Reporte de Vuelo: Viajando a Ushuaia con Lan Airlines.

En mis más recientes vacaciones hice una recorrida por el sur argentino cuya primer parada fue la fabulosa ciudad de Ushuaia, en mi opinión, uno de esos lugares que hay que conocer sí o sí. Por supuesto, el traslado hasta la ciudad más austral del mundo fue por avión, y en este caso estuvo a cargo del vuelo LA4442 de Lan Airlines, que demoraría casi 4 horas en llevarnos de un punto al otro.

Si bien es un vuelo medio pesadito ya que parte a las 4:40 de la mañana, al hacer el web checkin el día anterior y no poder cambiar los asientos asignados me imaginé que el avión iba a estar bastante lleno, y así fue efectivamente.

Colchon de nubes

Un manto de nubes bajo el A320 de Lan Airlines.

Igualmente, cuando llegamos a Aeroparque a esa hora de la madrugada todo estaba muy tranquilo. Hicimos la entrega de equipaje sin inconvenientes, que en este caso (como siempre que vamos a recorrer varios puntos) se trataba de mochilas, para lo cual nos dieron unas bolsas plásticas dentro de las cuales las metimos a fin de que no se traben las cintas del aeropuerto con alguna tira suelta. Un detalle es que las entregamos ahí nomás en el mostrador, mientras que en oportunidades anteriores viajando con mochila en Aerolineas tuve que entregarla en un sector especial al final de los mostradores. No se si esto fue solucionado con las bolsas plásticas, o quizá es una cuestión de la compañía aérea.

Algo que me llamó la atención al abordar con los boarding pass impresos en casa, es que el personal de tierra de LAN se quedaba con la impresión y no te daba ningún troquel ni nada, con lo cual no te queda más remedio que acordarte de memoria el asiento que te corresponde. Supongo que en caso de inconvenientes con el asiento recurrirán a sus propios listados internos para resolverlo, porque lo que es comprobante físico no te queda nada, a excepción del ticket para el reclamo del equipaje.

Amanece en la ruta

Amanece en el horizonte mientras el LV-BRA sigue proa hacia Ushuaia.

Una vez a bordo, el capitán se presentó y anunció que por restricciones de tráfico aéreo tendríamos una demora de unos 20 minutos. Sin embargo, aunque en la posición de espera de la cabecera 13 tuvimos que aguardar el aterrizaje de otras dos aeronaves, nuestro despegue sólo se retrasó unos 8 minutos. Volar sobre Buenos Aires aún de noche es una experiencia que me encanta. En el video del despegue desde Aeroparque se ve parte de la ciudad iluminada luego de que viramos sobre el Río de la Plata.

Ya en vuelo aproveché para probar el servicio de entretenimiento a bordo, para lo cual ya me había bajado la aplicación en la tablet y en el celular previamente, tal como recomendó Sir Chandler en este post. Antes del despegue la aplicación estaba “tildada” en un anuncio pero una vez en el aire funcionó lo más bien y la pude navegar y hasta mirar una película sin inconvenientes. Supongo que el servicio es así, y que el sistema de entrenimiento se pone “en pausa” en ciertos momentos del vuelo, tal como pasa habitualmente en los vuelos internacionales cuando el capitán habla al pasaje. Lo que sí, una lástima que no tenga cargada música, especialmente hoy en día que con aplicaciones como Spottify hay gente que opta por no ocupar espacio en sus teléfonos con MP3. Quizá con el tiempo Lan vaya incorporando esto también.

Portada

Paisaje de Tierra del Fuego desde el aire.

El servicio abordo incluyó la típica cajita infeliz, que, felizmente, traía la clásica y siempre bienvenida galletita de limón. Pero adicionalmente a la cajita te entregaban también un paquete de maní tipo japonés, que le puso algo de gusto a la parte salada del banquete, ya que las crackers no tenían sabor a nada realmente.

Sobre el Beagle

Sobrevolando el Canal de Beagle, en aproximación final a la pista 25 de Ushuaia.

El paisaje en la ruta a Ushuaia es fabuloso, aún cuando lamenté muchísimo no poder hacer el cambio de asiento al lado derecho, desde el que se aprecia la Coordillera de los Andes durante la aproximación. Igualmente, el lado izquierdo también tiene su costado bonito, y es el que ilustra este post.

Frenando en USH

Touch down y todas las chapas afuera para frenar al A320.

En este video les dejo un resumen de lo que es la espectacular aproximación a USH, y el aterrizaje en medio de un día ventoso y con lluvia.

En un principio lamenté que desembarcáramos por manga, porque desde la plataforma tendría la oportunidad de sacarle unas buenas fotos al LV-BRA que nos había llevado hasta el fin del mundo, pero considerando el frío que hacía luego de pensarlo dos veces no estuvo tan mal.

Una vez retirado el equipaje de las cintas transportadoras, en Ushuaia hay un control de sanidad previo a la salida del área restringida de la terminal, donde constatan que uno no lleve frutas, verduras o artículos de origen animal en el equipaje de mano. Nada demasiado grave, una simple mirada al bolso o mochila que se haya subido a la cabina, y listo. Es bastante ágil y casi no genera demoras.

Despejando la pista

El LV-BRA libera la pista y se dirige a plataforma principal donde USH nos recibiría con un arco iris.

Ya afuera nos dispusimos a buscar un taxi para ir hasta la ciudad. Hacía mucho frío y el viento golpeaba fuerte, y además estábamos casi sin dormir, pero nada de eso importaba: habíamos llegado a lo más austral del país y teníamos todas las vacaciones por delante!

Anuncios

2 pensamientos en “Reporte de Vuelo: Viajando a Ushuaia con Lan Airlines.

  1. Edgar A. Kiechle

    Buenas, buen reporte de vuelo!
    El día 9 de Junio me pego una escapadita el fin de semana a Ushuaia. Salgo a eso de las 4:35 de la mañana.
    Qué lugares me recomendás aparte de lo típico (Canal de Beagle, Tren de Fin del Mundo, Parque Nacional Tierra del Fuego, etc)?
    Mucha gracias

    Me gusta

    Responder
    1. Ahicito Autor de la entrada

      Gracias Edgar!
      Que bueno que te escapes para allá, es una ciudad hermosa! Yo siempre fui en verano pero seguro se puede disfrutar también en invierno. No se si habrá ya en esa fecha actividades de nieve pero pasate por turismo (frente al puerto) para averiguar y estamparte el sello del fin del mundo en el pasaporte. Una fija es el Museo del Presidio. Se que hay algún otro museo, ideal para la fecha que vas, pero no los visité así que no puedo decir qué tal son.

      Espero que disfrutes el viaje, y ojalá puedas hacer la navegación por el Beagle en esas fechas porque es una experiencia extraordinaria!

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s