verano, para asegurarnos que haya ascensorista…

Paseo por la triste castorera del Parque Nacional Tierra del Fuego.

El de la castorera es un sendero corto y tranquilo; uno de los tantos paseos que uno puede hacer en el Parque Nacional Tierra del Fuego sin ningún tipo de esfuerzo ni dificultad. Siendo así, no tendría realmente mucho sentido dedicarle un post exclusivo, pero ocurre que tiene una particularidad especial: es símbolo de lo grave que puede ser el error humano cuando prioriza únicamente lo económico sin medir siquiera las consecuencias.

Panoramica diques

El castor es un animal fascinante. Es un verdadero ingeniero que construye diques impresionantes con los árboles que corta del bosque con el fin de diseñar un embalse donde instalar su colonia familiar. Tiene un poder de tala impresionante: puede derribar un árbol de 30 centímetros de espesor en apenas 15 minutos, haciendo uso de sus enormes dientes afilados y esmaltados.

El dique del otro lado

El gran inconveniente es que no se trata de un animal autóctono de la zona, sino que muy por el contrario, fue traído con fines peleteros, ya que su piel cotizaba muy bien en los mercados internacionales. Así es como en el año 1946 se introdujeron en Tierra del Fuego 25 parejas de castores canadienses, que en un ambiente similar al propio pero sin predadores naturales, colonizaron la zona de tal manera que hoy son considerados una plaga. Para colmo, el negocio económico concebido al traerlos fue todo un fracaso, y nunca se consolidó.

Diques cortan el arroyo

El tema de pensar al castor como una plaga no es sólo por la cantidad de animales que se han propagado por toda la Isla Grande de Tierra del Fuego incluyendo la parte chilena, sino por el hecho de que están destruyendo el ecosistema. Sus dientes crecen continuamente por lo que están obligados a gastarlos cortando árboles, de los cuales también se alimentan. Con esos árboles construyen también sus famosos diques, dejando en el interior de los embales gran cantidad de árboles que, a diferencia de los canadienses, no están preparados para sobrevivir en el agua ni para rebrotar luego de ser cortados, por lo que terminan muriendo.

Dique Primer Plano

El castor está destruyendo el bosque patagónico en Tierra del Fuego, y en 2015 incluso salío la noticia de que, habiendo más castores que población humana, el riesgo de que se sigan extendiendo más allá de la isla y lleguen hasta Bariloche es algo muy real (ver la nota de Infobae). Además, con sus obras maestras de ingeniería los castores modifican el curso de las aguas y el ciclo de nutrientes dentro del bosque, produciendo verdaderos estragos.

Bosques secos

Se han hecho estudios para eliminar a esta especie invasiva de la zona, pero si bien oficialmente es posible hacerlo, el presupuesto inicial para el proyecto es de más de USD 30 millones, y aún no se ha puesto un peso. Por otro lado, especialistas lo consideran una tarea muy difícil, sino imposible, por las características de la zona con tantas islas, y la forma en que el castor ya se ha extendido por todas ellas. Algunos intentos más caseros se hicieron a nivel local, incentivando a la población a capturar castores con una recompensa específica por cada ejemplar, pero sin grandes logros. También se ha pensado en permitir la caza a gran escala, e, incluso, en introducir la carne de castor en el menú de los restaurantes.

Arboles muertos

Por ahora, y aunque sea muy difícil verlos debido a sus hábitos nocturnos, los castores invaden Tierra del Fuego de forma alarmante. Dentro del parque se controla su población para minimizar el impacto de sus actividades, censándolos y capturando ejemplares de forma de mantener su número reducido, bajo control, y evitanto también la migración hacia otras áreas de la isla.

No pasar

En fin, un error del hombre que podría costarle caro a la Naturaleza. Es importante indicarle al castor “No Pasar”. Y más importante aún es que el hombre deje de hacer cagadas, y empiece a pensar con la cabeza en lugar del bolsillo.

Dos despegues oficiales en Ezeiza: El Emir qatarí y el Presidente mexicano.

Esta última semana de julio fue movidita en cuanto a visitas oficiales a la Argentina, y el viernes 29 más precisamente fue intenso para los spotters en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, porque estaban programados los despegues de dos aviones oficiales, ambos en horas de la tarde y por suerte, con luz de sol apta para las fotos.

El primero de los despegues estaba programado para las 12 horas, pero terminó retrasándose hasta pasadas las 15:30 hs, lo que permitió que me acercara a la cabecera de la pista 35 para registrarlo.

Se trataba del A340-300 de Qatar Amiri Flight, matriculado A7-AAH y de un poco más de 13 años de antigüedad. El Emir Tamin bin Hamad Al Thani partía en este avión luego de su visita a nuestro país, que así rodaba por pista hacia la cabecera donde los spotters estábamos esperándolo.

A340 A7-AAH rodando por pista

De a poco, y con el sol encontra de nuestras lentes, el enorme avión de cuatro motores se fue acercando hacia el final de la pista.

A340 A7-AAH se acerca a cabecera

Llegó a cabecera 35 y se desvió a su derecha para hacer suficiente lugar para el giro de 180° que debía hacer.

A340 A7-AAH gira en cabecera

Aquí un acercamiento, en pleno giro.

Acercamiento al A340 girando

Para quedar lateral a nuestra posición, desde donde hasta podíamos ver al copiloto.

A340 A7-AAH lateral

No fue como con los de Aerolineas y Austral en Aeroparque. Este aviador no nos saludó, y siguió atento a que esta bestia aeronaútica se alineara con la pista.

A340 primer plano

Y al fin queda de espaldas a las cámaras, listo para empezar a correr…

A340 de espaldas

… y para levantar vuelo a lo lejos, de esta manera.

A340 despegando

El Emir partía, pero allí no terminaría el día fotográfico. Para las 17 hs estaba programada a su vez el despegue del B787 XC-MEX de la Fuerza Aérea de México, transportando al Presidente Enrique Peña Nieto luego de haberse reunido con nuestro propio primer mandatario.

En el interín la pista 17 que estaba en uso fue cerrada, y los despegues comenzaron a realizarse por la pista 11, lo que nos dejaba muy mal posicionados, por lo que tuvimos que mudarnos más cerca de la cabecera 29, por donde el presidente mexicano pasaría sobre nuestras cabezas.

Allí lo esperamos con la ansiedad que nos producía la caída del sol, y la ida del recurso más básico de la fotografía: la luz. Por suerte, desde la torre de control nos avisaron de la llegada de la comitiva cuando aún había buena iluminación, y preparamos nuestras cámaras para gatillarlas cuando vimos surgir el Boeing de esta forma.

B787 XC-MEX Silueta

La contraluz anaranjada de la puesta del sol se hacía más tenue a medida que el avión ascendía, y así nos permitió capturar otro tipo de imágenes.

B787 XC-MEX en ascenso

Así levantaba el tren de aterrizaje y cerraba las bahías.

B787 XC-MEX Bahia abierta

Con el delantero adentro, pero las bahías de los trenes traseros aún operando.

B787 XC-MEX Bahía cerrada

Y ahora con la luz naranja del atarceder colándose de fondo en el cielo.

B787 XC-MEX Cielo azul y naranja

El 787 se aleja y vira a la derecha, con el sol a sus espaldas reflejánse en su fuselaje, creando una hermosa imagen.

B787 XC-MEX anaranjado

Así finalizaron estas visitas oficiales a nuestro país, y por suerte pudimos registrar los despegues para compartirlos con todos ustedes.

Agradecimientos a @PabloK75 que en su blog Desde El Patio estuvo informando sobre los aviones que llegaban y salían con estas personalidades, y muy especialmente a @toledovictorh que nos mantenía al tanto del despegue del presidente mexicano vía Twitter.

Y a ustedes los espero pronto por aca. ¡Nos vemos en el próximo post!